Logo El Confidencial
El tercer vástago de la periodista

Léonard Trierweiler, el hijo de Valérie que cocina para Julie Gayet

Es el hijo pequeño de la periodista y exnovia del presidente Hollande. El joven acaba de cumplir 18 años, trabaja como pinche en las cocinas del Elíseo y es el enemigo público número uno de Sarkozy

Foto: Léonard Trierweiler se forma en la escuela de cocina más prestigiosa de Francia, L'École Ferrandi (Twitter)
Léonard Trierweiler se forma en la escuela de cocina más prestigiosa de Francia, L'École Ferrandi (Twitter)

Acaba de cumplir 18 años y, además, trabaja en el Elíseo. Léonard Trierweiler ingresó como “aprendiz” en las cocinas del palacio presidencial hace unas semanas. El joven estudia en una de las escuelas más prestigiosas de alta cocina de París. L’école Ferrandi está considerada como la Universidad de Harvard de la gastronomía cuya matrícula anual supera los 7.500 euros, según Le Monde. En ella, Léonard no solo está aprendiendo a cocinar. También les enseñan a gestionar correctamente los salones de un restaurante. Por ello, durante su periodo de prácticas en el Palacio del Elíseo, aprenderá a cocinar para importantes (y numerosos) comensales como son jefes de Estado y de Gobierno. Pero, según afirman los medios franceses, es probable que también se haya visto obligado a dar servicio a amigos del presidente de la República.

Léonard trabaja como aprendiz en las cocinas del Palacio del Elíseo (Twitter)
Léonard trabaja como aprendiz en las cocinas del Palacio del Elíseo (Twitter)

Ha recibido una felicitación por su cumpleaños de su madre vía Twitter. Léonard es fruto de la relación entre la periodista (y exnovia de Hollande) Valérie Trierweiler y Denis Trierweiler. Por delante de Léonard están Anatole (21) y Lorrain (20). El joven se mueve con destreza en los círculos intelectuales galos del brazo de su madre. En más de una ocasión, los fotógrafos lo han captado acompañando a su madre a la ópera, durante la promoción del libro (Merci pour ce moment) donde narró la infidelidad del presidente de Francia, François Hollande, o en la fiesta de cumpleaños de su progenitora en un local gay de París.

Pero existe otro terreno, y no es precisamente el de los focos, donde el joven se mueve con destreza. Ha llegado a recibir el sobrenombre del “francotirador” de Twitter. Sus acaloradas discusiones con Louis Sarkozy, el hijo del expresidente galo, a través de esta plataforma de microbloging, llegaron a convertirse en un asunto de Estado. Entre los muchos asuntos que debatieron estaban el de los 500.000 euros que les costaba al Estado mantener a la periodista como novia del presidente Hollande o el uso de una tarjeta de crédito del Elíseo que utilizaba la madre del 'pequeño Sarko'.

Quizá, Léonard se haya tornado en el mejor espía de la periodista en el palacio presidencial porque, gracias a él, podrá conocer cuánto frecuenta las cocinas palaciegas la actriz Julie Gayet ahora que se ha mudado a la residencia presidencial.  

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios