Adriana Ugarte, de incógnito en Tánger para celebrar su primer año de amor con Gonzalo
  1. Noticias
SE ALOJARON EN EL MISMO RIAD QUE ISABEL PREYSLER

Adriana Ugarte, de incógnito en Tánger para celebrar su primer año de amor con Gonzalo

La nueva chica Almodóvar ha decidido escaparse a Marruecos este verano con su chico, Gonzalo, y disfrutar bajo el anonimato que le ofrece el país vecino de su primer aniversario juntos

Foto: Adriana Ugarte y su novio Gonzalo en un montaje realizado por 'Vanitatis'
Adriana Ugarte y su novio Gonzalo en un montaje realizado por 'Vanitatis'

Adriana Ugarte celebra su primer año de amor con Gonzalo en un exótico hotel de Tánger. La pareja cogió las maletas a primeros de agosto, cuando la nueva chica Almodóvar terminó el rodaje de Silencio, la película del director manchego, y puso rumbo al norte de Marruecos. Según ha confirmado Vanitatis, la pareja, que guarda con escrupulosa minuciosidad su intimidad, celebró este primer aniversario en un romántico riad, establecimiento tradicional de Marruecos.

Adriana y Gonzalo llevan veinte días alojados en el Riad Hotel La Maison Blanche, un exclusivo establecimiento escondido entre las maravillosas callejuelas de la antigua Kasbah de Tánger. No obstante, sus románticas vacaciones llegan a su fin y en estos días regresan a Madrid para continuar ambos con sus trabajos.

Adriana terminó el 5 de agosto el rodaje de Silencio y, como le decía a sus amigos, necesitaba unas vacaciones “más que comer o respirar”. Metió cuatro trapos en una maleta –a la actriz no le interesan demasiado las tendencias– y puso como destino Tánger. La madrileña ha hecho estas vacaciones lo que más le gusta en el mundo: perderse por las inmensas playas de Tánger, oler a jazmín recién cortado, acariciar la música del país, conectarse a los libros que había dejado a medias y perderse por las calles de la kasbah.

Adriana “es una enamorada de Tánger”, según indican a Vanitatis fuentes cercanas a la actriz. “Desde niña es una admiradora de Marruecos. Con solo cinco años visitó la ciudad por primera vez, con su familia, y siempre que puede se escapa a su oasis preferido”, aseguran a este medio. Ahora no ha querido dejar la oportunidad de perderse por sus estrechas callejuelas junto a Gonzalo, el iluminador del equipo técnico de la película Palmeras en la nieve que le quitó el hipo en la primera escena del rodaje.

Mismo hotel en el que estuvo Isabel Preysler

Para sus vacaciones, la nueva chica Almodóvar eligió para hospedarse un riad de toque francés con mucho encanto ubicado en la Medina: La Maison Blanche, casualmente el mismo palacete en el que se hospedó Isabel Preysler a principios de verano, como adelantó Vanitatis. Para ella pasear por las callejuelas de la kasbah, donde no la reconocen, es todo un placer.

Gonzalo y Adriana comparten aficiones sobre literatura y música y eso les ha hecho disfrutar de grandes momentos en estas vacaciones. La ciudad de Ashila fue una de sus favoritas, en cuya kasbah compraron toda clase de “cachivaches”. Días de desconexión para cargar las pilas de cara al ajetreado final de año que se le presenta a la intérprete con varios estrenos. También hubo tiempo para el estudio. Aunque la artista dejó colgada la carrera de Filosofía y Letras para dedicarse al mundo de la interpretación, su idea es acabarla algún día, ya que solo le queda un año y medio. Y estas vacaciones ha tenido tiempo para ojear en la arabesca terraza de La Maison Blanche alguno libro que otro de sus estudios. Pero Adriana y Gonzalo también han disfrutado de los espectaculares atardeceres que brinda Tánger en verano desde lo alto de la Medina. Allí Adriana ha practicado la meditación a la caída del sol y a leer los versos de los libros de espiritualidad que encontraba en el salón del riad.

Adriana ha cogido fuerza en Tánger “comiendo muchos dátiles, almendras y frutos secos” para afrontar uno de sus otoños más calientes. La protagonista de Silencio vive un año de mieles y no solo en lo sentimental, sino en sus éxitos cinematográficos. Mientras debuta como chica Almodóvar le esperan los estrenos de la película Palmeras en la nieve y la miniserie Habitaciones cerradas. La primera fue en la que Gonzalo y ella se conocieron, por eso, según cuenta Adriana a sus allegados, para ella este film es “una de las pelis de su vida”. La actriz madrileña es de las que cree en el karma y piensa que nada es casual. En ese rodaje le pasó uno de los acontecimientos mas fantásticos de su vida: “conocer a Gonzalo”. La actriz fue a rodar una película y acabó encontrando el amor. En ese tiempo ella ya había roto su relación con el también actor Álex González. Tras un año de relación con el protagonista de El Príncipe, llegaron los desencuentros emocionales hasta que lo dejaron.

Adriana Ugarte
El redactor recomienda