La madre biológica de Chabelita: "Darla en adopción fue como si me cortaran un brazo"
  1. Noticias
se quedó embarazada a los 23 años

La madre biológica de Chabelita: "Darla en adopción fue como si me cortaran un brazo"

Roxaca Salca tuvo a Isa Pantoja sola, sin apoyo del padre y sin dinero. Se enteró de que la niña, a la que llamó Andrea Celeste, iba a ser adoptada por Isabel Pantoja gracias a la prensa

Foto: Isa Pantoja en una imagen de archivo (Gtres)
Isa Pantoja en una imagen de archivo (Gtres)

Hasta ahora nunca había hablado, pero a sus 40 años Roxana Salca no puede más. Ella es la madre biológica de Chabelita, que por primera vez ha concedido una entrevista donde confiesa que "solo quiero abrazarla y verla antes de morir". El parecido físico entre ambas es innegable, y aunque no se arrepiente de haber dado en adopción a la joven y destaca los cuidados y oportunidades que ha tenido por ser hija de Isabel Pantoja, abre su corazón para contar cómo fue su embarazo y el momento de dejar a Isa.

"Tenía 23 años, ya tenía una hija de tres, no tenía apoyo de mi familia ni dinero. Me iba con mi hija mayor a limpiar a una casa a cambio de que nos dieran de comer", asegura en exclusiva en la revista 'Lecturas', donde afirma que "nunca pensé en abortar" y que "darla en adopción fue muy duro, es como si a una le cortaran un brazo". Ahora, Roxana vive en Arequipa (Perú) y regenta un bar con su hermano, pero recuerda como si fuese ayer el nacimiento de Chabelita, cuando vivía en un cuartito con su hermana y su prima. Aunque durante toda la entrevista se refiere a la joven como Isabelita, explica que ella decidió llamarla Andrea Celeste, en honor a la televonela 'Celeste' y a su protagonista, Andrea del Boca. "Quería que tuviese una vida de artista", comenta.

"Tenía mucho miedo de darla en adopción. En la Secretaría de Adopciones me insistieron en que era mejor quedarse con los hijos, pero yo le dije que no podía, que no tenía nada", declara. "Quería darle una familia en la que fuera feliz con una mamá y un papá". Tras un embarazo tranquilo y un parto natural y rápido ("cuando estuvieron seguros de que yo no tenía nada para pagar la factura del hospital, me dijeron 'bueno, ya'. Nos volvimos a casa en autobús porque no teníamos para un taxi"), regresó a su casa con el nuevo bebé. "Yo no quería que mi hija mayor viera a su hermana, no quería que se encariñara para luego apartarlas", recuerda. Por desgracia, nunca pudo contarle a su primogénita que tenía una hermana menor. "Se lo quería contar a los 18 años, pero murió con 17", lamenta. Roxana vivió un mes con Chabelita, tiempo en el que tuvo que darle el pecho antes de darla en adopción. "Entonces pensé en quedármela, pero yo estaba muy mal y la niña no tenía ningún futuro conmigo".

Al entregarla, Roxana preguntó si podría saber dónde iba a vivir la niña, pero le dijeron que estaba prohibido. "Sólo podía saber si estaba en Perú o Europa, pero no tenía derecho a nada más". Sin embargo, se enteró de dónde estaba su hija tan pronto como un periódico publicó que Isabel Pantoja viajaría al país andino para adoptar a un bebé de cuatro meses de nombre Andrea Celeste. Cuando Chabelita llegó a los brazos de Isabel Pantoja, era el año 1996. En el aeropuerto de Lima la despidió el por entonces presidente del país, Alberto Fujimori. La tonadillera no se libró de las sospechas de irregularidades en la adoptción, pero fue declarada inocente para alivio de la madre biológica. "La perdí por darle una vida mejor y nunca me he arrepentido", concluye.

Chabelita Isabel Pantoja
El redactor recomienda