Julián Muñoz, hospitalizado de urgencia tras sufrir un amago de infarto
  1. Noticias
SU ESTADO DE SALUD PREOCUPA A SU ENTORNO

Julián Muñoz, hospitalizado de urgencia tras sufrir un amago de infarto

Muñoz ha pasado la noche sin incidencias y se encuentra estable, pero permanecerá ingresado en el Clínico Universitario de Málaga tras sufrir un amago de infarto

Foto: El exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, en una imagen de archivo (EFE)
El exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, en una imagen de archivo (EFE)

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz, que cumple condena en la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga), continúa hospitalizado en el Clínico Universitario de la capital malagueña y se encuentra estable. Fuentes sanitarias han informado que el exregidor está desde anoche en el módulo penitenciario con el que cuenta el centro médico en su área de hospitalización.

Ha pasado la noche sin incidencias y se encuentra estable, han añadido las fuentes, después de que este viernes fuese hospitalizado por una sospecha de infarto. El exalcalde permanecerá ingresado en este hospital, al que ha acudido con anterioridad en diversas ocasiones a pruebas y consultas al tratarse del centro sanitario de referencia para los internos de la cárcel donde está recluido.

Julián Muñoz empezó a ser juzgado el pasado 2 de septiembre por el 'caso Fergocon' sobre presuntas irregularidades en la contratación de obra por parte del ayuntamiento marbellí, aunque el tribunal eximió ese día al exalcalde de acudir a todas las sesiones del juicio por su delicado estado de salud.

Lo pidió su abogado y el tribunal preguntó a Muñoz si quería comparecer todos los días; a lo que éste, con un estado de salud muy deteriorado, respondió que no creía que pudiera aguantar debido a los problemas de salud, al tiempo que explicaba que a veces tiene que acudir al hospital y que se cansaba mucho. "No voy aguantar el trasiego de ir y venir de la cárcel al juicio", aseguró entonces el exalcalde, que dijo que si debía ir a la vista, acudiría, pero que creía que no iba a aguantar.

Julián Muñoz
El redactor recomienda