Logo El Confidencial
entre amigos

Rodrigo Rato olvida los problemas de fiesta en una finca junto a su novia

El expresidente del FMI y su novia estuvieron en el cumpleaños de Juan Chozas, quien fuera jefe de Recursos Humanos en Bankia

Foto: Rodrigo Rato, en una imagen de archivo
Rodrigo Rato, en una imagen de archivo

Rodrigo Rato (66 años) ha encontrado la manera de evadirse de sus problemas judiciales. El expresidente del FMI tiene embargadas sus cuentas por la investigación de la Agencia Tributaria, pero eso no impide que sus mejores amigos sigan contando con él en las fiestas. Así lo ha podido constatar Vanitatis. Este medio ha confirmado que el vicepresidente de José María Aznar estuvo el pasado fin de semana en una finca en Candeleda (Ávila) muy bien rodeado. 

En compañía de Alicia González, su novia de 44 años, Rato apareció en la fiesta de Juan Chozas, uno de sus amigos más leales, exjefe de Recursos Humanos de Bankia. Chozas celebraba su 60 cumpleaños con un fin de semana en su finca abulense, donde el economista se integró a la perfección entre los más de 30 amigos del anfitrión. Muchos de los que estaban en la fiesta se sorprendieron a ver al expresidente de Bankia, ya que no le esperaban.

La novia de Rato, en una imagen de archivo (Efe)
La novia de Rato, en una imagen de archivo (Efe)

“Lo pasaron fenomenal, sobre todo ella, quien decía: Fíjate, nosotros aquí y mi periódico hablando de él”, explica otro invitado a este medio. Alicia, corresponsal de Economía de El País y colaboradora de Onda Cero, se refería a la noticia que publicó el diario el pasado viernes, donde se aseguraba que “el juez vuelve a embargar las cuentas de Rato”.

Fines de semana fuera

Esta fiesta es solo otro de los planes de ocio de Rato y Alicia. La pareja, que se mueve con chófer por Madrid, aprovecha los fines de semana para escaparse fuera. Bien sea a Asturias, bien a Carabaña, el matrimonio todavía disfruta del nivel de vida que tenían antes de la investigación de la Agencia Tributaria.

En Asturias, la familia Rato Figaredo tiene numerosas propiedades, entre ellas el Palacio de la Riega, en Gijón, que alquilan para bodas. La finca de Carabaña, de dos hectáreas de extensión, es la herencia que los hermanos Rato recibieron de su madre. Situada al sur de Madrid, el terreno cuenta con un antiguo molino convertido en central hidroeléctrica y un edificio adyacente. Hace años, el expresidente del FMI fue acusado de desviar el cauce del río Tajuña para que pasara por su finca y alimentar así la central hidroeléctrica.

Allí, en Carabaña, Alicia aprovecha para dar rienda suelta a su pasión: la repostería. Tal y como se puede ver en las redes sociales, González cocina bizcochos y panes.

La pareja, que aún no ha hecho planes de verano a la espera de saber qué pasara con el banquero, se encuentra a veces con los tres hijos que Rato tuvo con Gela Alarcó. Su exmujer, que en la revista Vanity Fair defendió al exgerente de Bankia, vive con sus tres hijos en la casa de El Viso que en su día compartió con él. Tal y como ha podido saber este medio, en las reuniones con sus amigos comenta que “Rodrigo solo estuvo bien cuando estaba casado conmigo”.

 
Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios