Logo El Confidencial
CATORCE PREMIADOS CON CURRICULUM MUY VARIADO

Premios Sicab 2015: de los aplausos a María del Monte a los abucheos a Carmen Lomana

Pitos, aplausos y vuelta al ruedo. Así fue la entrega de los Premios de esta nueva edición de Sicab, que este año celebraba su cuarto de siglo de existencia

Pitos, aplausos y vuelta al ruedo. Así fue la entrega de los Premios de esta nueva edición de Sicab, que este año celebraba su cuarto de siglo de existencia. La feria sevillana dura una semana y se convierte en el mejor escaparate para la compra, venta y muestra del caballo de Pura Raza española. Llegan visitantes de todo el mundo, algunos de ellos pertenecientes a las grandes familias que aparecen en la lista 'Forbes', como es el caso de los parientes del magnate Carlos Slim, príncipes de los emiratos árabes y ojeadores de los mejores equipos de polo de países como Argentina, donde este deporte mueve millones de euros. Hace años Víctor Vargas, el padre de Margarita, la mujer de Luis Alfonso de Borbón, solía enviar a su personal de confianza para que seleccionará caballos tanto para su equipo Lechuzas como para el ocio.

La infanta Elena también viajaba a Sevilla y se dejaba asesorar para las futuras compras, que casi siempre eran transacciones secretas. Uno de ellos era el jinete Fernández Duran -presente en la fiesta- que no solo aconsejaba, sino que enseñaba. Eran otros tiempos para la Familia Eeal. Al Rey Felipe VI los caballos le interesan cero y la hípica nunca ha sido su fuerte. Era más de vela y caza.

Esta edición de Sicab ha sido la más numerosa con respecto a la convocatoria social. Desde el duque de Alba a Beatriz de Orleans, pasando Agatha Ruiz de la Prada, Vitorio & Lucchino, Cecilia Gómez, Loles León, el marques de Griñón, Elena Benarroch o el padre Ángel, entre otros. Hubo como siempre un espectáculo ecuestre con el baile de los caballos españole,s que se convierte en la gran atracción para sevillanos y visitantes. El recinto ferial lleno hasta la bandera. Esta es la manera de medir la popularidad de los premiados por los aplausos, los pitos, la vuelta al ruedo como sucede en la plaza toros.

Catorce personajes de curriculum variado que fueron bajando a la arena y ahí era donde se marcaba la distancia. Con María del Monte los aplausos fueron larguísimos. Antonia Dell'Atte también se llevó lo suyo y tuvo una de esas interpretaciones personales lanzando besos a diestro y siniestro. Muchas palmas con redoble para Carmen Tello. El pueblo soberano es sabio y reconocía el apoyo incondicional a la duquesa del pueblo, Cayetana de Alba. Mientras Carlos Fitz James Stuar, duque de Alba, tuvo más reconocimiento con su discurso en la cena de gala, donde hizo que amistades de su madre como Pepita Saltillo se emocionaran.

Ana Obregón fue una de las mujeres mejor vestidas, con un diseño de alta costura del modisto Alejandro de Miguel, y también de las mejor recibidas. Aunque esa noche estaba en otra historia. La actriz contaba que su madre se va recuperando poco a poco del derrame cerebral que sufrió este verano y aseguraba que "el tiempo que me deja libre las giras estoy con ella". Tibieza para María Luisa de Prusia, a la que casi nadie conocía, a pesar de ser una de las mejores amigas de la reina doña Sofía porque no se prodiga en los medios. En este apartado también se puede colocar a su marido el conde Rudy y al resto de premiados. La sorpresa de la noche fue la acogida a Carmen Lomana. Mientras en su paseo mañanero recorriendo Sicab era requerida para los habituales selfies, por la noche en los premios no hubo palmas y sí pitos. Es lo que tiene meterse en política.

Descárga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios