Logo El Confidencial
por no pagar a sus abogados

El último disgusto de Paulina Rubio: un juez le embarga su casa de Miami

Los problemas judiciales de la mexicana siguen in crescendo. A la última demanda que le interpuso su exmarido Nicolás Vallejo-Nágera se suma que la justicia acaba de embargarle su mansión

Foto: Paulina Rubio (Gtres)
Paulina Rubio (Gtres)

Suma y sigue. Los problemas judiciales de Paulina Rubio siguen in crecendo. A la última demanda que le interpuso su exmarido Nicolás Vallejo-Nágera hace unos días y en la que le reclama 30.000 dólares por el impago de varios meses de manutención, hay que añadir que a la chica dorada la justicia le acaba de embargar su mansión de Miami.

Un juez emitió esta orden el pasado martes después de escuchar los alegatos de los abogados de Paulina, que aseguraban llevar un año sin cobrar sus honorarios. Antes de dejar de representar a su cliente, los letrados decidieron personarse en la corte en una audiencia de emergencia para notificar que ya no volverían a llevar los asuntos legales de la cantante y reclamaron de paso el dinero que les corresponde por haber trabajado los últimos doce meses con Paulina.

Casa de Paulina en Miami
Casa de Paulina en Miami

Para asegurarse de que los representantes legales de la mexicana cobran sus honorarios, la justicia ha decidido embargar la casa de la artista y obligarla a buscarse un nuevo abogado antes de 30 días, ya que de lo contrario, tendrá que ser ella misma la que defienda sus intereses en las próximas audiencias que la enfrentan con su exmarido.

Paulina y Colate en 2010 (Gtres)
Paulina y Colate en 2010 (Gtres)

Desde que se separó de Colate a principios de 2012, los problemas con el empresario no han dejado de sucederse. Primero por la custodia del pequeño Andrea Nicolás y después porque no llegaban a un acuerdo en el convenio regulador de divorcio. En él se acordó que la intérprete de Mi nuevo vicio pagaría a su ex una mensualidad de 10.000 euros y correría con los gastos que surgieran cuando su hijo estuviese con Colate. Un pacto que Paulina habría infringido durante los últimos tres meses y que solo ha sido el penúltimo de sus disgustos judiciales.

 

 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios