ENTREVISTA CON LA BARONESA THYSSEN

Tita Cervera: "No hay paraísos fiscales en mi vida. Montoro tendrá ganas de divertirse"

Tita Cervera vive y tributa en Andorra, pero la Hacienda española la investiga desde hace tiempo para saber si cumple los plazos de permanencia en dicho país

Foto: La baronesa Thyssen, en una imagen de archivo (Gtres)
La baronesa Thyssen, en una imagen de archivo (Gtres)

Hacía tiempo que Carmen Cervera (Tita para los amigos, baronesa Thyssen para los anales) no creaba tanta expectación en sus apariciones públicas. Pero este martes, en la inauguración en su museo de la exposición del pintor norteamericano George Catlin, ‘La ilusión del Lejano Oeste’, la cosa cambió. Carmen Cervera apareció vestida como una verdadera princesa sioux, con sus mocasines, polainas y penacho de plumas. Una sorpresa que no se imaginaba ninguno de los presentes. Ni siquiera su hijo que, junto a su esposa, Blanca Cuesta, y el director del Thyssen, Guillermo Solana, la esperaba a la puerta de las instalaciones y se quedó, como todos, impactado. “Mi madre es así”, comentó Borja. 'Vanitatis' entrevistó a la baronesa en este contexto, y de esta guisa, y hablamos con ella de su 'complicada' relación con Hacienda estos últimos años, ya que tributa en Andorra.

Pregunta: Carmen, hablemos de Hacienda y de paraísos fiscales. ¿Qué problema tiene usted con Montoro o Montoro con usted?

Respuesta: Ninguno. Y con respecto a los paraísos fiscales, le diré que mi marido vendió su colección a España a través de un trust de Bermudas. Y el mío [su trust] viene de herencia. No hay paraísos fiscales en mi vida ni cosas raras.

P: Pero es un hecho que el ministro la persigue para ver si la pilla en algún renuncio...

R: A mí no me persigue nadie, porque no tengo nada que ocultar. Nada, repito. Soy vicepresidenta vitalicia de este museo, presidenta del de Málaga. Todos los cuadros los he prestado gratuitamente. Cada vez que vengo a las reuniones del patronato, que son muchas, no permito que me paguen un viaje, una dieta, ni un refresco. Al contrario, siempre soy la más generosa.

P: ¿Y por qué cree entonces que quieren dar esa imagen pública de usted?

R: No lo sé. Soy una persona que ha creado muchos puestos de trabajo. En Málaga, por ejemplo, el museo se colocó en un barrio regular y ahora hay edificaciones remodeladas y hoteles que tienen como valor añadido que se encuentran en el 'entorno Thyssen’. Y no lo digo yo, lo venden ellos así. ¿Y en Madrid? ¿Cuántos empleos he creado? Y sin nada a cambio. Si mi marido hubiera sido chino, me habría ido a China.

P: Bueno, lo cierto es que ahora vive y tributa en Andorra… ¿Se va definitivamente de España?

R: No, por supuesto que no me voy a ir de España. Yo tengo pasaporte suizo. Y lo que quiero aclarar es que yo soy residente en Andorra desde el año 1992, junto con mi marido Heini Thyssen. Mi hermano era de Barcelona, como yo, pero vivía en Andorra y nos invitaba a Heini y a mí. Nos compramos un terreno muy bueno y un apartamento grande al que solíamos ir. Por lo tanto, no hay ninguna novedad con respecto a pasar tiempo allí. No lo hago por otro asunto.

P: Pero Hacienda insiste en hacerle inspecciones.

R: Repito, no hay nada raro.

P: Es un hecho, sin embargo, que el verano pasado se enfadó mucho con el ministro Montoro cuando la Guardia Civil e inspectores de Hacienda accedían a su yate, el Mata Mua, atracado en el puerto de Ibiza.

R: Sí. Tendrá ganas de divertirse hablando de alguien. He aprendido a tener paciencia.

P: Nació en Barcelona, aunque por matrimonio tenga pasaporte suizo y viva en Andorra. ¿Qué opina sobre la cuestión catalana?

R: No creo en la independencia de Cataluña. Somos España.

P: Cambiando de tercio, menuda puesta en escena la suya hoy, todo un homenaje a la muestra que presenta.

R: Bueno, hay que hacer cosas divertidas. Este traje lo compré hace 30 años en el museo sioux de Texas y me lo puse para una fiesta de disfraces. Mercedes Amezaga ha tardado dos meses en restaurarlo y aquí estoy vestida de india en esta inauguración de 'La ilusión del Lejano Oeste'. Le diré que, además de las telas de Catlin, hay objetos totalmente inéditos que dan color a la exposición, como dos revólveres de Lex Barker o un penacho de plumas que le regalaron a Heini hace muchos años.

Tita disfrazada de india, su hijo de sheriff vaquero y la baronesa viendo las obras con Miguel Ángel Blanco, comisario de la exposición (Vanitatis/Efe)
Tita disfrazada de india, su hijo de sheriff vaquero y la baronesa viendo las obras con Miguel Ángel Blanco, comisario de la exposición (Vanitatis/Efe)

P: Para completar el 'look' lleva usted unos pendientes impresionantes de brillantes y turquesas que no son muy indios que digamos...

R: Si mira la exposición, verá cómo las mujeres indias se adornaban para sus fiestas y conmemoraciones. Y las princesas mucho más. Hay un vestido en una de las vitrinas donde se puede apreciar lo que le estoy diciendo.

P: Menuda sorpresa ha dado a todos. Ni su hijo sabía que iba a parecer de esta guisa...

R: Es verdad. Me ha dicho que se ha quedado en shock cuando me ha visto (risas).

P: Está acompañada de su nuera Blanca y de su hijo Borja, que ha superado recientemente una neumonía muy fuerte...

R: Fue un susto tremendo. Pobrecito mío, qué mal lo ha pasado. No podía respirar y tenía mucha fiebre. Ha estado realmente mal, muy grave. Menos mal que yo estaba también en Andorra y he pasado un mes con él.

Descarga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios