Logo El Confidencial
POLÉMICA EN SEVILLA

Gais y cofrades, un tabú hasta para los famosos más devotos

El caso de un joven casado con otro hombre al que el Arzobispado de Sevilla no le deja ser hermano mayor ha desencadenado la tormenta

Foto: Jorge Cadaval y los diseñadores José Víctor Rodríguez y José Luis Medina (Fotomontaje Vanitatis)
Jorge Cadaval y los diseñadores José Víctor Rodríguez y José Luis Medina (Fotomontaje Vanitatis)

“Yo no me meto en con quién se acuesta cada uno. Forma parte de la privacidad de cada persona. Muchas gracias”. Se hace un silencio y colgamos el teléfono nosotros. La voz es de César Cadaval, la otra mitad del popular dúo cómico Los Morancos. ¿El motivo de nuestra llamada? Preguntarle no por una valoración sobre la homosexualidad, sino por el caso de Antonio Jesús Gómez Chamizo, de 31 años, un joven de Villanueva del Río y Minas, al que el Arzobispado de Sevilla no concede la dispensa que permite, según la legislación eclesiástica, ser hermano mayor (máxima autoridad) de la Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y María Santísima de los Dolores. El motivo del rechazo eclesial: estar casado con un hombre desde el 12 de mayo de 2012.

Lo curioso del caso es que el joven sevillano ya fue hermano mayor de esa misma cofradía con 22 años, cuando no estaba unido civilmente a Zeus, su pareja, pero sí eran novios. Antonio Jesús, que participa en esta congregación desde los 7 años, ha pedido clemencia incluso al Papa para que examine su historia “con otros ojos”. De momento, silencio. Las elecciones a hermano mayor del pasado mes quedaron desiertas. Él declara a 'Vanitatis': “Me presenté porque no quiere hacerlo nadie en el pueblo, a todos les parece bien que sea yo, y si no hay candidato, la hermandad va a desaparecer. Por eso pido ayuda al Papa”.

Antonio Jesús Gómez Chamizo (derecha) en una foto tomada cuando era hermano cofrade con 23 años
Antonio Jesús Gómez Chamizo (derecha) en una foto tomada cuando era hermano cofrade con 23 años

César Cadaval, un cofrade comprometido

¿Por qué le preguntamos la opinión sobre este caso que trae de cabeza al Arzobispado de Sevilla a César, de Los Morancos? Porque es hermano y pareja artística de Jorge Cadaval, al que también le gusta mucho la Semana Santa sevillana, y está como Antonio Jesús, casado por lo civil, en este caso con el actor americano Ken Appledorn. Y, sobre todo, se lo preguntamos a César porque no es el típico capillita o amigo del postureo, como muchos otros famosos que se agolpan en los pasos en fechas señaladas para salir en las fotos. César pertenece desde antes de saltar a la fama a la Hermandad de San Gonzalo, está muy presente en la vida cofrade, compuso una marcha incluso para ellos y prueba de su fervor es que un año dio el pregón de la Semana Santa de Triana a los pies del Cachorro.

Jorge y César Cadaval, Los Morancos (Gtres)
Jorge y César Cadaval, Los Morancos (Gtres)

“Entiendo que a la gente le cueste mojarse por un cofrade homosexual anónimo. Y más si son famosos. Que te repudie tu cofradía en una ciudad como Sevilla te puede arruinar la vida social. Lo cierto es que en todas las cofradías hay gais, yo diría que algo menos de la mitad de los miembros lo son, y es algo que se acepta por los otros hermanos. Es una farsa por parte de la Iglesia negarlo. Hablé con la persona que lleva asuntos jurídicos cofrades en el Arzobispado de Sevilla y me instó a ocultar mi condición de homosexual. ‘Si no te hubieras expuesto...’, me dijo. No lo haré. Yo estoy casado legalmente con mi marido y mentir va contra los preceptos de la Iglesia Católica a la que orgulloso pertenezco”, explica Antonio Jesús.

El drama de Victorio & Lucchino

José Víctor Rodríguez y José Luis Medina
José Víctor Rodríguez y José Luis Medina

Otros famosos que vivieron el escarnio público tras su matrimonio fueron los diseñadores sevillanos José Víctor Rodríguez y José Luis Medina, es decir, Victorio & Lucchino. En 2008, la Hermandad de San Esteban cesó a los modistos como vestidores de uno de sus pasos por haber contraído matrimonio conforme a la nueva ley unos meses antes. Les salió caro darse el sí quiero. Los modistos “llevaban toda la vida vistiendo gratis a pasos y por devoción”, según asegura su círculo a 'Vanitatis'. Entonces empezó una cadena de justificaciones por parte de la hermandad y silencios. En la cofradía aseguraron que no expulsaron a los hermanos, que no tenían nada que decir en contra del matrimonio gay y desempolvaron las viejas ropas para vestir a sus pasos. Los conocidos modistos callaron. “Prefieren dejarlo pasar”, aseguró su portavoz entonces.

Siete años después, 'Vanitatis' contacta con ellos para buscar su solidaridad con el caso de Antonio Jesús. Nos atienden amablemente y nos explican que fue una “situación dura para ellos entonces y que no quieren hacer ninguna declaración sobre el tema”. El círculo de los diseñadores nos explica después que el escándalo que mezclaba ese cóctel tabú de homosexualidad y cofradía les afectó mucho: “Son muy devotos, José Luis es además sevillano. Ellos siempre han colaborado vistiendo imágenes sin cobrar un duro. De hecho, si te fijas, los modistos y diseñadores que lo hacen son muchos homosexuales y nadie dice nada. Es un tema espinoso para ellos. Seguro que apoyan al chico, pero ellos bastante tienen con lo suyo”, zanjan.

La respuesta de la Iglesia

La llamada al Arzobispado de Sevilla es obligatoria. La primera vez preguntamos por Antonio Vergara, que es la persona con la que habló Antonio Jesús y, según su declaración, le instó a ocultar su condición sexual. Se nos promete la entrevista y días después nos derivan a prensa. Gay y cofrade: asuntos mayores. Desde la institución eclesiástica explican detalladamente a esta publicación que “todo viene recogido en el derecho canónico. No puede ser hermano mayor nadie que esté en una situación canónica irregular”. Aunque las uniones civiles no están reflejadas en ningún articulado de la ley, se hace clara referencia expresa a las uniones civiles, nunca al matrimonio entre personas del mismo sexo, y a los divorciados que no han solicitado la nulidad eclesiástica. De ahí, que el torero Francisco Rivera cuando presentó, sin éxito, su candidatura el pasado verano para ser hermano mayor de la Esperanza de Triana, esperó a tener finiquitada su pasada unión con Eugenia Martínez de Irujo.

Palacio del Arzobispado de Sevilla (Wikipedia)
Palacio del Arzobispado de Sevilla (Wikipedia)

Las Normas Diocesanas en vigor establecen que “pueden concurrir a Hermano Mayor o a junta de Gobierno los miembros de dicha cofradía de ambos sexos que sean mayores de edad y, conforme al artículo 31, que se distingan también por llevar una vida cristiana personal, familiar y social, así como por su vocación apostólica". Por último, la normativa establece que los candidatos a formar junta de gobierno deberán presentar “si es de estado casado, la partida de matrimonio canónico, así como una declaración de encontrarse en situación familiar regular”.

Las reglas del clero

Por su parte, el arzobispado niega que Vergara instara a no visibilizar su estado. “No se puede instar a nadie a ocultar su condición. Nosotros simplemente lo que hemos hecho es tomar una decisión analizando la decisión que él nos expuso en un escrito”, dicen.

–¿Reciben más peticiones de gais como la de Antonio Jesús para ser hermanos mayores de cofradías? –preguntamos–.

–No le estoy diciendo ni sí ni no. Las normas para ser hermano mayor están claramente expuestas en nuestra web y ahí se reflejan las situaciones canónicas irregulares –nos responde–.

 

También desde el arzobispado aseguran que no está en sus manos la disolución o no de la pequeña hermandad de Villanueva del Río y Minas. “Eso es decisión de los propios hermanos cofrades, no nuestra”, se ratifican. Y no saben si el puesto queda desierto o si tendrán que convocar una gestora para hacerse cargo. “La Iglesia no quiere ni oír hablar de la palabra homofobia”, espeta Antonio Jesús. Y es que como dice un cofrade homosexual de una cofradía malagueña: “Yo lo entiendo. La Iglesia es como un club y ellos ponen sus normas. Yo llevo desde chico y no digo que soy maricón porque pierdo todo lo que he conseguido dentro. Eso sí, no me dejan llevar a mi Virgen a hombros. Un mal menor para lo que me podía pasar”. Antonio Jesús no recibe el apoyo esperado de los rostros mediáticos y espera paciente la respuesta del Vaticano. “Estoy recogiendo firmas, los vecinos del pueblo me apoyan. Lo triste es que si hubiera mentido, no se hubiera formado este revuelo. Voy a acabar abriendo una petición en Change.org, que creo que el que lo lleva [Francisco Polo] es también gay”.

Un último intento

Con la negativa a hablar de Victorio & Lucchino y César Cadaval como precedentes, llamamos en última instancia a Jorge Cadaval para que nos dé su opinión sobre el asunto. Le narramos los hechos. “No voy a decir nada sobre este tema”, dice él. Ningún famoso quiere hacerlo de forma pública.

Descarga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios