Logo El Confidencial
Polémica

¿Se casó Ana Aznar en un establo? Estas son las fincas ilegales de bodas de la 'jet set'

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha ordenado cerrar las haciendas donde se casaron Carlos Baute o Manu Tenorio, pero siguen celebrando bodas. 'Vanitatis' investiga estas y otras fincas piratas

Foto: Montaje fotográfico de 'Vanitatis'
Montaje fotográfico de 'Vanitatis'

Que tu finca de bodas esté muy solicitada por los cachorros de los vips no exime de tener los papeles en regla. Esto le ha sucedido la semana pasada a dos haciendas que llevan más de casi dos décadas ofreciendo mesa y mantel a personajes tan ilustres como presidentes y expresidentes de Gobierno y a miembros de la Casa Real, que acudían como invitados sin supuestamente saber nada de los permisos legales para celebrar eventos que debían tener esos lugares. Se trata de las famosas fincas El Campillo y Los Arcos del Real, ambas en el municipio madrileño de San Lorenzo de El Escorial. No hay boda de postín que se celebre en la Real Basílica del Escorial que luego no reúna a sus comensales en estos lugares repletos de historia, privacidad y fotogenia. El problema es que ambas haciendas solo tienen licencia para “uso agropecuario” y ahora el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha ordenado el cese de su actividad.

Finca El Campillo (San Lorenzo de El Escorial)
Finca El Campillo (San Lorenzo de El Escorial)

Pero ¿quiénes son los denunciantes? La Asociación Madrileña de Empresarios de Restauración (AMER) y la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) reclamaron al Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial que les informase sobre la situación legal de dos fincas en las que se celebran bodas y que ordenase el cese de actividad por su falta de licencias. “Como estas, en Madrid tenemos 64 fincas ilegales más, la mayoría en entornos protegidos sin ningún tipo de control sanitario. Denunciamos que aún con sentencia del TSJM de Madrid en firme estos dos lugares siguen celebrando bodas con la connivencia del Ayuntamiento. Solo pedimos que tengan las mismas licencias que la legislación exige al resto de fincas de la zona y pedimos al juez que el consistorio ejerza su competencia como hace con el resto”, denuncia Javier Zamora, la voz del servicio jurídico de AMER. Nos insta a conocer en detalle todas las demandas de las fincas encausadas en www.peligratuboda.com

Ana Aznar, la boda plebeya más regia

En su recurso, las empresas condenadas por el TSJM aseguran que las fincas tienen “uso agropecuario” sin perjuicio de que han podido “celebrar eventos puntuales y/o familiares en la referida zona cubierta, por empresas de catering debidamente autorizadas y registradas en la Comunidad de Madrid”. Desde la asociación de hosteleros dicen que “ellos aseguran que no hacen actividades de hostelería, sino agropecuarias. Entonces, ¿dónde casaron a Ana Aznar, en un establo?", espeta el letrado Javier Zamora.

Precisamente en Los Arcos del Real, que ahora se comercializa como Fuente Pizarro, se celebró la boda de Ana Aznar y Alejandro Agag en 2002. La pareja conoció esta finca en la boda de la hija de uno de los propietarios (Jaime Moreno García) con un hijo de Rafael Arias Salgado. El sitio operaba solo con una licencia para cría caballar hacía ya tres años, pero el Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial estaba gobernado entonces por el Partido Popular y el dueño del lugar cedió al mandatario sus 1,5 hectáreas de robledal para un evento plebeyo con sabor regio. Acudieron jefes de Estado (véase Tony Blair y Silvio Berlusconi) y 1.000 invitados más entre los que se encontraban desde Adolfo Suárez a Julio Iglesias y Miranda, pasando por Isabel Preysler y Miguel Boyer, y Alberto Cortina y Elena Cué. Sin contar casi la totalidad de los implicados en las tramas Gürtel y Correa. Actualmente este espacio tiene al mediático chef Pepe Rodríguez como capitán de su oferta gastronómica.

De Carlos Baute al sobrino de la reina Fabiola

También muy cerca de la Real Basílica del Monasterio del Escorial está El Campillo. Cristina González, propietaria de esta finca en la que actualmente se celebran bodas y eventos especiales, es la dueña de esta hacienda situada junto a la Cañada Real, que en su tiempo perteneció a Felipe II y construyó un pabellón de caza del que apenas pudo disfrutar debido a su enfermedad. Esta finca también se usó posteriormente para el abastecimiento agrícola y ganadero del Monasterio de El Escorial. Su dueña cría, además, en la finca vacas para carne y han apostado por la de kobe, un ganado japonés del que dicen sale la mejor carne del mundo. En El Campillo han hecho su banquete de bodas desde Alejandro Aznar a Carlos Baute y Astrid KilsansIñigo de Mora Piñeyro, sobrino nieto de la reina Fabiola de Bélgica, e Isabel Caruana, entre muchos otros famosos.

A la luz de la cantidad de eventos sociales celebrados tanto en El Campillo como en Los Arcos, las explicaciones parecen no haber convencido al TSJM ni a la nueva alcaldesa de San Lorenzo de El Escorial, Blanca Juárez, del Partido Independiente Vecinos. 'Vanitatis' ha podido comprobar que las citadas fincas no nos reciben como periodistas, pero sí nos dan fecha para nuestra supuesta boda. No nos atienden como periodistas pero sí como novios. Desde las asociaciones de hosteleros dicen que estas fincas afirman que las licencias no las deben tener ellos, sino los servicios de catering. El abogado Javier Zamora se indigna: "Entonces, ¿si pongo un catering de McDonald's en una boda y se intoxica la gente o se electrocuta un niño pido responsabilidades a Atlanta, que es donde está el domicilio fiscal de la empresa que sirve la comida? Es un ejemplo descabellado, pero sirve para que la gente tome conciencia de lo que supone celebrar una boda en una finca sin licencia. Luego no hay reclamación que valga", incide.

La Camarga, una finca fraudulenta para Wert

Documento de cese de actividad de la finca de Wert (Vanitatis)
Documento de cese de actividad de la finca de Wert (Vanitatis)

Zamora conoce bien la fastuosa finca de Colmenar Viejo donde el exministro de Cultura selló su amor con Montserrat Gomendio. “Pasó lo mismo que en las fincas de El Escorial. Aquí se cuenta con el amparo del alcalde Miguel Ángel Santamaría. El espacio estaba precintado por orden del propio Ayuntamiento, gracias a una denuncia nuestra que alertaba sobre la carencia de licencias, y el propio edil quebrantó la ley. No se puede abrir expediente de matrimonio en una finca precintada encima por él mismo. Mandamos una carta a todos los grupos políticos, oposición incluida, y obtuvimos la pasividad de todos. Solo Ganemos Colmenar se hizo eco”, explica. Al enlace acudió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a su esposa, entre otros miembros destacados del Partido Popular.

La Muñoza, la hacienda de la íntima de Botella

Pero no es la única finca de bodas con ilustres por medio que ha tenido problemas con la Justicia. También en Madrid está la histórica finca La Muñoza, en El Pardo. Es propiedad de la Fundación Carmen Pardo Valcarce, cuya presidenta es Carmen Cafranga, nieta de la fundadora. Cafranga fue miembro de la comisión de control de la extinta Caja Madrid, tiene relación con la empresa Subastas Segre, junto a Lourdes Cavero, la mujer del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y es íntima amiga de la exalcaldesa popular de la capital Ana Botella.

La denuncia partió aquí de la finca colindante y también Ecologistas en Acción tuvo una parte activa en la demanda. Este colectivo proteccionista explica que “desde su constitución, en febrero de 2006, Las Higueras del Tambor S.L se encarga de la explotación de La Muñoza. Además, en noviembre del mismo año se registró como Centro Especial de Empleo de la Comunidad de Madrid. De esta forma, compagina la actividad mercantil con la formativa y la contratación de personas con dificultades psíquicas o físicas, lo que la convierte en receptora de subvenciones, exenciones fiscales, etc. Pero los eventos que se organizaban en la finca, bodas, banquetes, galas promocionales de grandes marcas, parecen, a todas luces, superar las actividades formativas bajo las que se amparaba para organizar eventos. Estas actividades no están autorizadas en el espacio protegido como es el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, donde se ubica la finca”. El proceso fue de lo más escabroso. El TSJM declaró el cese de actividad de la hacienda y un letrado de la Comunidad de Madrid defendió los intereses particulares de La Muñoza. Actualmente la finca consiguió su licencia y sigue celebrando eventos con normalidad.

Otras fincas VIP que sí tienen licencia

No se preocupe. Si tenía la ilusión de celebrar su boda en un sitio con solera VIP, aún le quedan unas cuantas sin mácula. Se nos ocurre la preciosa finca Palacio El Rincón que tiene el padre de Tamara Falcó, el marqués de Griñón, que heredó de una de sus tías y que la más mediática de sus hijas amadrina con soltura. Este lugar, situado en la localidad madrileña de Aldea del Fresno, tiene un imponente palacio del siglo XVIII, y ya ha servido de escenario no solo para la boda del magnate venezolano Alejandro Betancourt con la potentada Andreína Rojas, sino que también ha sido escenario de localizaciones de películas tan emblemáticas como 'La escopeta nacional', de Berlanga, y series como 'Águila Roja'. También cuenta el mismo Carlos Falcó que en El Rincón surgió el romance entre Hugh Grant y Elizabeth Hurley durante el rodaje de su primera película juntos.

Otro lugar que rezuma alta sociedad es la finca segoviana Esquileo de Cabanillas, muy cerca de la popular Torrecaballeros. En este mágico lugar celebraron su 'sí quiero' los ahora divorciados Laura Ponte y Beltrán Gómez-Acebo. El sitio enamoró a Doña Pilar y así dejó constancia en el libro de oro de este establecimiento. La finca entonces se llenó de realeza española y noruega mezclada con modelos, como Nieves Álvarez o Ariana Artiles, amigas de la novia, o el diseñador Miguel Palacio. En este lugar que fue de esquileo en el siglo XVIII y ahora es propiedad, entre otros, de Rodrigo de Peñalosa, XVIII vizconde de Altamira de Vivero. La solera del lugar también atrajo a Borja Thyssen y Blanca Cuesta para casarse aquí, a María Prado Eulate y Alex Sabaté o a la actriz segoviana Lucía Jiménez con el también actor Benito Sagredo, entre muchos otros.

¿Que no le convence ninguna de estas fincas y usted sigue queriendo polémica? Pues habrá que esperar a que Rodrigo Rato tenga necesidad y alquile para eventos su maravillosa casa molino de la madrileña localidad de Carabaña. 

Descarga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios