Logo El Confidencial
La estatua ha sido atacada ya siete veces

Carmen Tello responde a los que han atacado la figura de Curro Romero

La estatua, que amaneció pintada este lunes, ha sido limpiada por un abogado a quien el ayuntamiento podría demandar en caso de que hubiera utilizado productos corrosivos

Foto: La estatua de Curro Romero, ensangrentada (Twitter @icortada)
La estatua de Curro Romero, ensangrentada (Twitter @icortada)

Otra vez. Y van siete. Los antitaurinos sevillanos, que también los hay, han vuelto a emprenderla con la efigie de uno de los más célebres toreros que ha dado la provincia, Curro Romero, faraón de Camas. Amaneció manchada de rojo en cara y manos, simbolizando la sangre que derrama el astado, y con pintadas al pie: “Asesino” y “La tortura no es cultura”.

No es nada nuevo, como decíamos. Por eso Carmen Tello, esposa del diestro, se lo toma con filosofía: “Pasó en 2001, 2005, 2007… Hasta siete veces. Hay muchos monumentos de toreros en Sevilla, ¿por qué siempre Curro? Porque está junto a la plaza de toros y porque es la estatua más fotografiada de la ciudad, según las estadísticas. La pintaron de blanco, la empapelaron contra el ministro Wert, lo vistieron de Napoleón, otra vez le robaron la espada… En fin, entra dentro del juego, vamos a decirlo así, cuando un personaje es muy popular y se quiere protestar por algo. A la estatua de la duquesa de Alba también la han pintado varias veces”.

Imagen de la pintada en el pedestal de la estatua (Twitter @icortada)
Imagen de la pintada en el pedestal de la estatua (Twitter @icortada)

Si Carmen se lo toma con tranquilidad, su marido todavía más. La mejor amiga de Cayetana Fitz-James sabe mejor que nadie con quién está casada: “Curro no le da la mayor importancia, no se quiere meter en líos. No es inquina contra él, sino que van a por su efigie porque es el torero más popular, más conocido, y su estatua sale a menudo en las crónicas. Forma parte de la historia de la ciudad. Por eso lo escogen para sus reivindicaciones. Lo mismo pintan otra estatua y no tiene repercusión. No es agradable, pero qué le vamos a hacer. Quizá tener un poco más de vigilancia, no porque sea Curro, sino porque se trata de una obra de arte de artistas consagrados. Más allá de los toros, está la cultura”.

El acto vandálico/reivindicativo sucedió en la madrugada del lunes. Calma tensa durante 48 horas entre los taurinos de Sevilla. El abogado Joaquín Moeckel se hartó de ver la estatua manchada, reunió a un grupo de ciudadanos y la limpió por su cuenta. En plena faena se lo encontraron los técnicos de limpieza municipales. Ahora, el consistorio se plantea demandar al abogado en caso de comprobar que sus métodos de limpieza hayan resultado abrasivos. “Esto es muy típico, estamos en España, donde se demanda a quien ayuda o hace cosas. El ayuntamiento le ha intentado dar la vuelta a la tortilla diciendo que los líquidos empleados no son los adecuados. Si quieren demandarme, solo les digo que aquí’ta er tío”, desafía el letrado.

El abogado Joaquín Moeckel limpiando la estatua (Twitter @icortada)
El abogado Joaquín Moeckel limpiando la estatua (Twitter @icortada)

La figura, realizada en bronce por Sebastián Santos en el año 2001 e instalada junto a la Maestranza, representa al diestro durante una corrida de la Feria de Abril en 1984, el mismo año en que meses después murió Paquirri. Sobre un pedestal rodeado del mismo romero que da apellido al torero, tiene un alto valor simbólico y cultural para la ciudad. A su inauguración asistieron Mariano Rajoy, la duquesa de Alba, Julio Aparicio y Baltasar Garzón, entre otro variopinto ramillete de personalidades.

Descarga la APP de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España  

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios