Logo El Confidencial
LAS AMISTADES DEL MATRIMONIO HABLAN

La mujer de Vargas Llosa "luchará como una legionaria por su patrimonio"

“Patricia está noqueada”, aseguran amistades de la aún mujer del nobel. Pero advierten que “va a ir a por todas” ante lo que ella “considera una humillación”

Foto: Patricia Llosa junto al príncipe Carlos Felipe de Suecia, en una imagen de archivo (Gtres)
Patricia Llosa junto al príncipe Carlos Felipe de Suecia, en una imagen de archivo (Gtres)

No solo la familia directa del nobel se encuentra descolocada ante el romance de Mario Vargas Llosa. Los íntimos están asombrados y no dan crédito a la manera en que gestiona su nueva situación. Aseguran que ha sido poco caballero. “No había necesidad de colocar a su mujer en esta situación con los paparazzis persiguiéndola y haciéndola preguntas muy dolorosas. Patricia está todavía noqueada, pero conociéndola sé que va a pelear como una legionaria ante lo que considera una humillación. Creemos que a Mario este asunto se le ha ido de las manos. Y no entendemos por qué celebró sus bodas de oro en Nueva York si ya estaba con Isabel Preysler”, explican a Vanitatis desde el entorno del aún matrimonio.

Mario Vargas Llosa junto a su mujer, Patricia (Gtres)
Mario Vargas Llosa junto a su mujer, Patricia (Gtres)

Estos amigos se refieren a la fiesta organizada en Nueva York con toda la familia del nobel para festejar las cinco décadas de matrimonio, cuyas imágenes colgadas en las redes sociales vieron la luz en Vanitatis. Dos días después, el 2 de junio, la nieta Aitana volvía a colgar imágenes de sus “felices” abuelos en la Universidad de Princeton.

Ahora aquella reunión neoyorquina se ha querido presentar por parte de Vargas Llosa como una fiesta sorpresa organizada por los hijos y nietos, que desconocían en qué situación afectiva se encontraban él y su mujer. Y aquí es donde vuelven las fugas informativas. “Imaginemos y demos por bueno que efectivamente era así. ¿Entonces qué hacían Patricia y Mario acompañados de su hijo Álvaro días después en Miami de fiesta? Y puedo asegurar que la visión que tuvimos de ellos no era de un matrimonio ya separado o de que a Mario le hubieran hecho una trampa”, cuentan testigos de lo que ahora se quiere presentar desde la otra parte como una puesta en escena. Unos testigos que aseguran que uno de los temas de conversación era el plan de verano organizado, como todos los años, con estancia en la Bouchinger, “que era donde de verdad se relajaban. No entendemos nada”, sostienen.

“Mario lo ha hecho muy mal”

El viaje a Miami tenía que ver con la participación del nobel en un seminario organizado por Citygroup, al que acudió acompañado de Patricia y Álvaro. Todo transcurrió con normalidad. ¿Qué sucedió en menos de 15 días para que Vargas Llosa confirmara a los reporteros en plena calle en Madrid que efectivamente era un hombre libre y separado?

Esta declaración es la que ha originado el cisma en la familia y en el entorno de los Vargas Llosa. Los hijos, dolidos, apoyando a la madre. Patricia, en crisis, pero dispuesta a luchar por lo que considera su patrimonio. Y el resto, asombrados por este salto al vacío del nobel.

Isabel Preysler junto al escritor en un fotomontaje (Vanitatis)
Isabel Preysler junto al escritor en un fotomontaje (Vanitatis)

En conversación con algunos de los amigos comunes, Patricia, que se ha instalado en Madrid tras un viaje relámpago a su casa de París, les explicaba que “Mario lo ha hecho muy mal” y que debería haberlo llevado de otra manera. Es cierto que antes de que saliera la exclusiva avisó a Patricia de su contenido. La respuesta fue clara: “Si no paras la historia, márchate de casa”. Y es lo que hizo. Esta actuación es la que no comprenden desde su entorno.

“Patricia es una mujer fuerte, resolutiva, que ha manejado con verdadero acierto el imperio económico de su marido. No sé lo que va a ocurrir, porque está francamente dolida. No entiende esa actitud tan poco hábil de Mario, al que ese mundo social no le atrae. ¡Si hasta tiene un ensayo, La civilización del espectáculo, contra la frivolidad!”, exponen.

De Isabel Preysler en cambio dicen poco. “En realidad fuera de España se la conoce por ser la exmujer de Julio Iglesias y la madre de Enrique, pero no forma parte de la high society internacional”. Incluso afirman que es un ejemplo para todas aquellas mujeres que cumplidos los 50 creen que son invisibles para los hombres. Preysler, con 63 años, tres maridos, cinco hijos y dos nietos es capaz de subyugar a un premio nobel con fama de mujeriego.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios