La correspondencia privada entre Marujita Díaz y Emilio Botín
  1. Noticias
¿qué pretendía?

La correspondencia privada entre Marujita Díaz y Emilio Botín

La artista intercambió varias misivas con el banquero cántabro. Desvelamos en exclusiva cuál era su propósito

Foto: La carta de Marujita a Emilio Botín
La carta de Marujita a Emilio Botín

Marujita Díaz atesoró una gran fortuna gracias a que nunca dejó de trabajar… aunque en sus últimos años abandonara su profesión para convertirse en una frikitelevisiva, como ella misma reconocía. Ingeniosa y artista hasta la sepultura, hace cinco años ideó una manera magnífica de hacer negocio: patrocinar los planes de pensiones del Banco Santander.

Atrevida y empeñada en ser imagen de la casa, la artista no dudó en enviar una carta manuscrita a Emilio Botín, entonces presidente de la entidad bancaria. En esa misiva, Díaz le decía al banquero que, dado que ella tenía su pensión en el Santander, su trascendencia y su avanzada edad, era la persona ideal para anunciar los planes de pensiones.

Educado y natural, Botín no dudó en responder a esa cartay emplazó a Marujita a mantener una reunión en las instalaciones de la ciudad financiera del Banco Santander, en Boadilla del Monte. La artista se desplazó, ilusionada, a conocer las oficinas de su banco junto a José Luis Márquez su representante y quien relata esta anécdota.

"A ver cuánto me pagan"

Según su versión, Marujita acudió encantada al Banco Santander diciendo: “A ver cuánto me pagarán por los planes de pensiones”, mientras su representante la calmaba. Iban en un coche Mercedes biplaza, algo con lo que Díaz no estaba conforme ya que tenía que agacharse mucho para entrar en el coche.

Cuando llegaron a la ciudad financiera, le hicieron un tour por las instalaciones y, a continuación, se reunió con Emilio Botín.

Muy contenta, Marujita escuchó lo que Emilio le proponía. No quería que ella fuera imagen de sus pensiones;sin embargo, le ofrecía entradas para ver la Fórmula 1 en Barcelona, ya que ese evento deportivo lo patrocina el Banco Santander.

Lejos de decepcionarse, Marujita acogió entusiasmada esa idea. “¿Te imaginas? Yo en boxes con esas chicas tan guapas, sería la sensación”, fantaseaba camino a su casa de Madrid con su representante.

José Luis le quitó la idea de la Fórmula 1 de la cabeza y al final no se materializó. Porque Marujita, tal y como recuerda, tenía un espíritu joven y le encantaba divertirse. Antes de entrar en los platós pedía un vaso con whisky, según ella, para relajarse; y se enfadaba cuando no ladejabanfumar en espacios cerrados.

Con sus caniches a la tele

Con mucho carácter, su representante también recuerda la gala de Navidad que grabó para ¡Qué tiempo tan feliz!, de Telecinco. Allí se presentó con sus tres caniches vestidos de Papá Noel, empeñada en salir con ellos a plató. “No podía porque los animales necesitan un permiso especial para aparecer”, explica José Luis, quien tuvo que ir a buscarlos para que ella entrase al plató.

Una vez terminada su parte de grabación, Marujita no quería abandonar el programa. “Yo me quedo hasta el final, que soy la que más audiencia va a dar”, argumentaba. Al final la convencieron para salir.

Emilio Botín Marujita Díaz
El redactor recomienda