Logo El Confidencial
CRUCE DE ACUSACIONES EN LA FAMILIA

Guerra abierta entre Rociito y sus hermanos por el museo de Rocío Jurado en Chipiona

"Es que no se ponen de acuerdo económicamente hablando y nosotros lo que queremos es que se abra ya porque mi madre se lo merece. Si no quieren hacerlo por las buenas, lo haremos por las malas, por la vía legal”, deja caer Gloria Camila

Foto: Rocío Carrasco y Gloria Camila Ortega en un fotomontaje realizado en 'Vanitatis'
Rocío Carrasco y Gloria Camila Ortega en un fotomontaje realizado en 'Vanitatis'

“No se abre porque a mi hermana no le da la gana. Siento ser así, pero es que no hay por qué engañarse”. Las palabras de Gloria Camila son contundentes. Después de varios minutos hablando con la prensa usando expresiones mucho más diplomáticas, la hija menor de Rocío Jurado y José Ortega Cano decide dejar brotar su espontaneidad y hablar claro: si el museo en honor a Rocío Jurado aún no ha abierto sus puertas en Chipiona es porque Rocío Carrasco no ha querido.

Rocío Carrasco junto a su hermana, en una imagen de archivo
Rocío Carrasco junto a su hermana, en una imagen de archivo

Según la joven, su hermana está poniendo impedimentos a la apertura de la galería por un conflicto de intereses económicos con el ayuntamiento de la localidad natal de la cantante. “Es que no se ponen de acuerdo económicamente hablando y nosotros lo que queremos es que se abra ya porque mi madre se lo merece. Si no quieren hacerlo por las buenas, lo haremos por las malas, por la vía legal”.
 
Gloria Camila se refiere a la última petición formal que ella y su hermano José Fernando han presentado al consistorio de Chipiona el pasado 29 de junio. Los dos hijos adoptivos de 'la más grande' han pedido la puesta en marcha del museo dedicado a la memoria artística de su madre, “máxime cuando han tenido conocimiento de que desde hace cuatro años las instalaciones están terminadas”. Además, aseguran al ayuntamiento que ellos no aprecian inconveniente alguno para la apertura del museo y piden que en caso de que sí existiera se les informara “con el fin de subsanarlo”.

La versión del ayuntamiento

Sin embargo, lo que parece un mero trámite, la apertura de un museo que lleva listo más de cuatro años, no va a ser nada fácil. Según declaró el alcalde de Chipiona el año pasado en la televisión local, “el contenido del museo es de Rocío Carrasco y mientras ella no dé el permiso para usar el material”, no puede abrirse al público.

Gloria Camila en Chipiona, en una imagen de archivo
Gloria Camila en Chipiona, en una imagen de archivo

“No acabamos de ponernos de acuerdo ni en cómo ni de qué manera. Le hemos presentado distintas maneras, pero no hemos sido capaces de acordar nada y yo no puedo abrir un museo mientas no tenga la garantía de que puedo utilizar el material. Estamos en frente de una familia con problemas y hay que llegar a un acuerdo con ellos. Este museo es una patata caliente para Chipiona”, decía el alcalde algo enojado en 2014.

Ahora, un año después las negociaciones no parecen haber avanzado y, a juzgar por las palabras de Gloria Camila, las relaciones entre la hija biológica y los hijos adoptivos de Rocío Jurado son más tensas que nunca. Y no solo por los conflictos surgidos por el polémico museo.

Un conflicto familiar agravado con el tiempo

La hija de Rociito, Rocío Flores, también se posicionó del lado de sus tíos tras el conflicto con su madre y eso ha empeorado la situación. De hecho, hace solo unos días era el cumpleaños de José Fernando y, con su padre ya fuera de prisión, a la celebración acudió todo el núcleo duro del clan, incluida la hija de Antonio David.

La joven, que cumplió la mayoría de edad el pasado año, mantuvo una fuerte discusión con su madre hace casi tres veranos y el enfrentamiento entre madre e hija precipitó su salida del domicilio materno para irse con su padre. Aquel cambio de residencia mejoró mucho la relación con sus tíos José Fernando y Gloria Camila, a quienes la joven siempre ha tenido mucho aprecio -sobre todo a Gloria Camila, con la que incluso comparte amistades y planes de ocio-.

Ortega Cano junto a su hijo José Fernando (Gtres)
Ortega Cano junto a su hijo José Fernando (Gtres)

Por su parte, José Ortega Cano trata de quitarle hierro a un enfrentamiento que es público desde que su hija se refiriese en una entrevista a su hermana Rociito diciendo: “¿Mi hermana? ¿Qué hermana? ¿Esa a la que no veo desde hace tres años?”. El diestro, haciendo gala de la diplomacia que le caracteriza con la prensa -sobre todo desde su salida de prisión- ha dicho que es muy lógico que sus hijos quieran que se abra el museo ya que lleva varios años preparado. “Ellos son hijos legítimos como Rocío Carrasco, y es muy normal que quieran que se abra el museo que ya está terminado y con todos los fans mandando mensajes para ir a visitarlo. Tiene que abrirse. Es la voluntad de su madre”, ha insistido el torero.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios