Logo El Confidencial
premios chicote

Álex de la Iglesia sobre Trueba: "Sus palabras fueron muy desafortunadas"

Este miércoles el director recogió uno de los premios que otorgó el popular restaurante Museo Chicote de la Gran Vía madrileña, donde Ana Rosa Quintana fue otra de las premiadas

Foto: Álex de la Iglesia sobre Trueba: Sus palabras fueron muy desafortunadas

Durante años, el bar Chicote, en la Gran Vía de Madrid, fue el centro de reunión de políticos, intelectuales, faranduleo, aristócratas vividores y personajes internacionales como Rainiero, Grace Kelly o Ava Gardner, a la que el dueño, Perico Chicote, tenía que sacar por la puerta de atrás junto a Luis Miguel Dominguín, que ejercía de amante estacional, por miedo a que Frank Sinatra asesinara a uno de los dos.

Cuando murió el gran coctelero y a falta de herederos con ganas de sacar adelante el lugar, el bar fue decayendo. Se vendió su colección impagable de botellas al imperio Rumasa, que a su vez lo diversificó, lo que hizo imposible su recuperación. Hace unos años incluso unos rusos quisieron comprar el local para montar una discoteca. Gracias al empeño de Rubén Gómez y sus socios, se recuperó Chicote y hasta se ha mantenido la mesa donde Ava Gardner aguantaba bebiendo como si no hubiera un mañana.

Este lugar, declarado de interés turístico, rememoró este miércoles por la noche la idea del fundador de reconocer públicamente la labor de personajes que destacasen en su mundo profesional. En esta primera edición de los Premios Chicote los elegidos fueron Ana Rosa Quintana, Álex de la Iglesia, Pepe Ribagorda, Antonio Orozco y la campaña 'Doce meses, doce causas' de Telecinco. Los protagonistas tuvieron padrinos de primera como Natalia Verbeke, María Esteve, Màxim Huerta y otros muchos amigos que quisieron apoyar esta iniciativa.

Sorprendido por la interpretación de Raphael

El director de cine Álex de la Iglesia, que en breve estrenara su película 'Mi gran noche', con Raphael y Mario Casas como protagonistas principales, aseguraba a 'Vanitatis' que se encontraba expectante ante la acogida del público porque la crítica ha sido muy buena. “Solo tengo palabras de agradecimiento para Raphael. Estoy fascinado con su vis cómica. Me gustaría que se llevara el Goya porque se lo merece. Me descubro ante él”. Al preguntarle si no le tienta hacer una película sobre la historia de amor de la pareja de moda, Isabel Preysler y el nobel Vargas Llosa, aseguró que tiene “mucho respeto por Vargas Llosa, al que conocí hace un tiempo. Aunque todo es muy cinematográfico, no me lo planteo”.

En cuanto a las polémicas declaraciones de su colega Fernando Trueba al recoger el premio Nacional de Cinematografía asegurando que nunca se había sentido español, Álex de la Iglesia fue rotundo: “Absolutamente desafortunadas y fuera de lugar”.

Ana Rosa Quintana, que acudió acompañada de parte de su equipo, estaba encantada con el premio y con el Museo Chicote, donde se han celebrado algunas de las fiestas de su programa. Màxim Huerta fue el encargado de entregarle la escultura a su exjefa y comentó que “ahora ya puedo salir de noche”. El periodista, que abandonó el programa este verano para emprender nuevos proyectos, prepara la promoción de su última novela, que será un éxito como las anteriores: “Estoy en un momento muy bonito de mi vida. Poder elegir es un privilegio. Y yo lo he hecho”.  

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios