Logo El Confidencial
con su novio de toda la vida, sergio abad

Adriana Abenia, con chupa de cuero, se casa (por fin) en Zaragoza

La televisiva ha contraído matrimonio por lo civil este viernes en los juzgados de su tierra natal. Lo ha hecho un año y medio después de posponer su boda y con un 'look' muy acorde con su personalidad

Se ha hecho de rogar, pero al final Adriana Abenia ha dado el paso y le ha dado el 'sí quiero' a Sergio Abad, su novio de toda la vida, con el que mantiene una consolidada relación desde hace 17 años. La pareja acudía este 18 de diciembre por la mañana a los Juzgados de Zaragoza (tierra natal de la novia) para contraer matrimonio por lo civil. Abenia llegaba muy sonriente y con un 'look' muy original y muy acorde con su personalidad. Lucía una falda de tul color 'nude' con un top de raso en gris perla y, para protegerse del frío maño, un 'perfecto' de cuero negro que le daba un aire muy chic al estilo escogido para su enlace.

Adriana Abenia en Zaragoza (Gtres)
Adriana Abenia en Zaragoza (Gtres)
La presentadora ya avisó de que su 'look' nupcial no sería nada tradicional y así ha sido. Sin embargo, el novio sí ha seguido los cánones y vestía un traje negro con camisa blanca.

La boda de Adriana Abenia y su chico llega con un año y medio de retraso. El ya matrimonio se prometía a principios de 2014 y fijaba su enlace para el 7 de junio de 2014. Sin embargo, no pudo ser ya que los compromisos profesionales que ella tenía por entonces hicieron imposible preparar el enlace. La pareja pospuso su boda y fueron muchos los que pensaron que poco después, cuando Adriana terminase el proyecto televisivo en el que estaba inmersa, darían el paso.

No fue así y la propia Abenia se encargó de explicar a los medios que había perdido el gusanillo de casarse y que sentía “pereza” por retomar los preparativos. “Lo haremos, pero más adelante. Estamos bien así, la vedad. ¿Quién me mandaría a mí meterme en esto?”, bromeaba la televisiva en conversación con Vanitatis. Para ella, después de media vida con su chico, la boda pasaba a un segundo plano: “Sergio me ve todos los días. Amanecemos juntos cada día y eso es lo que importa. Él no me está metiendo prisa. Los que más insisten son nuestras familias”.

Parece que al final han insistido lo suficiente.

Descarga la app de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios