Logo El Confidencial
silvia pinal habla de enrique guzmán

La protagonista de 'Viridiana' lo cuenta todo en sus memorias ... y a su exmarido lo hospitalizan

Para los mexicanos, Silvia Pinal es todo un personaje cuya popularidad llega hasta el siglo XXI. Este jueves, la musa de Buñuel habla de sus memorias en la prensa mexicana e invoca a su exmarido, el cantante y actor Enrique Guzmán

Foto: Uno de los fotogramas de 'Viridiana'
Uno de los fotogramas de 'Viridiana'

Para muchos españoles, siempre será aquella novicia con dudas que protagonizaba la película que les escandalizó en los primeros años 60, esa 'Viridiana' que le valió a Buñuel el mayor rapapolvo de la Iglesia católica a un cineasta. Para los mexicanos, sin embargo, Silvia Pinal es todo un personaje cuya popularidad llega hasta el siglo XXI: una señora enjoyada, veterana de la interpretación en aquel país. Este jueves, la vieja musa de Buñuel habla de sus memorias, tituladas 'Esta soy yo', en la edición mexicana de la revista '¡Hola!'. Ha querido la casualidad que uno de sus exmaridos, el mítico Enrique Guzmán, haya sido ingresado en un hospital por problemas cardíacos coincidiendo con la publicación de un libro que no debe hacerle ninguna gracia, a juzgar por los impedimentos que ha puesto para que fuese publicado.

Silvia Pinal en la portada de la edición mexicana de '¡Hola!'
Silvia Pinal en la portada de la edición mexicana de '¡Hola!'

Desde que Pinal anunció que sus memorias iban a llegar a las librerías, Guzmán, con el que estuvo casado desde 1967 hasta 1976 y padre de dos de sus hijos, se puso bastante nervioso. El motivo de la disputa entre ambos era a cuento de unas fotografías que al cantante no le apetecía que apareciesen como ilustración de la autobiografía y que, al parecer, habían sido seleccionadas por la actriz para que apareciesen en la obra. "Pretendo que con el libro se conozca la verdad, le guste o no a Enrique", aseguran que dijo Pinal cuando descubrió que su ex le ponía pegas a su libro. 

Las rencillas vienen de lejos y están fundamentadas, ya que Silvia y Enrique no solo formaron pareja sentimental, sino también profesional, compartiendo programa de variedades (titulado, precisamente, 'Silvia y Enrique') y algunas películas que, vistas hoy, supondrían la pesadilla 'kitsch' de Buñuel, el director que le regaló a Pinal sus incursiones más adultas en el cine. Lo que no está demasiado claro es que las memorias dejen mal a Guzmán en otro aspecto que no sea el gráfico. De hecho, Alejandra Guzmán, famosa cantante e hija de la expareja, acudió estos días a la presentación de las memorias de su madre e incluso habló largo y tendido acerca de la salud de su padre.

Silvia Pinal en 2013 (EFE)
Silvia Pinal en 2013 (EFE)

Una diva mexicana que no se quita las gafas de sol

Pese a que en México la actriz es una suerte de Elizabeth Taylor, nuestro país tardó en reconocer en Pinal a un gran baluarte interpretativo. De hecho, su presencia en el Festival de Cine Español de Málaga del año 2009, con motivo de una proyección especial de 'Viridiana', pasó prácticamente inadvertida para muchos fans. Pinal demostró ser toda una diva ya que, durante la rueda de prensa, apenas se quitó las gafas de sol, todo un símbolo de afectamiento para los periodistas presentes en el acto. Eso sí, demostró que no tenía pelos en la lengua a la hora de hablar de la censura que sufrió la película que la inmortalizó para siempre. "Estamos muy agradecidos a un señor que se llamaba Francisco Franco, que quemó todo el material de 'Viridiana' y armó un escándalo porque la censura española la había aceptado", dijo entonces.

La actriz en el Festival de Málaga 2009 (EFE)
La actriz en el Festival de Málaga 2009 (EFE)

Además, Pinal recordaba en el certamen cómo ella misma huyó a México con unos negativos del film y "los Dominguín la enterraron para que no la encontrara nadie, y así se salvó esa maravillosa película". Los más cinéfilos y el propio hijo del cineasta, Juan Luis Buñuel, estuvieron muy agradecidos con la presencia de la actriz en la ciudad andaluza  y más aún con las anécdotas que rememoró.

Empresaria, productora y política además de actriz, a sus 84 años Pinal es una de las actrices más célebres del cine mexicano. Su reconocimiento internacional llegó de la mano de Buñuel, que también contó con ella para 'El ángel exterminador' (1962) y 'Simón del desierto' (1965). Madre de toda una dinastía de artistas, su vida sentimental y los atrevidos 'looks' que luce pese a su edad también la han convertido en personaje predilecto de la crónica social mexicana. 

Casada en cuatro ocasiones (con Rafael Banquells, Gustavo Alatriste, el propio Guzmán y Tulio Hernández), parece que, desde que se separó del último, miembro del Partido Revolucionario Institucional, en 1995, prefiere estar sola y así es como transcurren sus años de vejez, en los que evita concesiones a lo políticamente correcto y ya está de vuelta de todo. Un poco como le ocurría a aquella monja buñueliana que se quitaba la venda de los ojos para ser ella misma y cargar contra las medias verdades de un mundo que, al igual que el de la actriz que la encarnó, estaba lleno de hipocresías.

Descarga la app de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios