Logo El Confidencial
La joven desfila en la 080 Barcelona Fashion

La hija de Blanca Romero debuta en la pasarela y su madre le prohíbe hablar

La actriz no permitió que la prensa le preguntara a su hija cómo se había sentido en su estreno sobre una pasarela profesional. Su representante no puso ninguna pega, pero una llamada de Blanca lo frenó

No hubo manera. La prensa lo intentó apelando a su innegable y muy prometedor tirón mediático, pero no consiguió una sola palabra. Lucía Rivera Romero, hija de la actriz y cantante Blanca Romero y a quien Cayetano Rivera crió como hija propia, es una de las invitadas ilustres de la 080 Barcelona Fashion, la edición de verano de la pasarela catalana y en la que podemos ver qué se llevará las próximas temporadas. Hoy ha desfilado dos veces, para Yerse y Wom & Now, y el momento era propicio para preguntarle cómo se ve a sí misma, a sus 17 años, sobre una pasarela profesional. La agencia de comunicación que representa a una de las firmas medió encantadísima para sacar adelante una entrevista que truncó su agente: “No va a hablar”.

La joven junto a Malena Costa y Joana Sanz (Twitter)
La joven junto a Malena Costa y Joana Sanz (Twitter)

La prensa insistió en que las preguntas serían lo más blancas posibles, apelando tanto al nombre de su madre como a la ética del cuestionario. En última instancia de apelación y según ha podido saber Vanitatis, Lucía pidió consejo a su madre y fue la propia Blanca Romero quien, telefónicamente, le dio la negativa final: “Ni photocall ni entrevistas. Mi hija es menor y no habla”. Una explicación un tanto peculiar cuando ya en abril de 2014, con 16 años, protagonizó un editorial de moda para ¡Hola! y esta semana la vemos desfilando (y muy bien) en Barcelona ante los medios. Acabados ambos desfiles, la joven se abrazó con Malena Costa y Joana Sanz, la recién estrenada pareja del barcelonista Dani Alves. Se hicieron una foto, besos, buenas tardes y un brevísimo posado para un fotógrafo bajo la atenta mirada de su representante.

Este era el debut de la hija de Blanca Romero y Cayetano Rivera sobre una pasarela profesional. Ya ha protagonizado alguna sesión fotográfica para campañas de varias firmas, la última la protagonizó junto a su madre para una joyería, pero nunca se había subido en una pasarela junto a modelos profesionales.

Algo parecido, aunque menos surrealista, sucedió un rato después con Rocío Herrera Montero, quien se hace llamar Rocio Crusset, hija de Mariló Montero y Carlos Herrera, otra de las modelos novedad de esta pasarela. Si el lunes desfiló para Mango, el miércoles era el turno de la colección V16 de Guillermina Baeza, inspirada en el colorido y estampados de los 70: “Es el primer año de Rocío con nosotras y tiene garra y fuerza de modelo. Es muy profesional y con un cuerpo fantástico para baño, que es más difícil. Tiene una piel preciosa, muchas cualidades y un gran futuro. Pisa fuerte”, explicaba a Vanitatis Belén Larruy, hija de la diseñadora y cara visible de la firma, a quien Rocío le recuerda a Martina Klein. Sin embargo, la recién iniciada maniquí consultó con su agente y la respuesta fue también negativa. “Lo siento mucho”, musitaba Rocío en un perfecto andaluz mientras acababan de maquillarla. Otra vez será.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios