el título estaba vacante desde 2013

Carlos López de Carrizosa, el cazador que solicita el insólito ducado de Algeciras

Reclama la sucesión en el título, una solicitud que recogía esta semana el Boletín Oficial del Estado (BOE). Es una persona "razonable y responsable" según su círculo andaluz

Foto: El próximo duque de Algeciras en un fotomontaje de 'Vanitatis'
El próximo duque de Algeciras en un fotomontaje de 'Vanitatis'

El 29 de marzo de 2013, Ricardo López de Carrizosa se iba de este mundo dejando huérfano uno de los títulos nobiliarios menos conocidos de nuestro país: el de duque de Algeciras. Esta semana, la ilustre definición volvía a ser protagonista de titulares: el hijo de Ricardo, Carlos, reclama la sucesión en el título, uina solicitud que también recogía el Boletín Oficial del Estado (BOE). "Es una persona razonable, responsable y en Cádiz tanto a él como al resto de su familia se les tiene un gran aprecio. Están emparentados con los Domecq  pero son la rama menos conocida de ese clan en el que muchos gozan de un protagonismo desmedido, sobre todo en los medios de comunicación", aseguran a Vanitatis desde el círculo andaluz cercano al futuro duque.

Nacido en 1959, el de Algeciras no será el único título del que gozará Carlos López de Carrizosa y Mitjans, que también es el quinto marqués de la Zornoza desde el 16 de febrero de 1999. A ese título se suma otro que acaba de reclamar, el de marqués de la Puebla de los Infantes. Pese a su unión a la localidad gaditana, hay otro lugar al que Carlos permanece indeleblemente ligado: Polán, Toledo. Allí se encuentra otra de las grandes propiedades del clan: "Carlos ha hecho mucho por el patrimonio de su familia. La finca de La Ventosilla no sería lo que es si no fuese por él. Las comidas que ha organizado en ese sitio son legendarias y demuestran su gusto por la buena mesa. Todos los que han ido aseguran que es buen anfitrión", afirman.

Imagen del futuro duque de Algeciras en 'Comando Actualidad' (TVE)
Imagen del futuro duque de Algeciras en 'Comando Actualidad' (TVE)

De hecho, López de Carrizosa es uno de los principales responsables de "organizar cacerías de lujo, si es que ese término existe" en esa finca, también propiedad de su familia. Él mismo defendía las bondades del lugar, dedicado a acoger grupos de personas que quieren dedicar unos días a la caza por el módico precio de 20.000 euros, en un programa de Comando Actualidad emitido en 2012 que se dedicó al lujo. "Es una salida para mantener el patrimonio", decía él mismo, ataviado con una chaquera de Teba.

Un título y una familia con historia a sus espaldas

Pocos repararon, al ver al futuro duque de Algeciras en televisión, que esa chaqueta guarda otra de las anécdotas fundamentales de sus antepasados y su buen linaje. Y es que el abuelo materno de Carlos fue nada menos que el legendario conde de Teba, al que Alfonso XIII le regaló una chaqueta con un tipo especial de lana durante una cacería. A partir de entonces, Teba la mandó copiar a un sastre con ese tipo de lana y una firma catalana le pidió permiso para llamarla así: Teba. Esa otra de las muchas historias de una familia de rancio abolengo y del ilustre pasado de este hombre casado con Fernanda López de Carrizosa y Caballero, once años menor que él.

La Ventosilla, parte del patrimonio del futuro duque (TVE)
La Ventosilla, parte del patrimonio del futuro duque (TVE)

Creado por Alfonso XIII el 31 de diciembre de 1906, la primera persona en ostentar el ducado de Algeciras fue Isabel Gutiérrez de Castro y Cossío. La razón no era un capricho del abuelo de Don Juan Carlos, sino que le otorgó el título por los servicios de su hijo, Juan Manuel Sánchez Gutiérrez de Castro, como presidente de la Conferencia Internacional de Algeciras. La mala suerte quiso que muriese ese mismo año y el título recayese en su madre. 

Como imbuido de una extraña maldición, la duquesa murió también en apenas un año y, finalmente, el título lo obtuvo una bisnieta, María de las Mercedes de Hoyos y Sánchez que, finalmente, lo dejó en manos de su hijo, Ricardo (el padre de Carlos) cuando murió en 1981. Ahora, el nuevo duque de Algeciras es "un apasionado de la caza y de la buena mesa, y un hombre de negocios moderno que puede dar nueva vida a esos títulos", tal y como aseguran aquellos que conocen al próximo dueño de un título con poco más de un siglo de una historia no siempre agradable para este linaje familiar de largo apellido y corto alcance popular.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios