Logo El Confidencial
estreno televisivo de la película más taquillera

Dani Rovira y Clara Lago, "dos cachondos mentales que se quieren", año y medio después de 'Ocho apellidos vascos'

"No es fácil enamorarse en un rodaje lleno de personas, de cámaras y de mil historias que van y que vienen y que incitan poco al romance", declaran a Vanitatis sus compañeros de profesión

Foto: Dani Rovira y Clara Lago en una imagen de archivo (Gtres)
Dani Rovira y Clara Lago en una imagen de archivo (Gtres)

Los 'Ocho apellidos vascos' que conquistaron la taquilla española hace poco más de un año desembarcan este miércoles por la noche en Telecinco. La película que se rió de los topicazos vascos y andaluces se estrena en televisión y es inevitable recordar que también fue la encargada de unir en pareja bien avenida a sus dos protagonistas, unos Clara Lago y Dani Rovira que, salvando las distancias, vivieron su propio romance en el set a lo Elizabeth Taylor y Richard Burton. "No es fácil enamorarse en un rodaje lleno de personas, de cámaras y de mil historias que van y que vienen y que incitan poco al romance. Todo el que lo ha vivido en primera persona lo sabe perfectamente", asegura el círculo de la pareja en conversación con Vanitatis.

Dani y Clara en el rodaje con Emilio Martínez Lázaro
Dani y Clara en el rodaje con Emilio Martínez Lázaro

Pero, al igual que las historias de amor de la ficción, al igual que para sus arquetípicos personajes en la comedia de Emilio Martínez Lázaro, en este romance que traspasó la pantalla hay un principio, un nudo y, por ahora, un feliz desenlace. El planteamiento, el principio de todo, se remonta a ese mayo de 2014 cuando, en plena ebullición de cifras mareantes que estaba cosechando la película en las taquillas, aparece una portada de la revista 'Cuore' con una fotografía de Lago y Rovira besándose y en actitud más que cariñosa. A los dos, que ya les costaba digerir un fenómeno "que les estalló en la cara" (Rovira dixit), les sorprende verse en las revistas del corazón, esa 'bestia negra' de muchos actores españoles. "La gente no es consciente de que en el momento en el que se ha hecho esa foto se está creando una situación muy violenta. Cuando tú eres el protagonista de esa imagen tienes a gente a tres metros de ti echándote fotos como si fueses un animal a punto de ser cazado", declaraba a este portal, hace casi un año, el propio Rovira al recordar a los fotógrafos que se acercaban a él hasta cuando sacaba a pasear al perro.

Dani Rovira, de apellido Goya

En ese momento, surgen las dudas para ambos. ¿Contarlo o no contarlo? "Los dos quisieron mantenerlo oculto, además en la industria nadie daba un duro por ellos, pese a que son bastante serios en sus relaciones. Sin embargo, era imposible. Redes sociales, fotografías por todas partes y la película número 1 apareciendo en la prensa. Lo mejor y lo más inteligente que hicieron fue dejarse ver con naturalidad". Y así, entre 'paparazzi' a la caza de la nueva pareja fueron conociéndose, lejos del estrés del rodaje y con un pie en sus respectivos nuevos trabajos. Si nadie daba un duro por ellos, ellos trataron de demostrar lo contrario. "Son dos cachondos mentales que se quieren, con caracteres parecidos, y están tan encantados con su historia como hace un año", aseguran sus compañeros de profesión refirmando una química que no solo es palpable en la pantalla de cine. 

El "demonio" de la fama

Dani Rovira y Clara Lago paseando por las calles de Málaga (Gtres)
Dani Rovira y Clara Lago paseando por las calles de Málaga (Gtres)
La naturalidad la encontraron en el "punto intermedio entre exhibirse y dejarse ver". Por tanto, nada de 'photocalls' ni nada parecido, pero si les pillaban paseando por las calles de Málaga (como ocurrió en diciembre del pasado año), tampoco se mostraban huidizos o se ponían gorras o gafas de sol a lo estrellas de Hollywood. Y eso pese a que, como declaraba el propio Rovira a este portal, lo de los 'selfies' compartidos con sus fans les cuesta horrores tanto a él como a ella: "A mí la parte que cuesta más es la de las fotos que te hacen constantemente como si fueses un monito de feria, porque lo que para la gente es un momento de sus vidas para ti son 24 horas viviendo ese tipo de situaciones. Sin embargo, no voy a renunciar a una profesión que me gusta porque es algo que va de la mano. Si crees en Dios, tienes que creer en el demonio".

Sus compañeros lo tienen claro a la hora de valorar las dificultades de la popularidad: "Ellos son majos, pero no pueden estar todo el día riendo o siendo como los personajes de la película". Ese 'demonio' de la fama del que hablaba Rovira también les ha proporcionado momentos agradables. El beso que Lago le plantó a él cuando Terele Pávez anunció que había ganado el Goya al mejor actor revelación fue el más significativo. Él le devolvió el cariño en forma de dedicatoria una vez que subió al escenario y tuvo el trofeo entre sus manos. "Se lo dedico a la mejor compañera en todos los aspectos. Yo me quedo con la peana y tú con el cabezón. Va por ti, Clara", dijo emocionado.

Hace apenas unas semanas, una vez lejana esa cresta de la ola en la que se encontraban hace más de un año, ambos posaban juntos para 'XL Semanal' y declaraban que "por amor" hacen lo que sea, aunque en este caso no solo les moviese el impulso amoroso, sino también la promoción de 'Ocho apellidos catalanes', la secuela que también protagonizan y que se estrena el 20 de noviembre con la promesa de más chistes localistas, más Carmen Machi y más Karra Elejalde para gusto y disfrute de ese público que llenó las salas. En ese momento se volverán a enfrentar a la fama, ese demonio que a veces produce tantas satisfacciones, ese diablo de cara benévola; la cara del amor.

Descarga la app de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios