Rafa Benítez, la 'vaca púrpura' del fútbol español
  1. Noticias
en la cumbre de técnicos de la uefa

Rafa Benítez, la 'vaca púrpura' del fútbol español

El entrenador del Real Madrid ofrece una imagen muy distinta a la que nos tenían acostumbrados sus antecesores. Su último 'look' rompe con el modelo de técnico perseguido por Florentino Pérez

Algo está cambiando en el Real Madrid. Este jueves nos despertábamos con la portada de un diario deportivo en el que posaban los entrenadores de fútbol que acudieron a la cumbre de técnicos organizada por la UEFA (el máximo organismo del fútbol europeo). Allí estaban los 17 místeresque representaban a sus clubes. Pero de entre todos, los ojos se detenían en uno: Rafa Benítez, el entrenador del Real Madrid.

En un vistazo general, se veía a un total de 21 hombres trajeados (los 17 entrenadores y cuatro miembros de la UEFA). Tonos oscuros, fundamentalmente grises… Pero, de repente, una chaqueta medio azul, medio púrpura, unos pantalones vaqueros claros (o desgastados) y una camisa de cuadros contrastaba (y mucho) con la del resto de colegas de profesión.

Tal vez, tras este look de Benítez se encuentre la teoría de 'la vaca púrpura', conocida así por ser el título del libro de Seth Godin, un gurú del marketing al que se le considera “el mejor vendedor de América”. Resumiendo (mucho) la obra, Godin viene a decir que hay que diferenciarse para que nuestro producto no se vuelva invisible. “Las vacas parecen todas iguales, pero una vaca púrpura es algo que llama la atención, que nos obliga a pararnos, a mirar e incluso a maravillarnos”. Si es así, Benítez consiguió su objetivo, que pusiéramos los ojos en él. Lo que no logró fue maravillarnos. Más bien todo lo contrario.

Su físico a debate

No es la primera vez que se comenta la imagen del nuevo entrenador del Real Madrid. Ya hace unas semanas, su físico generó cierto debate, sobre todo cuando el exentrenador del Real Madrid Mourinho le llamó gordo como respuesta a unas declaraciones de la mujer de Benítez, quien aseguró que estaban “arreglando los entuertos que deja el amigo...”, haciendo clara referencia al entrenador portugués. Este, que sabe mucho de fútbol, pero poco de diplomacia, ni corto ni perezoso respondió así a Montserrat Seara: “Debería ocuparse de sus cosas en lugar de en mí. Si se ocupara de la dieta de su marido, no tendría que hablar de mí".

Y es que el cuerpo serrano de Rafa Benítez choca con la nueva generación de entrenadores que bien podrían ejercer de imagen de alguna marca de ropa, dígase Pep Guardiola, el Cholo Simeone o Luis Enrique, gente joven, guapa, con percha y un look sofisticado. De hecho, durante la etapa de Benítez como entrenador en la liga inglesa (Liverpool y Chelsea), tenía un mote que habitualmente le coreaban desde la grada:fat spanish waiter(camarero gordo español). También en su etapa en la liga italiana tuvo otro episodio relacionado con su físico. El presidente de la Sampdoria italiana comentó en tono jocoso, pero lo comentó, que “ficharía a Benítez, pero tendría que llevarle primero a visitar a un dietista”.

Florentino Pérez y sus técnicos “con percha”

Desde que Florentino Pérez llegó al Real Madrid la imagen del club y de sus trabajadores se convirtió en uno de los puntos fundamentales del equipo blanco. Ya no valía cualquier cosa. El Real Madrid, nombrado el mejor club del siglo XX por la FIFA, tenía que ofrecer una imagen acorde a su historia. La estética se apoderó del club y del banquillo. De hecho, una de las primeras cosas que hizo fue recuperar a Jorge Valdano, tipo elegante donde los haya, para ser director deportivo del club, una especie de embajador.

Las malas lenguas dicen que Florentino se cargó a Vicente del Bosque porque no le gustaba su imagen. Aseguran que Pérez quería para el banquillo del Real Madrid un entrenador apuesto, “con percha”, se encarga de matizar un periodista deportivo consultado. “Hemos entendido que necesitamos otro tipo de persona, otro perfil de entrenador", llegó a decir el propio presidente. Y fichó a un tal Queiroz, un portugués que nadie conocía pero al que los trajes le quedaban fenomenal. No tenía mucha experiencia en el banquillo, pero sí planta.

Así pues, no es de extrañar que, como aseguró Javier Matallanas, periodistadel Diario AS, el Real Madrid ‒es decir, Florentino Pérez‒ habría pedido al nuevo técnico un plan para adelgazar con vistas a evitar futuras mofas en aficiones rivales. También asegura que el sobrepeso de Benítez habría podido frenar su fichaje por el Real Madrid en anteriores temporadas.

Vaca púrpura o no, lo que marca distinción y además ensalza la imagen de club es tener en las gradas del Bernabéu a Carbonero y a Edurne, y el Madrid de Florentino (y los aficionados al fútbol y al cuore business) se ha quedado sin la una y sin la otra.

Rafa Benítez Real Madrid
El redactor recomienda