Logo El Confidencial
visita de estado de los reyes de españa

Las dos 'reinas' del Elíseo: la oficial, Julie Gayet, y la oficiosa, Ségolène Royal

La ministra de Ecología francesa ha devenido en 'primera dama' durante la recepción de los Reyes de España en su visita a Francia. Pero ¿qué opinará de este rol la verdadera pareja de François Hollande?

Foto: La 'reina invisible' Julie Gayet y la 'visible' Ségolène Royal (Vanitatis)
La 'reina invisible' Julie Gayet y la 'visible' Ségolène Royal (Vanitatis)

Martes, media mañana en París. La brisa que traspasa el umbral del Arco del Triunfo parisino deja en quienes esperan, el presidente de la República Francesa, François Hollande, y su exmujer y ministra de Ecología, Ségolène Royal, cierta sensación de frío. Ambos esperan la llegada de los Reyes de España, Don Felipe y Doña Letiziaque serán recibidos con honores con motivo de su primera visita de Estado.

Ese ligero viento no solo mueve la melena de la responsable de la cartera de Medio Ambiente. También 'revuelve' las tertulias de las cadenas de televisión francesas. En ellas, los comentaristas se preguntan por qué Hollande ha decidido que su expareja (y madre de sus cuatro hijos) desempeñe el rol de primera dama. Que sea, en definitiva, la 'reina oficiosa' extramuros del palacio del Elíseo durante los tres días que durará la visita de los Reyes de España. Pero ¿qué opinará la actriz Julie Gayet, 'reina oficial' intramuros de la residencia presidencial?

La fotografía de los Reyes de España y el exmatrimonio ha resultado todo un desafío. Y, a pesar de lo que la prensa del país pueda decir sobre las múltiples instantáneas que ha dejado la primera jornada de esta visita de Estado, ni Royal llena el vacío dejado por la ausencia de la exprimera dama, Valérie Trierweiler, ni se trata de un posible acercamiento emocional del jefe del Estado francés hacia su exmujer. Es una cuestión de protocolo.

Los Reyes de España junto al presidente francés, François Hollande, y la ministra de Ecología, Ségolène Royal (Cordon Press)
Los Reyes de España junto al presidente francés, François Hollande, y la ministra de Ecología, Ségolène Royal (Cordon Press)

Según el responsable de comunicación del Elíseo, Gaspard Gantzer, “en ausencia del presidente del Gobierno, Manuel Valls, y del ministro de Relaciones Exteriores, solo la responsable de Ecología (tercera en el escalafón) es quien debe adoptar ese rol de acompañante de presidente”. Pero ¿por qué Hollande no se decide a oficializar su relación con Gayet ahora que esta ya está instalada en el Elíseo y utiliza múltiples servicios propios de la jefatura del Estado galo?

Una encuesta publicada hace escasos 10 días por el diario Le Point mostró que la popularidad del jefe del Estado francés roza el mínimo: un 24% del electorado aprueba su gestión política. La cota más baja en la historia de la República Francesa. Solo Julie Gayet podría hacer que Hollande remontara en los sondeos. Es decir, la opinión pública en Francia aplaudiría que, por fin, la saque de su escondite presidencial para convertirla, oficialmente, en primera dama. 

Protagonista de un 'ménage à trois'

La no confirmación de su romance, destapado en enero de 2014, hace que cada movimiento secreto de la pareja corra como la pólvora por la prensa del país vecino. Inclusive el hecho de que 'utilice' a su ex como primera dama o que una despechada Valérie Trierweiler –a quien engañó con Gayet– aparezca en escena para acabar con su reputación como presidente. Un ménage à trois que ha hecho que los líos de faldas de Hollande también sean objeto de crítica (visita de Estado mediante).

La exmujer de Hollande y ministra de Ecología, Ségolène Royal, flanqueada por la ahora novia del presidente, Julie Gayet, durante un mitin en 2007 (Reuters)
La exmujer de Hollande y ministra de Ecología, Ségolène Royal, flanqueada por la ahora novia del presidente, Julie Gayet, durante un mitin en 2007 (Reuters)

Lo cierto es que el protagonismo de 'la superministra Royal' -así la apodan en Francia- será objeto de crítica (buena o mala) toda vez que ejerza de dueña y señora del Elíseo sin serlo durante estos días. Mientras, Gayet tendrá que contentarse con mantener, quizá, conversaciones furtivas con todos los ilustres (como Doña Letizia) que pisen las alfombras del Elíseo o con disfrutar de unos días de asueto en la 'residencia de verano' del presidente. 

Mientras, también quedará Trierweiler quien, como humillada, tendrá para todos. Dentro y fuera de su libro Gracias por este momento: “Ségolène y él son inseparables, sus deseos de poder desmesurados están por encima de sus cuatro hijos”. Todo con tal de mostrarse crítica con todas las mujeres del presidente. Incluido el mismo presidente.  

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios