Logo El Confidencial
se casaron en 2005

Pedro Zerolo y Jesús Santos, el matrimonio que quería tener hijos

El socialista se ha muerto tras un año y medio de cáncer, llevaba diez años casado y su sueño era tener hijos

A Pedro Zerolo le quedaron muchos sueños por cumplir. Ambicioso e idealista, el secretario de Movimientos Sociales del PSOE nunca se cansó de trabajar. Por eso, cuando le comunicaron que padecía un cáncer de páncreas, decidió fijar las sesiones de quimio los viernes: así podría trabajar el lunes. Sin embargo, más allá de los sueños en pos de la igualdad, Zerolo ha muerto sin formar una familia. Le habría encantado adoptar, deseo que compartía con su marido, Jesús Santos.

“El amor siempre vence, y no se puede recurrir”, esas fueron unas de las primeras palabras de Zerolo el 1 de octubre de 2005. Se acababa de casar con Jesús en una ceremonia oficiada por Trinidad Jiménez. El socialista contrajo matrimonio tan solo 4 meses después de la aprobación de la ley que permitía el enlace homosexual. Llevaba diez años de relación con su novio y hoy, a tan solo cuatro meses de cumplir su décimo aniversario de boda, Trinidad Jiménez se disculpa entre lágrimas por teléfono: “Lo siento, ahora de verdad que no puedo hablar”, explica en conversación telefónica con Vanitatis.

La noticia de la muerte de Zerolo ha sorprendido a todos, porque pese a su estado delicado, nunca perdió la energía. Ximo Puig, candidato socialista valenciano y una de las primeras personas en hablar tras la noticia, comentaba que le había visto “hacía unas semanas” y que no se lo esperaba. Jaime Lissavetzky no coge el teléfono.

Más allá de su boda, el matrimonio de Zerolo fue de lo más discreto. El socialista se casó por amor y para reivindicar los derechos del colectivo LGTB, pero su marido supo ocupar un segundo plano. Por eso, cuando en enero de 2014 Zerolo anunció su cáncer, Jesús volvió a dar un paso atrás, pero no dejó de estar a su lado.

De él se conoce poco más allá de su trabajo en el departamento de Coordinación del Instituto Europeo de Diseño (IED), en la Escuela de Visual Communication, y las palabras que le ha dedicado Zerolo. “Me cuido y me cuida sobre todo mi marido. Siempre hemos sido un todo, para lo bueno y lo malo, en la salud y ahora en la enfermedad, un cáncer que combatimos juntos”, confesó el socialista en una entrevista publicada en ABC.

El cáncer empezó pronto a hacer mella en Zerolo. Primero en su cabeza sin pelo, luego, cuando el pelo resurgió, en su delgadez. Pero hubo algo que nunca desapareció: su sonrisa. Durante el año y medio luchando contra la enfermedad ha leído, ha ido al teatro, al cine, ha estado con su familia… siempre con su marido al lado.

Después de las elecciones municipales celebró con Ángel Gabilondo los resultados: era el número 3 de la lista. Incluso el pasado 3 de junio denunció un asesinato machista en las redes sociales.

Pedro Zerolo en una de sus últimas apariciones (Twitter)
Pedro Zerolo en una de sus últimas apariciones (Twitter)

Zerolo era ateo, pero remarcaba que tenía sus propios valores en los que creer: se cobijaba en la libertad y en la igualdad. Ahora, los suyos le despedirán donde tantas horas pasó, en la Plaza de la Villa. Hace un mes, confesó: "De irme mañana me iría tranquilo, sabiendo que he hecho un buen trabajo".


 
Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios