Logo El Confidencial
tiene muy poca familia

Joyas, cuadros y pisos: la fortuna de Marujita para una heredera universal

La artista deja un patrimonio de varios millones de euros a Reyes, su única sobrina, con la que tenía una relación excelente

Foto: Montaje de 'Vanitatis'
Montaje de 'Vanitatis'

Solo en joyas tenía una fortuna”, dijo Marujita Díaz cuando al morir su amiga Sara Montiel se especuló con que la manchega podía haber atravesado problemas económicos. Marujita conocía bien el patrimonio de su colega y sabía de primera mano que con la venta de alguna de las piezas que poseía Sara, esta se hubiese embolsado una cantidad lo suficientemente alta como para vivir sin estrecheces. Como ella.

Marujita con uno de sus collares preferidos
Marujita con uno de sus collares preferidos
Su joyero es uno de sus activos más importantes a la hora de estimar su patrimonio. Como oro en paño, la actriz guardaba sus alhajas en una caja fuerte de una entidad bancaria y cuando se las ponía se dejaba custodiar por varios escoltas para evitar cualquier disgusto. Pendientes de esmeraldas y brillantes, anillos de zafiros, pulseras, collares… Las joyas eran la perdición de Marujita, que siguió al pie de la letra que “los diamantes son los mejores amigos de las mujeres”.

En una de sus últimas apariciones televisivas, Marujita dejó que un experto tasara las piezas que portaba. Según el experto, vestía 200.000 euros en brillantes. Esas joyas, que atesoró durante tantos años, llegaron a sus manos gracias a regalos de sus amantes y a su buen ojo para comprarlas. Precisamente en aquella intervención lució una de las piezas más caras y emblemáticas, un brazalete valorado en 120.000 euros regalo de Espartaco Santoni que, según se había publicado, ella misma había puesto a la venta en una conocida joyería del barrio de Salamanca. Sin embargo, la actriz quiso aprovechar para desmentir aquella información luciendo en el programa aquel precioso brazalete de los años 50 formado por un rubí central y 20 quilates de diamantes. 

Pero aquella pieza no era la única que llamó la atención aquella noche de 2013. Además, llevaba unos pendientes de 40.000 euros y un anillo con una gran esmeralda valorado en 25.000. "Es que Marujita supo comprar muy bien en su día y además era de puño cerrado", confiesan a Vanitatis personas de su confianza, que aseguran además que la artista tenía en la actualidad un millón de euros en efectivo. 

Casas por toda España

Pero las valiosas joyas son solo una parte del patrimonio que atesoró esta polifacética artista, que comenzó a trabajar con tan solo 6 años, cuando debutó en el teatro infantil. Dicen que fue la folclórica que más fortuna amasó y prueba de ello es el gran número de inmuebles que poseía.

Varios pisos en Madrid, un chalé en Benalmádena y una finca en Marchena "enorme y muy valiosa" eran sus activos más importantes. Esos y su vivienda de Piedras Negras, una casa ubicada en la exclusiva urbanización de Mirasierra y que, según un amigo de la familia, está valorada en más de dos millones de euros. Este inmueble lo obtuvo de su separación con Espartaco Santoni y en él se encuentran colgados cuadros de Miró y otros pintores ilustres. "Es un palacio", decía la sevillana cada vez que hablaba de su residencia madrileña. 

Marujita con un espectacular collar (Gtres)
Marujita con un espectacular collar (Gtres)

Su sobrina Reyes, la heredera universal

En esta vivienda del norte de Madrid vivía Marujita desde 1961. Allí estaba constantemente arropada por su gente de confianza y su pequeña familia, formada por su cuñado Gregorio y Reyes, su sobrina. Ahora ella será la encargada de cuidar el patrimonio de su tía.

Vanitatis ha podido confirmar que será Reyes quien obtenga todos sus bienes. La relación entre la joven y su tía era magnífica, tanto que Reyes, que siempre ha mantenido un perfil bajo, ha sido la encargada de comunicar a los allegados de su tía su fallecimiento. “Tenían una relación muy especial y Reyes pasaba mucho tiempo con su tía en la casa de Mirasierra”, asegura a este medio un amigo de la familia, que también puntualiza que tía y sobrina comían cada fin de semana juntas en compañía del hijo de Reyes, que tiene ahora 25 años. 

Prudente y siempre en un segundo plano, la sobrina de Marujita, que nació en Madrid en 1952, vio en su tía una segunda madre cuando falleció Emilia, la hermana mayor de la artista. Sin embargo, ni ese sentimiento ha conseguido que, en el día del fallecimiento de su tía, Reyes salga del anonimato. Al tanatorio no ha querido acudir para evitar ser fotografiada por la prensa.

 
Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios