Logo El Confidencial
les consigue un opel corsa

Tamara Falcó facilita un coche a unas monjas asturianas que lo necesitaban

La hija de Isabel Preysler regaló el coche a la congregación para que hagan sus recados. Se trata de un vehículo de nueve años de antigüedad que llegó a finales de julio al hospital que regentan las religiosas

Foto: Tamara Falcó facilita un coche a unas monjas asturianas que lo necesitaban
Autor
Tiempo de lectura2 min

Es conocida la pasión católica de Tamara Falcó. Hace un par de años que la hija de Isabel Preysler y el marqués de Griñón sorprendió al país con su vuelco en la fe, incluso comentó que se metería a monja “si Él me llama”. Y aunque la llamada aún no ha llegado, Tamara no oculta su lado más solidario.

Y es que, tal y como ha podido saber 'Vanitatis', la 'it girl' ha facilitado un vehículo a las tres monjas encargadas de la Fundación Hospital de Avilés, en Asturias, que lo necesitaban para sus quehaceres diarios. “Las hermanas necesitaban el coche para sus recados”, explica una extrabajadora del hospital, que destaca la “gran labor” de Falcó. Según fuentes del hospital, se trata de un Opel Corsa con nueve años de antigüedad, que llegó a principios del mes de julio desde Madrid como un donativo a la Congregación de las Siervas de Jesús de la Caridad.

Imagen del Opel Corsa (Vanitatis)
Imagen del Opel Corsa (Vanitatis)

Según señalan a este medio, Tamara se enteró de la problemática de estas monjas porque "una amiga de Madrid es hija de una enfermera del hospital y se lo contó". Fue entonces cuando la hija de Isabel Presyler decidió ayudar a esta congregación, y así lo confirman sus representantes. "Es una gesto muy de ella. Ejerció de mediadora entre las monjas y un donante anónimo", aclaran.

Parece ser que una de las hermanas, una peruana de 24 años, acaba de sacarse el carnet y es la particular 'Sor Citröen' del hospital. El vehículo, de color negro, es conocido ya por todos los vecinos de la ciudad. “Lleva una 'L' y tiene los cristales traseros tintados”, describe un vecino de la zona. 

Pero la relación de Falcó con la congregación parece ir más allá. “Sor Magdalena, la madre superiora, ha estado en Madrid en casa de Tamara, y dicen que le gustaría venir a visitar el hospital y conocer su labor”, aseguran trabajadoras de la clínica. Por su parte, las religiosas no han querido ni confirmar ni desmentir el regalo. “Es un asunto privado, una cosa nuestra, de amistad, y no se puede comentar”, declaró vía telefónica una de las hermanas a 'Vanitatis'.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios