Logo El Confidencial
se casa el próximo viernes

Javier Maroto: "No hay ninguna polémica con mi boda, me siento apoyado por el PP"

El vicesecretario del Partido Popular habla en exclusiva con 'Vanitatis' para abordar los debates en torno a su enlace con su novio Josema. "Rajoy será duda hasta el último momento", asegura

Foto: Javier Maroto, en una imagen de archivo (Gtres)
Javier Maroto, en una imagen de archivo (Gtres)

La polémica está servida. El próximo viernes 18, en Vitoria, el vicesecretario sectorial del Partido Popular y exalcalde de la capital vasca, Javier Maroto, contrae matrimonio con José Manuel Rodríguez Carballo, Josema para los amigos. Su novio desde hace 19 años.

A pesar de que los protagonistas desearían menos atención mediática ante el evento, que un alto cargo del Partido Popular, grupo que presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la Ley 13/2005 que permite el matrimonio homosexual, se case en su ciudad con su novio de toda la vida y por todo lo alto ha levantado más de un comentario malicioso. Sin embargo, tal y como ha declarado Maroto en exclusiva para Vanitatis, él cree que su boda está dentro de la normalidad. “No es percibida dentro del Partido Popular de manera especial por ser un enlace entre dos hombres -asegura-. Es una polémica artificial creada por los medios de comunicación”. De hecho, el vicesecretario explica que el partido sabía desde septiembre que iba a casarse (“antes de mi nombramiento”, puntualiza) y que el tema ya había sido abordado por la cúpula. "Me siento apoyado por el partido y por el Gobierno", sentencia. 

Sin embargo, sigue en el aire la asistencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a la celebración. “No ha confirmado su asistencia porque tiene otras prioridades de Estado. Será duda hasta el último momento”, aclara Maroto, aunque en algunos medios se ha asegurado que en Génova hay ya un debate abierto entre los que no ven adecuado que Rajoy acuda a Vitoria el próximo viernes y los que sí. “Yo me paso en Génova todo el día y no he oído nada”, declaraba Pablo Casado, vicesecretario de comunicación, el viernes pasado en el programa Espejo público. “Yo iré a la boda, Maroto es un tío estupendo y su novio también”, confirmó Casado, quien intentó terminar con las quinielas de quién irá y quién no. “Él no querría que su boda fuera portada de un medio nacional, normalmente ha sido portada por lo bien que lo ha hecho como alcalde”, sentenció.

En busca de la normalidad

“No entiendo que una pareja homosexual tenga que casarse con cinco invitados y casi de tapadillo. Nuestra boda será en nuestra ciudad, en nuestro ayuntamiento, con nuestras familias y amigos. Como cualquier pareja. Sé que muchos jóvenes vascos ven en nosotros que se puede vivir la homosexualidad de manera natural”. Javier Maroto nunca ha utilizado su orientación sexual como arma política, pero tampoco teme hablar de ella cuando es para dar ejemplo.

En una entrevista exclusiva ofrecida a Vanitatis tras ser incluido en la lista de los gais más influyentes de España, recordó su encuentro con un chico de 18 años que acudió a verle con sus padres, que buscaban un referente gay que le diera confianza. “Le expliqué que hay que vivir con normalidad y exigir y pedir respeto”, explicó. Maroto nunca ha tenido problemas en dar su opinión sobre temas tan controvertidos como el matrimonio homosexual. “Cuando se aprobó la Ley del Divorcio hubo el mismo debate, es cuestión de tiempo que se acabe. Los homosexuales han existido toda la vida -insiste-. Es muy injusto que, después de compartir toda una vida con alguien, los gais viudos no tuvieran ningún tipo de derechos”.

Maroto, junto a su mascota en una imagen de su Facebook
Maroto, junto a su mascota en una imagen de su Facebook

Una pareja anónima

“Presidente, le presento a Josema, mi pareja”. Siete simples palabras con las que el que era nuevo alcalde de Vitoria, Javier Maroto, presentaba su novio a Mariano Rajoy en el año 2011. Claro que cuando desde los 27 años estás obligado a llevar escolta policial por el terrorismo, tampoco tiene por qué asustarte presentarle al hombre que cargó sobre sus hombros el recurso en el Constitucional para evitar tu boda. Y ese era el caso de Maroto.

A pesar de su escalada en el Partido Popular, a base de buen hacer y buena mano, el vicesecretario sigue viviendo en Vitoria con su futuro marido, al que conoció en una reunión de exalumnos de la Universidad de Deusto. Josema Rodríguez tiene dos licenciaturas y es gerente de un grupo de sociedades y fundaciones públicas en Durango, pueblo en el que nació y que logró salvar de la bancarrota. Un currículum a la par del de su pareja, único político vasco que habla a la perfección cuatro idiomas: euskera, inglés, alemán y castellano.

Con el anuncio de su enlace, Maroto vio cómo su relación saltaba a los titulares. La asistencia o no del presidente del Gobierno la ha convertido en la boda del año, la única que podría encontrarse tanto en la sección de nacional como en la de corazón de cualquier periódico. Pero, mientras otros debaten lo que es idóneo y lo que no en la lista de invitados, los contrayentes prefieren quedarse al margen de la polémica para disfrutar los últimos preparativos de un enlace que ha tardado casi 20 años en llegar.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios