Logo El Confidencial
VÍCTIMA DE UN CÁNCER

Muere Elena Arnedo, la primera esposa de Miguel Boyer y madre de dos de sus hijos

Casi un año después de la muerte del exministro por una insuficiencia respiratoria, muere también su primera mujer, tras luchar contra una larga enfermedad

Foto: Muere Elena Arnedo, la primera esposa de Miguel Boyer y madre de dos de sus hijos

Elena Arnedo, la que fuera primera mujer de Miguel Boyer y madre de sus dos hijos mayores, Laura y Miguel, ha muerto en su casa de toda la vida en el madrileño barrio de El Viso. Hace ocho años le detectaron un cáncer del que aparentemente salió recuperada. Médico de profesión, especializada en ginecología y patología mamaria, era consciente estos últimos meses de que ya poco había que hacer. Esperar y sufrir lo menos posible gracias a los cuidados paliativos, primero en el hospital y después en su domicilio, cuando decidió que lo que quería era volver a su hogar, con sus olores, su cama, donde los amigos la visitaban cuando ya se trataba de una cuenta atrás.

Sus hijos y nietos han estado pendientes en todo momento de cómo evolucionaba la enfermedad de una mujer fuerte, pero que se iba apagando poco a poco. Ella misma en su calidad de doctora les había explicado la situación irreversible en la que se encontraba. Laura ha estado pendiente de su madre y no se fue de veraneo. Hizo guardia y tan solo viajó hace unas semanas a Alemania invitada por unos amigos para evadirse de la tensión que supone el saber que la única alternativa era un milagro. Para los hijos, que estaban muy unidos a su madre, ha sido una tragedia, ya que hace un año también moría Miguel Boyer por una insuficiencia respiratoria.

La aparición de Preysler

Elena Arnedo, hija de la escritora feminista Elena Soriano, fue una mujer brillante que nunca quiso llamar la atención más allá de sus logros profesionales y académicos. Incluso cuando salió elegida concejala por el PSOE en el ayuntamiento de Madrid en el año 2003 pocos sabían que había estado casada con Miguel Boyer.

En 1983 se convirtió sin quererlo en protagonista colateral cuando empezaron los rumores del enamoramiento del 'superministro' con Isabel Preysler. Dos años después, Boyer abandonaba su casa para siempre y se trasladaba al chalé de Arga 1, donde comenzó una nueva vida con Preysler y sus tres hijos. A Elena le costó algún tiempo sobreponerse a lo que muchos amigos consideraron la traición de Miguel, pero como persona inteligente supo que no se podían poner puertas al campo.

Su vida, desde los 19 años, había estado unida a la de Boyer. Estudiaron en el Liceo Francés, pero con varios años de diferencia. Se casaron en 1964, en una ceremonia religiosa, porque era lo que se llevaba. Juntos empezaron sus carreras respectivas: ella Medicina y el Económicas. Juntos también acudían a las reuniones del PSOE y compartían la misma ideología y los mismos códigos de vida.

Una segunda boda

Durante los primeros años y hasta que empezaron a trabajar, la pareja recibía la ayuda de los padres de Elena. No solo les regalaron el chalé, sino que en los primeros tiempos, cuando ninguno de los dos podía mantener el hogar, aportaban lo necesario para que el matrimonio no pasara estrecheces. El destino en forma de Preysler cambió la vida del matrimonio. Boyer se marchó de la casa familiar y eso supuso la ruptura con sus hijos, que aunque ya eran mayores no entendieron la decisión paterna. Sobre todo Laura, que durante un tiempo no tuvo relación con él. Gracias a Elena, la hija dolida retomó el contacto con su padre y este a su vez con los nietos.

Una vez procesada esa popularidad no buscada, Elena volvió a su rutina. Se casó de nuevo con un amigo arquitecto, que la ha acompañado en esta última etapa. Los que la trataban habitualmente aseguraban que Elena fue durante un tiempo infeliz, pero que con el paso de los años consiguió ese equilibrio emocional que le dio paz a su vida.

 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios