Logo El Confidencial
EN SUS ESCAPADAS A SEVILLA

Alfonso Díez cambia a los Alba por los Medinaceli

El viudo de la duquesa de Alba no ha vuelto a pisar Dueñas desde el día de enero de 2015 en el que salió para siempre. Cada vez que vuelve a Sevilla se hospeda en otro palacio, uno de la casa ducal de Medinaceli

Foto: Alfonso Díez, conde viudo de Alba, en una imagen de archivo (Gtres)
Alfonso Díez, conde viudo de Alba, en una imagen de archivo (Gtres)

En enero de 2015, el viudo de la duquesa de Alba abandonaba para siempre del palacio de Dueñas, la que fue residencia conyugal del matrimonio. Alfonso Díez salía de su nido de amor acompañado de Jonás, el perro. Atrás quedaban recuerdos y confesiones con su esposa y compañera de confidencias. En octubre de 2011, la aristócrata Cayetana y el funcionario de la Seguridad Social establecieron su residencia en el palacio de Sevilla tras su enlace religioso.

Dos meses después de fallecer Cayetana de Alba, Díez regresaba a su domicilio de la calle Rafael Calvo de Madrid. Desde entonces está arropado por sus hermanos, sobrinos y amigos. El funcionario, ya jubilado, ha regresado a Sevilla en varias ocasiones, pero nunca más se ha vuelto a hospedar donde viviera su amor con la duquesa. No obstante, aunque Dueñas no ha vuelto a pisarlo, no significa que cuando acude a la capital hispalense no se aloje en un palacio.

El viudo de doña Cayetana ha cambiado una casa ducal por otra. Ha sustituido a los Alba por los Medinaceli. Alfonso ya no pernocta entre las paredes del palacio favorito de su esposa. Ahora lo hace en un palacio propiedad del hijo de la fallecida Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa, conocida popularmente por Mimi. Cuando Alfonso Díez regresa a Sevilla se hospeda en uno de los hoteles de Ignacio Segorbe, hijo de la aristócrata sevillana Mimi.

Ignacio Medina, duque de Segorbe, en una imagen de archivo (Gtres)
Ignacio Medina, duque de Segorbe, en una imagen de archivo (Gtres)

El viudo de la duquesa se hospeda en La Casa de la Judería. El duque de Segorbe, tío paterno de Rafael y Luis Medina, es quien se encarga de que se sienta como en casa cuando regresa a la capital andaluza. Al principio al viudo duque de Alba no le querían cobrar cuando se alojaba en este palacio, pero Alfonso se negaba a dicha gratuidad. Así que actualmente tiene precio de amigo o de "igual" aunque sea en calidad de consorte.

En enero de 2015, Alfonso Díez comenzaba una nueva vida alejado de los Alba. Atrás quedaba su estancia en la residencia sevillana que fue de Cayetana. El día de su marcha se despidió uno a uno de todo el personal que trabaja en el palacio llevando a cabo el mantenimiento y funcionamiento del inmueble. Aquel día se vivió con mucha emoción aquel 'hasta siempre' al duque consorte de Alba, que nunca ejerció como tal. Los tres jardineros -los dos Pacos y Próspero-; el chófer, Miguel Ángel; la cocinera, Rosa; las señoras de la limpieza, Socorro, María José y Conchi; el portero, Manuel; Pepe "el todo oficios" y Francisco Espinar, el cuidador de perros y quien fuera otrora chófer de Cayetana Alba.

Alfonso Díez cambia a los Alba por los Medinaceli

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios