Logo El Confidencial
dejará la cartera con la legislatura

La discreta familia del ministro Luis de Guindos que no quería que aceptara el puesto

El ministro de Economía está casado y tiene dos hijos. Han sido su principal apoyo durante los años al frente de la crisis española

Foto: Luis de Guindos en la boda de su hija (Gtres)
Luis de Guindos en la boda de su hija (Gtres)

“Si no quieres, no tienes por qué aceptar, papá”. Esa fue la frase que los hijos de Luis de Guindos (55 años) le dijeron al economista cuando Mariano Rajoy le ofreció la cartera de Economía. Corría el año 2011 y De Guindos trabajaba para el consejo de administración del banco Mare Nostrum. El ministro aceptaba un puesto que le obligaría a tomar medidas por las que no iba a despertar muchas simpatías, pero le movía el desafío de sacar a España de la mayor crisis en la que ha estado sumido nuestro país. De Guindos, ambicioso en el trabajo, pensó que era de los únicos que podrían tomar las riendas de la economía.

Cuatro años después de aceptar el reto de Rajoy, el ministro de Economía ha anunciado que no volverá a ser ministro si el PP gobierna otra legislatura. Su familia, una vez más, estará a su lado en un futuro que, según parece, se desarrollará en Bruselas.

Luis de Guindos vive con su mujer, Belén Liras de las Heras (55), en un adosado con piscina al norte de Madrid. Allí todavía están empadronados sus dos hijos, Belén (1989) e Íñigo (1991). Su hija protagonizó el evento familiar de la legislatura al casarse el año pasado con el economista portugués Gonzalo Diniz Mendes.

Luis de Guindos, en una imagen de archivo (Efe)
Luis de Guindos, en una imagen de archivo (Efe)

Familia economista

Su mujer, Belén, ha participado en varias empresas a lo largo de su vida. En la actualidad aparece junto a su hermana como administrador mancomunado en Ronda de Segovia S.L, una sociedad que montó en 2011 y que tiene un capital de 261.800 euros.

Los dos hijos de la pareja son economistas. Sin embargo, pese a la influencia que su padre podría ejercer para que sus hijos tuvieran un buen trabajo, parece que no ha querido interferir. Íñigo hizo unas prácticas en Price Waterhouse Cooper en las que cobraba 400 euros al mes por 35 horas semanales. Tras eso, trabajó hasta el pasado mes de enero en Abante Asesores.

Tenis y Marbella

A sus hijos, De Guindos también les ha sabido transmitir su afición al tenis, deporte al que juega con frecuencia, siempre que no está en Bruselas. Seguidor de Rafa Nadal, el ministro se ha dejado ver alguna vez en el Open de Tenis de Madrid.

Con los suyos también disfruta en los veranos de Marbella, donde la familia se relaja lejos de los objetivos fotográficos. Allí coinciden con el matrimonio Aznar y con la exministra Ana Mato.

Discreto y ambicioso”, tal y como le describen personas que le conocen, De Guindos pasó un momento muy difícil cuando detuvieron a Rodrigo Rato, su antiguo jefe y amigo. “Estuvo muy enfadado con él, pero la relación ya estaba rota”, cuentan las mismas fuentes. En ese momento, como ahora, la familia estuvo a su lado. 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios