Logo El Confidencial
un fenómeno viral

Pietro Boselli, el profesor de matemáticas más sexy, da el salto a las portadas

Su tesis doctoral en una universidad de Londres se centra en la mecánica de fluidos. Se filtró su faceta como modelo y, a diario, acuden a sus clases 20 nuevas alumnas. Pero ¿qué le interesa al italiano?

Nunca un 'modelo matemático' (un sistema donde todas las opciones se pueden simular por medio de ecuaciones cuyas variables están establecidas de acuerdo a lo que se quiere contemplar) había tenido un doble sentido tan certero. El paradigma más ajustado de este método es el italiano Pietro Boselli. Tiene 27 años y hace un par de meses alcanzó fama mundial tras ser nombrado 'el profesor de matemáticas más sexy del mundo'.

Su caja abdominal alcanzó tanta notoriedad en redes sociales que, por un momento, hubo quien obvió su carrera como docente -es doctor en Ingeniería Mecánica por la londinense University College- para centrarse en su breve trayectoria como modelo ocasional. Después de que una de sus alumnas compartiera dos fotos suyas (una posando y la otra dando clase), sus seguidores en Instagram pasaron de 200 a más de medio millón en cuestión de horas.

De la locura que desataron sus músculos a su creciente interés por la mecánica de fluidos y máquinas hidráulicas hay un trecho: a Boselli le interesa más lo segundo que lo primero. Con todo, ha pasado a formar parte de la plantilla de la agencia británica Models 1. Y, tras su fichaje, ya ha posado como chico de portada: se ha convertido en la cara visible de la edición de junio de la revista Attitude compartiendo cartel con el actor Matthew Lewis, de Harry Potter.

Eurler o Gauss forman parte del universo de científicos a los que admira. Y tiene más de nerd (alguien a quien le apasiona la labor científica) que de geek (una apasionado de la tecnología): “Podría estar horas intentando resolver de manera eficaz un problema. Pero sé que llegará un momento en que los descifraré más rápido”, ha asegurado.

20 alumnas nuevas por clase

A pesar de que sabe contar hasta tres (y más), nunca ha intentado impresionar a una chica con un truco matemático. Además, a los backstage de los desfiles suele acudir con libros de ecuaciones en derivadas parciales. Descubrió su pasión por la ciencia a los 16 años y se declara amante de las matemáticas “por su belleza”. Como sus alumnas: “Aunque todos mis alumnos están interesados en mi asignatura porque les apasiona la ciencia, lo cierto es que todos los días acuden a clase una veintena de chicas nuevas”, ha dicho.

A buen seguro, la escuela de Ingeniería verá incrementado el número de matrículas en la asignatura impartida por Boselli el próximo curso. Todas querrán saber por qué se declara amante de las ecuaciones de Navier-Stokes o cuál es la fórmula correcta para despejar la 'X' que orbita sobre su apolíneo cuerpo.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios