Logo El Confidencial
ASÍ FUERON SUS INICIOS

Las confesiones más personales de María Teresa Campos ante las lágrimas de Bigote

La presentadora y el humorista chileno se sentaron por primera vez en un plató de televisión para hablar sobre su romance, que lleva ya un año y medio trayéndoles una gran felicidad a sus vidas

Foto: María Teresa Campos y Bigote Arrocet en un fotomontaje de Vanitatis
María Teresa Campos y Bigote Arrocet en un fotomontaje de Vanitatis

Muchos se sorprendieron al ver a María Teresa Campos y su novio, Edmundo 'Bigote' Arrocet, hablando sobre cómo eran sus vidas en plena efervescencia romántica, después de más de un año y medio de relación. Su romance ha despertado, desde sus comienzos, un gran interés en el papel cuché, pero la presentadora y el cómico han preferido mantenerse alejados de los focos, con algunas excepciones que siempre estaban enmarcadas con apariciones del chileno en el programa de '¡Qué tiempo tan feliz!', donde ahora colabora, o algún que otro evento público. De ahí a hablar sin tapujos sobre su día a día en un plató de televisión había un gran trecho. Hasta ahora, como así adelantó en exclusiva Vanitatis días antes.

La pareja se sinceró con María Patiño, que condujo 'Sálvame Deluxe' ante la ausencia del capitán habitual del barco, Jorge Javier Vázquez. Fueron muchas las confesiones que realizaron ante la presentadora y sus colaboradores, que rieron y lloraron con sus invitados estrella de la noche. Uno de los momentos más emotivos fue cuando Patiño quiso conocer cómo había surgido el amor entre ellos. Bigote comenzó a narrar la historia con cierto nerviosismo al revivir el dolor del pasado: “Mi esposa se encontraba muy mal por aquella época y vine cuando me enteré de lo que le había pasado a ella y a su hija Terelu. Sentí una cosa muy bonita. Cuando uno pasa malos momentos...”, decía el cómico chileno hasta que las lágrimas le quebraron la voz. “No llores”, le animó María Teresa a la vez que tomó la palabra para darle un respiro a su pareja.

La que fuese reina de las mañanas, para más tarde cederle el trono a Ana Rosa Quintana y situarse en las tardes de Telecinco con el programa '¡Qué tiempo tan feliz!', cree que la mujer de Edmundo se lo envió antes de fallecer. Sino no encuentra explicación a las casualidades que se sucedieron para finalmente sentar al humorista en su plató y tiempo después abrirle su corazón a un hombre que se encontraba atravesando unos momentos muy duros.

Vea los capítulos más oscuros en la vida de Bigote Arrocet

“Él estaba sufriendo muchísimo y espero que no le moleste que cuente lo siguiente, porque esto lo llevo en el corazón. Él me contó meses después que él no quería venir al programa, porque no tenía ganas de nada, pero que fue su mujer 'la negrita', como así la llamaba cariñosamente, quien le insistió para que fuese: 'Ve a ver a María Teresa que ella te quiere mucho y te va a sentar bien', le decía. Yo creo que me lo mandó ella”, confesó la presentadora mientras su novio trataba de recomponerse.

Tras su paso por el programa '¡Qué tiempo tan feliz!', Edmundo y María Teresa retomaron el contacto a través de whatsapp, pero como amigos en la distancia, dado que Bigote regresó a Chile para atender sus asuntos laborales. Fue por esta vía por la que la periodista le contó un hecho curioso que para ella fue una señal de que el destino le había colocado de nuevo en su camino para ayudarse mutuamente y darse una oportunidad para ser felices.

Según explicaba María Teresa, en su despacho tenía "un álbum repleto de fotografías sin colocar que se estaban amontonando. Nunca se decidía a iniciar esta ardua tarea, ya que las imágenes eran demasiadas, el álbum ni tan siquiera podía cerrarse y le daba “pereza”. Cuando se puso manos a la obra se cayó una única instantánea al suelo. Cual fue su sorpresa, que al recogerla se percató de que la foto era muy antigua, de ella junto a Arrocet, una imagen que ni recordaba haber tomado y que no sabe ni de qué año era, pero que fue recibida como una señal de que debía dar un paso adelante. Ahora, un año y medio más tarde, no se arrepiente de haberse dejado llevar de nuevo por el amor. Edmundo forma parte de su familia, se lleva a la perfección con sus hijas y le ha devuelto la alegría a su vida cuando ella ya no creía en el amor. Igual siente él, que asegura que María Teresa “le aportar mucha paz y tranquilidad” y que en casa “ella es más humorista que él”.

La pareja dio mucho de sí e incluso se animaron a cantar una ranchera en directo. Así fue:

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios