Logo El Confidencial
LA BELLEZA DE CIUDADANOS

De Villacís a Arrimadas pasando por Punset: las Venus de Albert Rivera en Ciudadanos

Ser agraciado en política es un punto. Nadie duda de que Adolfo Suárez tuvo una gran baza en su físico para pilotar la Transición desde el Movimiento

Foto: Las Venus de Albert Rivera
Las Venus de Albert Rivera

¿Qué tienen en común una abogada tertuliana de Intereconomía (Begoña Villacís), una andaluza fan del Barça aficionada a la arqueología (Inés Arrimadas), una ex miss (Carmen López), una arquitecta nacida en Londres y experta en energías renovables (Melisa Rodríguez) y la hija de Eduardo Punset (Carolina Punset)? Pudiera ser que todas menos Melisa son licenciadas en Derecho, pero no es eso. Lo que tienen en común es lo mismo que comparten con otras candidatas de Ciudadanos, como la escritora Marta Rivera de la Cruz, candidata por la capital; Rosa Luna Fernández, concejala leonesa y presidenta del Instituto Municipal de Formación y Empleo de Ponferrada o la rubísima Patricia Reyes Rivera, la cara de esta formación en la localidad madrileña de Boadilla del Monte: son jóvenes y guapas. También estilosas; ni una camiseta de rayas ni un estampado ni un color estridente.

Sobriedad y estudiada naturalidad ante todo. Atrás quedaron las perlas de María Dolores de Cospedal o los etnicismos de Soraya Sáenz de Santamaría. Un ejército de atractivas treintañeras invade la política de la mano de Ciudadanos y de un líder al que tampoco hacen ascos las encuestas oficiales de guapura –con permiso de Pedro Sánchez–. Una imagen que no está dejada al azar.   

Begoña Villacís
Begoña Villacís
 

Ser agraciado en política es un punto. Nadie duda que Adolfo Suárez tuvo una gran baza para pilotar la Transición desde el Movimiento en un físico atractivo. Tampoco que este fuera el motivo por el que un joven John Kennedy ganase a un experimentado Richard Nixon en el primer debate televisado en 1960. Parece que Albert Rivera, líder de Ciudadanos, es consciente de esa baza, que también juega personalmente, y se ha rodeado de un equipo de lideresas guapas, atractivas, delgadas y parece que cortadas por el mismo patrón. Aunque hay para todos los gustos, la belleza es el denominador común de las políticas de esta formación: Inés Arrimadas, Begoña Villacís, Melisa Rodríguez, Carolina Punset, Patricia Reyes Rivera, Marta Rivera de la Cruz o la ya denostada Carmen López, que llegó a ser Miss Sevilla, entre muchas otras.

Sin embargo, la abundancia de bellas en Ciudadanos no llama la atención de expertos como Luis Arroyo, presidente de Asesores de Comunicación Pública. “Es casi lógico. Es un partido nuevo, joven, moderno, conservador, que quiere ocupar un espacio de centro, que se nutre de mujeres con formación. Está claro que no van a tener como candidatas a una recua de agricultoras, son treintañeras guapitas. Si vas a la puerta de cualquier centro educativo pijo verás muchas mujeres como ellas. Es un partido ICADE, no un partido envejecido como el PSOE o el PP para bien y para mal”, sentencia Arroyo.

Guapas y ¿creíbles?

Patricia Reyes, de C's de Boadilla del Monte
Patricia Reyes, de C's de Boadilla del Monte

En plena guerra de guerrillas electoral, desde la asesoría de Antoni Gutiérrez-Rubí se apoyan en un estudio sobre este tema en el campo político. "Analizaron cómo se votaría entre un/a candidato/a agraciado/a y concluyeron que la 'guapura' puede aumentar hasta un 20% el porcentaje de votos si solo se tuviera en cuenta el físico. Eso después de analizar 3.000 encuestas", resalta. Pero también asegura que contar con una buena planta se traduce para algunos en "poca credibilidad". “En el caso de Inés Arrimadas ha habido incluso comentarios machistas por parte de medios de comunicación que han terminado 'cosificando' a la candidata", considera. ¿Es deliberado entonces que Rivera se esté acompañando de tanta bella compañera partido? ¿Para entrar en Ciudadanos hay que ser guap@?

De gris el líder y ellas con blusa blanca

Al margen de los análisis de los expertos en comunicación, lo cierto es que Albert Rivera cuida con mucho mimo su imagen y nadie duda del atractivo de las mujeres que ha elegido para acompañarle en sus filas. El político, que presentó su recién nacido partido político en una campaña electoral en la que aparecía desnudo, tiene las directrices claras para el resto de sus colegas, como recoge el manual de Ciudadanos para autoeditar la cartelería electoral al que ha tenido acceso 'Vanitatis': “Recomendamos fotos siempre sobre fondo blanco en el que los candidatos vistan una chaqueta oscura y una camisa blanca (puede ser una blusa en el caso de las mujeres y solo los líderes pueden ir de color gris). La foto debe ser muy natural y fresca, por lo que evitaremos un maquillaje recargado, joyas vistosas o retoques excesivos digitales”.

Inés Arrimadas, con blusa anaranjada, con Rivera durante las elecciones catalanas
Inés Arrimadas, con blusa anaranjada, con Rivera durante las elecciones catalanas
 

Dentro de estas austeras consignas, Inés Arrimadas fue la primera en dar la nota de color. Durante las elecciones catalanas autorizaron a las candidatas a llevar chaquetas rojas o anaranjadas para que “hubiera sintonía” con la bandera catalana, la señera.

Las valkirias de Rivera

Inés Arrimadas, en una foto oficial de Ciudadanos
Inés Arrimadas, en una foto oficial de Ciudadanos

Basta un simple buceo por las imágenes en redes sociales de las mujeres de esta formación política para ver que nadie se sale de la norma. Las 'Venus' de Rivera cumplen a la perfección los dictados del partido y proyectan esa imagen sofisticada, discreta y natural que han ideado los asesores de imagen del partido. Arroyo recalca: “No me extraña un documento así de Ciudadanos. Responde a la imagen de partido pijo que quieren proyectar. La derecha siempre ha sido asociada a un imaginario de belleza, limpieza y pureza. Van con sus genes. Una documentación así destruiría a un partido como Podemos, donde se da por hecho que el vestir no se puede tipificar. Aunque lo del 'look coleta' está también muy estudiado”, dice.

Sin embargo, la belleza no siempre es un rasgo positivo para comunicar un proyecto político. En ocasiones, podría eclipsar el mensaje que el candidato quiere comunicar a sus ciudadanos: “Albert Rivera o Pedro Sánchez tendrán que hacer un esfuerzo adicional para hacer ver que no son solo unas caras bonitas. Las mujeres aquí tienen el doble hándicap de la barrera machista», aclara Luis Arroyo. Pues eso, que larga vida (política) a las bellas de Ciudadanos.

 

Descarga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios