Logo El Confidencial
es la joya de la corona del famoso arquitecto

Los padres de Joaquín Torres venden su casa por 14 millones de euros

La vivienda, de casi 2.000 metros cuadrados, cuenta con siete habitaciones y cinco baños y se trata de la primera gran obra diseñada por el bautizado como 'arquitecto de los famosos'

Foto: Los padres de Joaquín Torres venden su casa
Los padres de Joaquín Torres venden su casa

“El único límite real a la hora de diseñar esta casa fue mi talento”. Joaquín Torres no quiere parecer arrogante cuando asegura que la primera de sus creaciones no ha podido ser mejor debido a su 'incapacidad'. Así se lo explicaba él mismo a los reporteros de 'Supercasas' (La Sexta) cuando el arquitecto accedió a mostrar en televisión su joya de la corona, el primero de los inmuebles que diseñó poco antes de convertirse en el 'arquitecto de los famosos' y antes también de ser el coautor –junto a Luis García Cereceda– de La Finca, la urbanización con más pedigrí de todo Madrid.

Su primera casa, caracterizada por las formas geométricas y el diseño minimalista propio de sus obras, fue un encargo de sus padres, Juan y Joaquina. En esta espectacular mansión de casi 2.000 metros cuadrados levantados en un terreno de 10.600 viven los progenitores de Joaquín Torres aunque por poco tiempo, ya que, como ha podido confirmar Vanitatis, el inmueble está puesto a la venta en una conocida inmobiliaria por 14 millones de euros.

De prosperar la venta, los padres del popular arquitecto cambiarán de residencia solo dos años después de que su hijo hiciese lo mismo. Dicen fuentes del entorno de la familia Torres que Juan y Joaquina se van porque ya están demasiado mayores para vivir en una casa tan grande y porque, como le ha ocurrido a mucha gente, la crisis también ha afectado de alguna manera a su bolsillo.

La guerra de Joaquín con las hermanas Cereceda

Los motivos por los que Joaquín abandonó su casa de la urbanización La Finca para instalarse en otra zona de Pozuelo (La Escorzonera) son bien distintos a los de sus padres. En su caso, el arquitecto tuvo que salir apresuradamente de la que había sido su residencia debido a las fuertes presiones a las que se vio sometido por parte de las hermanas Cereceda. Susana y Yolanda le demandaron por impago y finalmente un juez determinó que Joaquín debía dejar el inmueble. Sin embargo, él se defendía asegurando que si dejó de pagar fue porque las hermanas no cumplieron las condiciones de alquiler que él había pactado con su padre antes de que este falleciera. “Fue Luis el que me pidió que me viniera a vivir a Pozuelo. Fue la condición que él me puso para trabajar con él y yo acepté”, ha explicado Torres en más de una ocasión a este medio.

Luis García Cereceda y Silvia Gómez Cuétara
Luis García Cereceda y Silvia Gómez Cuétara

Las hijas del fallecido constructor no solo lograron que la mano derecha de su padre saliese de tan lujosa urbanización, sino que también hicieron lo propio con su viuda, Silvia Gómez Cuétara. Las dos hermanas con la documentación en la mano (ellas heredaron la empresa Procisa a cuyo nombre estaba inscrita la vivienda de Luis García Cereceda) consiguieron desahuciar a su madrastra con la que nunca habían tenido una buena relación. Silvia se veía obligada a salir de la casa en la que había vivido con el magnate inmobiliario y Susana empezó a gestionar la venta de la misma que, según recogía Vanitatis, se ofrecía en una inmobiliaria a finales del año pasado por 20 millones de euros.

Una casa difícil de vender

Vanitatis ha podido confirmar que Joaquín Torres lleva tiempo tratando de vender tan exclusiva vivienda. Al menos lleva intentándolo un año, aunque no ha sido hasta ahora cuando, después de hacerlo por vías más privadas y más propias de bolsillos adinerados, se ha decidido a anunciarla en una inmobiliaria.

Desde luego esta vivienda no está al alcance de cualquiera. Con siete habitaciones, cinco baños, dos bibliotecas, un bar, un gimnasio, una sala de cine y una amplia bodega de 150 metros cuadrados la vivienda requiere hasta ocho personas de servicio. El coste de este personal, unido además a los 1.500 euros de comunidad que paga un vecino de esta zona, lo convierte en un gasto inasumible para muchos. 

Descarga la app de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

*La versión original de este artículo situaba la casa de los padres de Joaquín Torres en la Urbanización La Finca. Sin embargo, el inmueble está situado en otra zona de Pozuelo de Alarcón, en la Urbanización Monteclaro. 

 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios