Logo El Confidencial
gran fiesta en barcelona

Irina, Ana Boyer, Verdasco y Genoveva, solteros de oro en la fiesta de Pronovias

Un grupo de trescientos invitados se trasladaron hasta el hotel Miramar para seguir manteniendo alto el pabellón festivo tras el desfile de la conocida firma de novias

Una vez que finalizó el desfile de Pronovias en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, al que acudieron dos mil invitados llegados de todas partes del mundo en las que el imperio Palatchi tiene tiendas abiertas, un grupo de trescientos “amigos” se trasladaron hasta el hotel Miramar para seguir manteniendo alto el pabellón festivo. Entre ellos estaba la gran estrella del desfile: Irina Shayk. Hubo champán a demanda, cócteles variados y barras estratégicamente dispuestas para que no hubiera apelotonamientos. Por todas partes había delicatessen de todo tipo: desde especialidades japonesas con el sushi realizado en el momento a recetas mediterráneas y nórdicas con un salmón espectacular. Y, como santo y seña de la casa, no podía faltar el “pa amb tomaca” que entusiasmó a un grupo de invitadas asiáticas que prácticamente hicieron guardia junto a las bandejas de jamón.

Una puesta en escena que también compartieron las modelos que habían participado en el desfile. Cambiaron los trajes de novia por vestido de fiesta y verlas a todas ellas juntas y comiendo a dos carrillos resultó impactante. Una de las preguntas que muchas de las invitadas se hacían en momentos donde la ‘operación bikini’ es urgente era cuál es la fórmula para que ellas mantengan la talla 35 y el resto de las mortales  no.

Además de esta duda existencial, que las protagonistas no desvelaron, limitándose a explicar que se trataba de “una cuestión genética”, la fiesta Pronovias también podía haberse bautizado como la “noche de los solteros de oro” capitaneados por Irina Shayk. La modelo  apareció en la terraza del hotel Miramar con un impactante vestido de seda de color negro pegado al cuerpo y cuando una invitada le comentó: “Me encanta tu novio”, refiriéndose a Bradley Cooper, ella, con una sonrisa y sin mosquearse, comentó: “Y a mí también”. Pasada la medianoche, Irina “oficializaba” por fin su noviazgo y todos tan felices.

Ana Boyer y Fernando Verdasco (Gtres)
Ana Boyer y Fernando Verdasco (Gtres)

Ana Boyer, Fernando Verdasco, recién llegado del Open de Madrid donde había perdido contra Mola, fueron otros solteros que por el momento prefieren mantenerse asi.  En su futuro inmediato no hay campanas de boda. El ritmo deportivo de Verdasco es trepidante y la pequeña de la saga Preysler está en el primer escalón de sus proyectos profesionales. Una cosa es montarle la empresa de cremas a mamá y otra muy diferente hacerse un hueco en un mundo laboral donde la competencia es grande.

En los planes de Genoveva Casanova, ya liberada de la presión afectiva al ser público su noviazgo, no entra una boda rápida. Según confirmó a Vanitatis el  propio Michavila, no les gusta “adelantar acontecimientos. Hay decisiones que no nos hemos planteado. Nos estamos conociendo como pareja y administrando que somos una familia con siete hijos”

Malena Costa, Fiona Ferrer y Enrique Solís también formaron parte del listado Golden de los solteros. 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios