Logo El Confidencial
DURANTE LOS PREMIOS 'ESCAPARATE' DE SEVILLA

Leandro de Borbón pide que apoyen a Felipe VI al grito de "viva España, viva el Rey"

El hijo bastardo de Alfonso XIII viajó hasta Sevilla para recoger el premio de la revista 'Escaparate'. Pidió apoyo a su sobrino, "que lo está haciendo muy bien, a pesar de los acontecimientos"

A sus 86 años, Leandro de Borbón se encuentra en perfecto estado de revista: "Muy bien de cabeza y algo peor de movilidad. Como le sucede a mi sobrino", asegura él mismo refiriéndose al Rey don Juan. El hijo bastardo de Alfonso XIII, como así tituló su libro de memorias donde narraba sus peripecias personales hasta llegar a ser reconocido por ley como descendiente directo del bisabuelo de Felipe VI, viajó hasta Sevilla para recoger el premio de la revista 'Escaparate', que dirige Mario Niebla del Toro. Leandro de Borbón, con esa voz grave que asusta a los que no lo conocen, pidió en el Teatro Lope de Vega de Sevilla apoyo para su sobrino, "que lo está haciendo muy bien, a pesar de la gravedad de los acontecimientos que suceden en España y de cómo en Cataluña quieren acabar con él y lo que representa. Desde aquí pido que lo apoyéis”. Así dio por finalizado su discurso, al que añadió un "¡Viva España!, ¡Viva el Rey!".

Don Leandro de Borbón junto a Antonia Dell'Atte (Vanitatis)
Don Leandro de Borbón junto a Antonia Dell'Atte (Vanitatis)

No solo recibió distinción el hijo de Alfonso XIII, sino también una treintena más de personas, entre las que se encontraba Ana Rosa Quintana, el bailaor Farruquito, el conde de Creixell, propietario de las bodegas Murrieta, Antonia Dell'Atte, Vicky Martín Berrocal, Bibiana Fernández, Marisa Jara, José Luis Moreno, María del Monte, Elena Benarroch, Estrella Morente, Javier Conde, entre muchos otros. Hubo tantos premiados que la gala nada tenía que envidiar al Día de la Marmota. Entre premio y premio, actuaciones y subida al escenario del Teatro Lope de Vega de patrocinadores y promotores a los que anunciaba la modelo y periodista Teresa Baca y Raúl Romero. 

Vicky Martín Berrocal durante los Premios Escaparate (Vanitatis)
Vicky Martín Berrocal durante los Premios Escaparate (Vanitatis)

El hilo conductor de la novena edición de los Premios 'Escaparate' era la marca España. De ahí que la decoración contara con banderas españolas colgando a modo de reposteros. La mayoría de las mujeres premiadas eligieron vestidos de gitana, más en la línea de alta costura que para pasear por el Real de la Feria. Vicky Martín Berrocal lució un diseño propio, con los laterales transparentes. Una de las dudas de la noche era saber si llevaba lencería o no, una cuestión que dejó en el aire: "Que cada cual imagine lo que quiera". Otros invitados admiraban el estilismo de Sonsoles Diez de Rivera con un Balenciaga en terciopelo negro y tafetán azul; el Pedro Rodríguez de Pepita Saltillo, la gran amiga de la duquesa de Alba; o el Balmain de Pilar González de Gregorio.

“Sigo utilizando la misma talla que cuando tenía 20 años", explicaba la hija de la duquesa roja, que el próximo lunes tendrá que acudir al juzgado de Cádiz, donde se inicia el juicio por la herencia de su madre. "Cada hermano vamos por separado con nuestros abogados. Es mejor así, porque tenemos intereses diferentes. Otra cosa será que según se vayan desarrollando los acontecimientos pactemos. Lo que no puede ser es que se monte una fundación Casa Medina Sidonia con nuestra legítima y que no hagamos nada. Yo reclamo mis derechos y es por lo que voy a luchar. La vida que llevó mi madre es la que ella eligió y no quiero ni debo juzgarla, pero tampoco puedo aceptar determinadas cosas".

Pilar González de Gregorio (Vanitatis)
Pilar González de Gregorio (Vanitatis)

La gala finalizó pasada las doce de la noche con los invitados a punto de desfallecer. Menos mal que a continuación se sirvió una espléndida cena que animó a la concurrencia. Un menú compuesto por ajo blanco, huevas de trucha de Riofrío, buñuelos de bacalao al carbón, 'noodles' de choco y camarones crujientes, carrillera de bellota confitadas con manzana y canela y, de postre, torrijas y brioche empanado en leche. Hubo flamenco y baile hasta la madrugada. Esa noche, como otras muchas, se echó de menos a la duquesa de Alba, a la que se rindió un homenaje. Ninguno de sus hijos acudió al acto.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios