Logo El Confidencial
el peruano y la filipina están muy enamorados

Preysler y Vargas Llosa derrochan elegancia y mucho amor en Nueva York

En su presentación pública como pareja se pudo ver a una pareja enamorada y cómplice. Aparecieron agarrados de la mano y permanecieron juntos toda la noche

Estaba llamado a ser el evento del año y no defraudó. Al glamour que de por sí ya posee cualquier fiesta organizada por Porcelanosa este año se unía la oportunidad –que no desaprovecharon– de poder presentar por primera vez en público a la que ya es la pareja del año. Isabel Preysler, musa de la firma de baldosines, y su novio, Mario Vargas Llosa, eran el plato fuerte en la inauguración de la nueve sede de la casa española en Manhattan y su llegada fue tan espectacular como espectacular fue por sí mismo el anuncio de su romance.

Irina Shayk en la fiesta de Porcelanosa (Efe)
Irina Shayk en la fiesta de Porcelanosa (Efe)

Llegaron elegantes, sonrientes y sobre todo muy enamorados. Nada más salir del coche, Mario e Isabel se dieron la mano y ni siquiera ella quiso soltar la del escritor cuando la prensa le pedía un saludo. Lo hizo, sí, pero agarrada aún del nobel.

El desfile por la alfombra roja que les llevaba al nuevo edificio de Porcelanosa fue inmortalizado cada segundo. Había tantos reporteros gráficos como curiosos con su teléfono móvil y ninguno quería dejar escapar el más mínimo detalle. Finalmente, el paseo, seguramente muchas veces imaginado por los protagonistas, nos dejó la estampa de una pareja feliz que no dejó de sonreír ni un momento.

Una vez dentro del lugar que albergaba la fiesta, un edificio remodelado por Norman Foster situado en el cruce entre Broadway y la Quinta Avenida, los 700 invitados pudieron ser testigos de la complicidad que derrocharon el peruano y la filipina. Complicidad y elegancia, porque Isabel dejó a todos sorprendidos con el look elegido para la ocasión, un sofisticado vestido de Alfredo Villalba confeccionado con miles de cristales Swarovski.

Mario, por su parte, se decantó por un traje oscuro, camisa blanca y corbata de lunares. Como complemento, la admiración a su nueva novia a la que no quiso quitar ojo en toda la noche. Así lo reflejan al menos las fotos que algunos invitados, que hicieron las veces de paparazzi, dejaron en las redes sociales.

Invitados de postín

La fiesta de Porcelanosa en Manhattan llevaba tiempo alimentando la prensa del corazón. En primer lugar, porque era la primera aparición pública de Mario e Isabel desde que se destapase su idilio el pasado mes de junio y, en segundo lugar, porque la pareja del año no iba a a estar sola en lo que a personajes del cuore se refiere. Entre los 700 invitados estuvieron Richard Gere, que no acudió con su novia gallega, Sarah Jessica Paker e Irina Shayk, que apostó por un ceñido esmoquin blanco que, como no podía ser de otra manera, le sentaba como un guante.

Richard Gere llegando a la inauguración de la nueva sede de Porcelanosa (Efe)
Richard Gere llegando a la inauguración de la nueva sede de Porcelanosa (Efe)

El acento español a la cita Porcelanosa lo pusieron Cayetano Rivera, Finito de Córdoba y su mujer, Arancha del Sol, Nieves Álvarez, Nuria González y su hermana Yolanda, Tomás Terry y José Bono.

 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios