Logo El Confidencial
UN SOLTERO O UN PADRE SEPARADO

Los nuevos modelos de familia que pueden llegar a La Moncloa

Pablo Iglesias o Albert Rivera, un soltero o un separado con una hija y una pareja estable en la actualidad… En caso de que alguno de ellos llegase al Gobierno se terminaría con la imagen de una familia tradicional subiendo la escalinata de La Moncloa

Foto: Los nuevos modelos de familia en La Moncloa en un fotomontaje de Vanitatis
Los nuevos modelos de familia en La Moncloa en un fotomontaje de Vanitatis

Nadie imaginaba hace unos años un presidente del Gobierno de color en EEUU. Tampoco una presidenta mujer. En España no nos quedamos atrás. Nos hallamos inmersos en una campaña electoral (la más imprevisible de todas) en la que, por primera vez, un político separado o soltero podría habitar La Moncloa. Imaginemos por un momento que Albert Rivera o Pablo Iglesias se hacen con la presidencia del Gobierno.

Pablo Iglesias en una imagen de archivo (EFE)
Pablo Iglesias en una imagen de archivo (EFE)

Detrás de un gran hombre siempre hay una mujer. Esta frase tan manida no ha dejado de cumplirse una y otra vez hasta ahora en La Moncloa. Corren tiempos nuevos. Eso que ahora llamamos nueva política va camino de romper todos los códigos escritos: en los escaños, en el programa y puede que cambie otro no menos rígido. Ni Albert Rivera ni Pablo Iglesias tienen una familia detrás de ellos. Si llegan a La Moncloa, el primero lo hará separado, con una hija y con una relación actual estable con Beatriz Tajuelo. Y el segundo, primer candidato a presidente del Gobierno que nunca lleva un traje y cuyo sello de identidad más reconocido es la coleta, hoy por hoy, es un hombre soltero. Tras terminar su relación con la política de IU Tania Sánchez, Iglesias se ilusionó con su compañera de partido Irene Montero. Actualmente se desconoce si esa relación sigue siendo tal cual. Por tanto, es probable que no haya primera dama que le acompañe en la escalinata de La Moncloa.

Para Antonio Rubí, asesor político, el nuevo tipo de familia que podría habitar en La Moncloa es un buen dato y refleja la pluralidad de la diversidad familiar que existe en la sociedad española. Y es que la vida personal de los candidatos y posibles presidentes del Gobierno a los electores les importa y mucho, aunque no lo verbalicen. “Dime cómo vives y te diré cómo gobiernas ¿no? La curiosidad por la vida privada de nuestros posibles presidentes del Gobierno existe y va camino de acrecentarse”, nos explica Rubí. Queremos saber cómo son, cómo viven y con quién. Todos sabemos que la novia de Pablo Iglesias fue Tania Sánchez (ahora en sus listas) y cómo rompieron a través de sus cuentas personales en Facebook. Nuevos tiempos. Nuevas formas que evidencian que la política se adapta a la sociedad, aunque lentamente. Albert Rivera presentó a Beatriz, su nueva pareja, en la cena de los Premios Planeta. También la vimos junto a él en los Premios Príncipe de Asturias. ¿Le acompañará a La Moncloa?

Albert Rivera junto a Beatriz Tajuelo (Gtres)
Albert Rivera junto a Beatriz Tajuelo (Gtres)

La familia importa en un líder y quizás sea por aquello del ejemplo. “Dime cómo educas a tus hijos y te diré cómo vas a educar (gestionar) el país”, apunta Antonio Rubí. Y aquí nos viene a la mente la intervención del hijo del actual presidente del Gobierno Mariano Rajoy la semana pasada durante un programa de radio y la colleja que recibió por sus intrépidos comentarios. “Queremos ver una parte, la emocional, de los candidatos que no está en los programas para adivinar cómo se van a comportar”, añade este experto en política. Nuestros anteriores presidentes del Gobierno han sido padres de familia y eso nos hace verlos más seguros y estables para dirigir un país. Ya saben: por aquello de que si tienes estabilidad en casa, la tienes en el trabajo. Un gobernante con familia e hijos proporciona una imagen más humanizada, más cercana y suscita más confianza.

En EEUU el papel de la primera dama suma votos y tienen un papel decisivo en la campaña para captar el voto de las mujeres como es el caso de Michelle Obama o el de Hillary Clinton, cuyo perdón cuando los medios publicaron el caso Lewinsky garantizó la estabilidad del Gobierno de su marido. Este poder mediático se extiende a sus hijos. Todos conocemos a la hija 'it girl' de Obama o a Chelsea Clinton y qué no decir del clan Kennedy. Es normal verlos en actos apoyando a su padre. Se conocen sus vidas, sus estudios, sus amoríos…mientras en España a diferencia de los hijos de Adolfo Suárez, los de Felipe González (muy a su pesar) o los de José María Aznar el resto prefieren la invisibilidad como norma.  
 

A partir de ahora, las cenas oficiales en La Moncloa podrían ser en solitario o con acompañantes que no tienen por qué ser sus parejas. Como dice Antonio Rubí, es muestra del nuevo modelo familiar social que convive en España con el tradicional.

Descarga la app de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios