La melancólica entrada de Julián Contreras en el mundo de los bloggers
  1. Noticias
el hijo de carmina se apunta al mundo blog

La melancólica entrada de Julián Contreras en el mundo de los bloggers

El hermano de Fran y Cayetano inauguraba este pasado viernes una bitácora personal casi de tapadillo y donde más que hablar de aquello que le interesa, parece que habla de lo que le entristece

placeholder Foto: Julián Contreras, en una imagen de archivo (Gtres)
Julián Contreras, en una imagen de archivo (Gtres)

"Doy la bienvenida a todas aquellas personas que quieran acercarse a mis palabras". Así ha presentado Julián Contreras Jr. 'El farolillo azul', su primer blog personal. A través de su nuevo espacio virtual, el hijo de Carmina Ordóñez pretende "compartir" todo aquello que le "interesa, gusta y entristece o preocupa"; una bitácora personal que inauguraba este pasado viernes, casi de tapadillo y donde más que hablar de aquello que le interesa, parece que habla de lo que le entristece. Entre metáforas llenas de sentimiento, Contreras ha anunciado lo que irá colocando en su espacio personal. Además de hablar de sí mismo, se ha autoimpuesto un calendario para que sus lectores se sientan como en casa. "Los lunes y viernes encenderé mi farolillo azul para hablar, pensar y compartir con todos vosotros. Los miércoles quedará reservado para entrevistas. Serán una serie de siete preguntas a personas de mi profunda admiración. No siempre se tratará de personas conocidas, pero sí muy valiosas, creedme".

"Me encantará leerte" o "esto tiene buena pinta!!" fueron algunos de los primeros comentarios que generó la entrada inaugural. Una vez hecha la presentación, llegaba la primera entrada, publicada este domingo. En ella habla de sus momentos de tristeza y también del amor. "¿Cómo se puede explicar que algo así termine y duela tanto...? Cuando se besa a alguien con la intensidad de dos estrellas chocando en el Universo. Perderse en sus ojos supone entrar en un laberinto infinito del que no quieres salir. No volver a sentir el olor de su piel hace que olvides hasta los perfumes más intensos del mundo", asegura el hijo de la Divina como si acabase de sufrir los envites del desamor en carne propia.

No es la primera vez que Julián utiliza, como cualquier joven de su edad, la Red para expresarse o para cambiar sus hábitos vitales. Recordada fue aquella ocasión en la que el hermano pequeño de Fran y Cayetano se dejó seducir por los encantos del Tinder. Cuál fue su sorpresa (o eso fue lo que hizo ver) cuando vio que su suscripción a esta aplicación para contactar con chicas llamaba la atención de la prensa. "Estamos en el año 2014, la gente usa el móvil para todo tipo de cosas, yo lo uso para conocer gente", aseguró el joven a 'Vanitatis'.

Una deuda y varias 'estocadas' de mala suerte

Últimamente, Julián Contreras no vive su mejor momento. Según publicaba este portal hace unos días, el hijo de Carmina arrastra una deuda empresarial con uno de los proveedores que le suministraba productos para el bar Pura Gula, establecimiento que tuvo que cerrar en diciembre de 2014 debido a la cantidad de pérdidas que arrastraba. Exactamente, Contreras debe 13.000 euros a Diderot Alimentos SL, y ha sido imposible llegar a un acuerdo extrajudicial, por lo cual tendrá que verse en los tribunales con Gladys Gnisci y su hermano, propietarios de la firma.

Justo antes del fracaso del restaurante, que hizo que tanto él como su padre, Julián Contreras, tuviesen que hacer frente al pago de 27.474,87 euros para frenar el desahucio de su vivienda, el joven vivió un momento de tristeza que se tradujo en numerosas crisis de ansiedad. Julián ni siquiera quiso pedir ayuda a Cayetano o a Fran porque había una "falta de entendimiento". Según Julián padre, los dos toreros no entendieron la complicada situación financiera de su hijo: "¿Que os ha ido mal? Pues arregláoslas como podáis, como yo me las arreglo delante de un toro", aseguró que replicaron.

Parece que esa mala etapa vital se ha transfigurado en un blog en el que el hijo de Carmina comparte gran parte de su pena y de sus estados de ánimo, que por el momento solo desprenden pesar. "He sufrido. Sufro y sufriré. Ando perdido en un mundo que no entiendo, tratando de caminar en línea recta. Ignoro lo que quiero o lo que busco, y dudo que algo me ayude a encontrarlo. Pero me da igual. Porque por un momento, durante un instante, esta vida tuvo sentido. Y se la dieron tus labios. A ti...", finaliza Julián en la entrada que más que aludir a desahucios o deudas económicas, parece ser el resultado del mal de amores. ¿Qué será lo que ha llevado a Julián Contreras a sacar su vena de escritor más melancólica?

Julián Contreras Carmina Ordóñez
El redactor recomienda