Logo El Confidencial
SE CASABA EL HIJO DE PACO GORDILLO

María Zurita, Fiona Ferrer y Natalia Figueroa, juntas de boda en Mallorca

Fue una gran celebración, con fiesta previa y 200 invitados el día del enlace, sábado. Se casaba el hijo del hombre que ha llevado las carreras musicales de muchos de los grandes, entre ellos Raphael o Rocío Jurado

Bodón este fin de semana en Mallorca. Se casaba Francisco Gordillo Jara con la diseñadora Laura Pons. Al enlace acudió la familia Martos Figueroa casi al completo. Faltó Raphael, que por motivos de trabajo no pudo asistir a la boda del hijo de Paco Gordillo, el hombre que llevó su carrera durante años, al igual que la de Rocío Durcal, Rocío Jurado o Marisol. Fue uno de los representantes más importantes de los años setenta y descubridor del compositor Manuel Alejandro, cuyos temas dieron la gloria a los grandes de la canción española. La relación con Raphael y su familia siempre fue muy estrecha y de ahí que no faltaran a la boda mallorquina.

Estuvieron Natalia y sus tres hijos, más Amelia Bono, la mujer de Manuel. Esta pareja acaba de cumplir siete años de matrimonio y la hija del político José Bono lo festejaba con una dedicatoria en Instagram en la que decía: “Prométeme otros siete años igual de felices que estos”.

Los previos de la boda comenzaron el viernes con una cena de bienvenida a la que acudieron María Zurita, Fiona Ferrer -vestida con un traje de lunares de la firma catalana Tot Home-, Beltrán Gómez Acebo y su novia Andrea Pascual -que parece que serán los siguientes en pasar por la vicaría-, la empresaria Adela Penedo, Ignacio Marichalar y esposa, Carmen Jara -tía del novio y colaboradora del programa radiofónico de Federico Jiménez Losantos-. Otros amigos fueron Diego Antoñanzas, que ha revolucionado el mundo turístico con sus recorridos especiales e históricos a través de Madrid and You; Jacob Bendaham, Raúl Romero, Mario Niebla del Toro... y así hasta 200 invitados, entre los que destacaba la presencia de Donatella Knecht De Massy, sobrina de Alberto de Mónaco.

El vestido, bello pero quizá inadecuado

La ceremonia religiosa se celebró en la iglesia de San Nicolás de Bari. La novia iba vestida por los Alvarno, con un traje precioso de manga larga y cuello alto, pero algo caluroso para las temperaturas y humedad de Mallorca. Una vez terminó la liturgia, los recién casados y amigos se dirigieron a la masía Biniorella, en Campo de Mar, decorada por el colombiano Andrés Cortés.

El vestido de la novia (Vanitatis)
El vestido de la novia (Vanitatis)

El menú se hizo a base de productos mallorquines. Primero unos aperitivos fríos a base de cocas con cebolla, miel, pasas, pimientos asados y verdura variada, chupitos de crema de almendras, trampó con sandía, huevos fritos con sobrasada, tumbet, milhojas de blanquet y butifarrón con membrillo. A continuación, la cena, dispuesta en un impresionante bufé en el que los invitados pudieron elegir entre pastel de escalivada, codornices escabechadas, ensalada de algas con langostino, cazuelas de sepia, lechal asado con manzanas rellenas y un largo etcétera. 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios