Del glamour de etiqueta a las dotes culinarias: así son las tres candidatas a primera dama de Argentina y un consorte
  1. Noticias
elecciones argentina 2015

Del glamour de etiqueta a las dotes culinarias: así son las tres candidatas a primera dama de Argentina y un consorte

Las parejas de los cuatro políticos que las tienen son, aunque bien distintas, tres mujeres y un hombre con un enorme reto: estar a la altura de la buena imagen de la que goza Kirchner

Foto: Las cuatro parejas de cuatro de los candidatos (Fotomontaje de 'Vanitatis')
Las cuatro parejas de cuatro de los candidatos (Fotomontaje de 'Vanitatis')

Este domingo, Argentina dirime quién acabará ocupando la Casa Rosada, la sede del poder ejecutivo de la República. Entre los seis candidatos hay una mujer, un joven treintañero sin pareja conocida, un divorciado y tres hombres de amplia trayectoria que aspiran a suceder a Cristina Fernández de Kirchner, que precisamente pasó de ser la primera dama de la nación a la presidenta del Gobierno. Las parejas de los cuatro políticos que las tienen son, aunque bien distintas, tres mujeres y un hombre con un enorme reto ante sí: estar a la altura de la buena imagen que los argentinos se han hecho de Kirchner. Estas son las tres féminas y el varón que se disputan la Casa Rosada y el cariño de un país en permanente cambio social y político:

Juliana Awada (esposa de Mauricio Macri): hija de un inmigrante libanés, esta empresaria textil posee una educación cosmopolita que la llevó, siendo muy niña y junto a su madre, por colegios bilingües como el Chester College y por ciudades como Londres, Nueva York o París. La esposa del candidato del PRO (Propuesta Republicana) es un modelo de estilo, ya que su firma de ropa para mujer, con 13 boutiques repartidas por toda Argentina, ha llegado a facturar más de 2'5 millones de euros en 2012. Creyente pero nada conservadora, su marido llegó a decir en una entrevista televisiva que era "insaciable en la cama". Tampoco negó que la llama 'la Negrita' en la intimidad.

Juliana conoció a Macri en un enclave muy particular: un gimnasio. Ambos comenzaron a salir en 2009 y al año siguiente ya estaban pasando por el altar. En 2011 tuvieron a Antonia, la que, por ahora, es su única hija. Los besos que la pareja se prodigó en las primarias celebradas el pasado mes de agosto fueron suficientes como para demostrar que hay matrimonio para rato.

Malena Galmarini (esposa de Sergio Massa): a Awada no le interesa en exceso la política, todo lo contrario se puede decir de la secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano de Tigre (provincia de Argentina). El título es largo pero es la mejor prueba de que la esposa de Massa, nacida en San Isidro hace 40 años, ha dedicado gran parte de su vida a la arena política y se mueve en ella como pez en el agua.

Unida a Massa desde hace diecisiete años y madre de dos hijos, Tomás y Milagros, también es hermana de Martín, uno de los jugadores más famosos de un equipo llamado Tigre (como su partido) al que en Argentina conocen como 'el Patito'. A causa de la dictadura militar que sufrió el país durante 1976 y 1983, sus padres fueron perseguidos por el Proceso de Reorganización Nacional, hecho que la marcaría el resto de su vida. Abandonó los estudios de Medicina por los de Ciencias Políticas y compartió trabajo con su madre, Marcela Durrieu, diputada nacional entre 1991 y 1995. Su progenitora fue también el nexo de unión con el que acabaría siendo su marido, que ya conocía a Durrieu y mantenía largas charlas con ella sobre impuestos, medidas económicas y reformas de prosperidad.

Los que la conocen bien saben que no es una gran adicta a los estilemas del mundo de la belleza: no usa cremas, no va al gimnasio (aunque tampoco le hace falta dada su evidente delgadez) y dice que le aburre ir a la peluquería. Toda una declaración de intenciones...

Karina Rabolini (esposa de Daniel Scioli): la mujer del candidato del Frente para la Victoria es la mayor de las tres 'esposas de' a sus 48 años. Rabolini se ha dejado mimar por la crónica social de su país, en la que ha protagonizado algún que otro posado familiar. Exmodelo profesional de indudable atractivo, su historia de amor es la más curiosa de todas, ya que estuvo casada con Scioli desde 1991 y a los siete años se divorciaron. Como si de la protagonista de 'Come, reza, ama' se tratase, aquel divorcio le sirvió para hacer un viaje de autodescubrimiento por distintas ciudades como Mónaco, Milán o Ginebra. La añoranza de su tierra la acabó devolviendo a Argentina en 2001, donde volvió a enamorarse y 'recasarse' con su marido.

Los porteños adoran a esta mujer glamourosa y espectacular que vende, a través de la empresa que lleva su nombre, cosmética, maquillaje y hasta colecciones de ropa interior. Algunos 'bloggers' se atreven a llamarla la 'Claire Underwood argentina' refiriéndose a la protagonista de la serie 'House of Cards'. Hay que tener en cuenta que su marido es gobernador de la provincia de Buenos Aires y uno de los candidatos con más posibilidades de cara a las presidenciales. Rubia, esbelta e impecablemente vestida para ocasiones de lo más variopintas, se dice en la prensa que ser primera dama es algo que le hace más ilusión de la cuenta.

Juan Carlos Laprovíttola (marido de Margarita Stolbizer): abogado y jurista de 56 años que comparte vida y despacho con la candidata por el Partido GEN Frente Progresista, este católico que estudió leyes no cuida en exceso de su imagen y es fácil verle con camisas que no disimulan barriguita o con un 'look' de lo más campechano. Con Stolbizer, a la que la prensa argentina tacha de "abogada radical y rebelde", formó una familia compuesta por tres hijos: Nicolás, Federico y Tata. Todos ellos son jugadores de baloncesto federados del Deportivo Morón, ciudad en la que nació Stolbizer. Uno de los grandes placeres de Laprovíttola es, precisamente, ir al estadio a ver jugar a sus hijos.

Con respecto al éxito de su mujer siempre ha sabido mantenerse en un discreto segundo plano, aunque a veces rompa esa clandestinidad para acudir a programas televisivos. El último ejemplo en el que Juanino, como lo llaman cariñosamente, se dejó querer por las cámaras fue hace una semana en el programa '¡Qué Mañana!', en donde fue a ejercer una de sus pasiones: la cocina. "Margarita cocina bastante para tener tantas actividades y lo hace bien", dijo cuando le preguntaron, además de narrar las batallas domésticas que lo llevan a discutir con su esposa por la técnica para cocinar el pollo y de preparar uno de sus platos favoritos en directo. Todo sea por alcanzar una presidencia muy disputada.

Descarga la APP de 'Vanitatis en tu móvil o tablet' y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Elecciones en Argentina 2015 Noticias de Argentina Democracia Colegios Daniel Scioli
El redactor recomienda