Logo El Confidencial
VIVEN EN SUIZA Y VERANEAN EN MARBELLA

Francisco Ortiz von Bismarck, en Marbella ajeno a su problema con la Hacienda suiza

El hijo del matrimonio que abanderó la jet de la Marbella de los años 80 lleva una vida más discreta, sobre todo desde que hace casi tres años él y su mujer tuvieran su primer hijo

Foto: Luis Ortiz, Gunilla Von Bismarck, Francisco Ortiz y su mujer (Gtres)
Luis Ortiz, Gunilla Von Bismarck, Francisco Ortiz y su mujer (Gtres)

No es fácil encontrarse a Francisco Ortiz Von Bismarck en los saraos marbellíes desde que ha sido padre. El hijo de Luís Ortiz y Gunilla Von Bismarck, y su esposa, la letrada Elísabet Dutú, salen poco, pero alguna vez se permiten alguna escapada. A la pareja les encanta la magia y Vanitatis les encontró en la noche del Mago Pop haciendo una excepción y divirtiéndose en Starlite. “Es que con los enanos no paramos. Hay que estar muy pendientes de ellos y no tenemos tiempo para nada”, explica Elisabet.

La vida que lleva el matrimonio Ortiz Dutú es mucho más familiar desde hace dos años, cuando nació Francisco, y un poco más con la llegada del segundo. Cambio de hábitos: más playa y perderse por algunos chiringuitos playeros como El Trocadero para comer, con amigos, y para que los niños, de dos y un año, jueguen y se diviertan. El resto lo pasan en la mansión que la abuela Gunilla tiene en la Sierra de Istán. Todo un paraíso. En Sagitario, que así se llama el refugio de la abuela 'Guni', la pareja tiene su segunda casa.

Allí en plena sierra, cuando Gunilla construyó la casa, hizo un anexo aparte para que Francisco y su familia tenga su propia intimidad. “¿Te has dado cuenta? –indica Francsico– los nenes son iguales a su abuelo”. Y es que los marchosos yayos “babean” con los infantes. Eso sí, Gunilla sigue sin bajarse del burro y no deja que la llamen abuela.

Una anuncio en la prensa buscando a Francisco

Francisco Ortiz Von Bismark y Elisabet Dutú (Gtres)
Francisco Ortiz Von Bismark y Elisabet Dutú (Gtres)

La pareja alterna su vida entre la Costa del Sol y el país Helvético, “ahora estamos aquí unos días, pero luego nos marchamos a Suiza donde residimos”, explica Elishabet. Precisamente en el país suizo tuvieron un desagradable encontronazo con la administración fiscal, que publicó en Internet un anuncio de búsqueda de Francisco José Ortiz von Bismarck.

El semanario Sonntagszeitung informó de que Francisco estaba siendo buscado por Suiza, citando un anuncio publicado el pasado 21 de abril en el boletín oficial del país. En dicho anuncio se instaba a Von Bismarck a presentarse en un plazo de 10 días y a facilitar una persona de contacto en Suiza que pueda representarlo ante la administración fiscal. Este modus operandi se utiliza en el país europeo, como último recurso, cuando no se llega a contactar con una persona que es objeto de una solicitud de asistencia administrativa en materia fiscal.

Pero Francisco no quiere de hablar de estos asuntos privados. La pareja regresará dentro de poco al país helvético. Eso sí, antes pasarán por Aragón, donde reside la familia de la abogada. Su familia es de Huesca. Allí también van en invierno para esquiar en las estaciones del Prineo oscense.

Francisco y Elísabet se casaron en noviembre de 2010 en una ceremonia civil que tuvo lugar en el Pavillon des Verwaltungszentrum de Zurich, Suiza, a la que sólo asistieron los familiares y amigos más cercanos de la pareja, y que estuvo oficiada por la juez de paz del distrito. Posteriormente, en el verano de 2011, volvieron a casarse por el rito protestante en Tenerife.

Ambos han optado por un estilo absolutamente discreto muy alejado del que exhibieron en sus gloriosos tiempos Gunilla y Luis. Casi cinco años después de aquel primer 'sí, quiero', a los dos se les ve felices juntos.  

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios