Logo El Confidencial
ASEGURÓ ESTAR EN LA RUINA

Las cuentas de Arantxa Sánchez Vicario, a examen

Hace justo un año, antes de firmar la paz con sus padres, la tenista dijo estar arruinada. ¿Dónde está la fortuna de decenas de millones de euros acumulados en su carrera?

Foto: La extenista en un fotomontaje de Vanitatis
La extenista en un fotomontaje de Vanitatis

“Estoy en la ruina y quiero que mi familia me explique por qué tengo tantas deudas. Hacienda y Luxemburgo me reclaman cantidades que no puedo pagar”. Arantxa Sánchez Vicario, que decía estar “desesperada”, se explicaba así en febrero de 2015 ante el juez en el marco de una querella presentada contra su padre y sus antiguos asesores. Quería saber qué ha ocurrido con un patrimonio próximo a los 45 millones de euros. En julio de ese mismo año llegó a un acuerdo para firmar el fin de las hostilidades; gracias a ese pacto, sus padres podrían continuar viviendo hasta el fin de sus días en el piso de la avenida Diagonal de Barcelona, del que la campeona pretendía echarlos. Este jueves fallecía Emilio Sánchez, como avanzamos en Vanitatis, Marisa Vicario continúa teniendo un techo. Entendemos que ‘Arantxa Sánchez Vicario, la mujer de los 45 millones de euros, completamente arruinada’ es un magnífico titular. Sobre todo si fuesen ciertos la cantidad y el verbo. ¿Lo son? Veamos.

Vida de lujo en Miami

La tenista, instalada en Miami (EEUU) con su marido y sus dos hijos desde hace un par de años, trabaja como directora deportiva en la Metropolitan International School de Miami, en el distrito de Wynwood, y capitanea con especial mimo la Arantxa's All-Stars Summer Sports Camp, donde en verano da clases de tenis a los más jóvenes. El año pasado entrenó en tierra batida a la tenista danesa Caroline Wozniacki y es embajadora del circuito WTA. Trabajo no le falta.

También supimos que a lo largo de 2016 debería recibir las llaves de un espectacular apartamento en una de las torres gemelas Paraíso Bay, en el barrio residencial Edgewater. La compra no bajaría de los 725.000 euros. Uno de los letrados de Arantxa aseguró a este medio que su nombre figuró como mero reclamo publicitario de la promotora, Related Group, junto al del DJ David Guetta y el astro de la NBA Manu Ginobili. Sin embargo, fuentes comerciales de la misma promotora aseguraron a este medio que la compra sobre plano se había cerrado. La prensa norteamericana también se hizo eco de ello.

El dinero en el extranjero

Cuando la tenista comienza a ganar dinero de verdad, como tantos deportistas de élite, decide construir un entramado societario que le resulte fiscalmente ventajoso, lo que no es ilegal, pero sí aducir que tu residencia está en Andorra cuando vives en España. Ocurrió a finales de los 80 y primera mitad de los 90 y eso nos lleva a sus problemas con el fisco. En 2009, el Tribunal Supremo confirmó una sentencia de la Audiencia Nacional según la que Arantxa debía pagar una multa de 3,5 millones más intereses por evasión fiscal. Hacienda cobró su dinero a través de un aval del Banco Sabadell, que lo recuperó de un contraaval suscrito con el Banco de Luxemburgo. En esa entidad disponía de una cuenta que le gestionó durante años su representante, International Management Group (IMG).

Cuando Hacienda se puso tras la pista de la tenista, esta inició su batalla contra sus padres
Cuando Hacienda se puso tras la pista de la tenista, esta inició su batalla contra sus padres

Arantxa disponía entonces de algo más de 7 millones de euros. Sin embargo, en 2002, el Banco de Luxemburgo había decidido anular el contraaval suscrito, por lo que en 2006 su padre retiró los fondos y los trasladó a otra entidad. De modo incomprensible, el Sabadell consiguió cobrar su dinero del banco luxemburgués. El problema para la tenista le sobreviene cuando esta segunda entidad pretende recuperar su dinero (unos 5,2 millones) y se encuentra con una campeona de Roland Garrós que dice tener una mano delante y otra detrás. Sin embargo, su fortuna actual, repartida entre Andorra y Suiza, debería rondar al menos los 10 millones.

Un ingente patrimonio inmobiliario

No parece el tipo de vida que llevaría lo que el común de mortales entendemos por alguien en la ruina. Menos aún si echamos la vista atrás para ver qué propiedades inmobiliarias ha acumulado la tenista a lo largo de sus muchos años de éxitos: un ático en Sant Cugat, un adosado en Andorra, dos apartamentos en Port Ginesta, dos apartamentos y un solar en S’Agaró, un apartamento y plazas de aparcamiento en Sant Just Desvern, tres locales comerciales en Premià de Mar, una casa en Puigcerdà, un chalé con terreno en Formentera, el piso de Avda. Diagonal donde continuará viviendo su madre y la joya de la corona, una soberbia mansión de tres plantas y 750 metros cuadrados en Ciudad Diagonal, muy próxima a la de Shakira y Piqué, y que vendió hace un par de años.

Hemos consultado el Registro de la Propiedad y no consta ninguno de esos inmuebles a su nombre. Casi todos están vendidos y quedarían, escriturados a nombre de una de sus sociedades fiduciarias, el piso de la Diagonal y uno de los dos apartamentos de S’Agaró. El valor sumado de todas las propiedades rondaría los 18 millones de euros y aun restando estas dos últimas, la cantidad continúa siendo boyante.

Esto nos lleva a una conclusión que reviste forma de doble incógnita: ¿dónde ha ido a parar el dinero obtenido de esas ventas? Y si aunque Arantxa fue muy buena en lo suyo, nunca llegó a ingresar el equivalente de Roger Federer o Novak Djkovic, ¿quién y con qué intención filtró que su supuestamente volatilizada fortuna alcanzaba los 45 millones?

Las cuentas de Arantxa Sánchez Vicario, a examen

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios