Logo El Confidencial
tiene dos niños y lleva cinco años con su pareja

Amaia Salamanca cumple 30 años: 'parón' televisivo y estabilidad personal

La actriz saltó a la fama en el año 2008 gracias a 'Sin tetas no hay paraíso' y se ha convertido en una de las mujeres más elegantes de España

Foto: Amaia Salamanca en una imagen de archivo (Gtres)
Amaia Salamanca en una imagen de archivo (Gtres)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Si no te suena la cara de Amaia Salamanca, es que llevas una década escondido en una cueva sin televisión, ni internet ni revistas. Este 28 de marzo, la actriz madrileña cumple 30 años convertida en una de las caras más reconocibles de la pequeña pantalla. Sin embargo, su carrera ha sufrido en los últimos meses un 'parón', al menos en lo que a papeles protagonistas se refiere. En la última serie en la que participa, 'La embajada', el peso del rol principal cae sobre los hombros de Belén Rueda. ¿Qué ha pasado con una de las actrices más prometedoras de su generación?

Amaia Salamanca y Miguel Ángel Silvestre (Gtres)
Amaia Salamanca y Miguel Ángel Silvestre (Gtres)

La cara de Amaia estará siempre relacionada con Catalina, su papel en la serie 'Sin tetas no hay paraíso'. El culebrón, que se estrenó en el año 2008, fue todo un fenómeno de masas y lanzó al estrellato a sus dos protagonistas: Cata y el Duque. O lo que es lo mismo: Amaia Salamanca y Miguel Ángel Silvestre. En realidad, su debut había sido dos años antes en la serie 'SMS: sin miedo a soñar', pero fue gracias a 'Sin tetas' como su carrera despegó, llegando incluso al cine con la comedia 'Fuga de cerebros'. Amaia se atrevió con el teatro en la obra 'La marquesa de O', y en el año 2010 se metió en el papel de la Reina Letizia en una miniserie de dos episodios que narraba su historia de amor con Felipe VI

Un año después, enarcaba a Alicia Alarcón en 'Gran Hotel', proyecto que enlazaba con su aparición en 'Velvet'. Sin embargo, en la cuarta temporada de la serie su personaje ha desaparecido (salvo algun acto de presencia esporádico), y cada vez se prodiga menos en alfombras rojas y eventos, salvo en citas tan inapelables como los premios Goya, donde apareció tan elegante como siempre y luciendo una figura envidiable para una madre de dos niños. 

Está claro que la llegada de Olivia y Nacho han sido un punto de inflexión en el ritmo de trabajo de la actriz. Durante su primer embarazo, los guionistas de 'Velvet' decidieron que su personaje estuviese también en espera para facilitar su trabajo. Su primogénita nacía en el año 2014 y tanto ella como su pareja, el empresario Rosauro Varo, se mostraban felices con su niña, a quien bautizaron en Salamanca. Siempre discretos en su vida privada, intentan que sus hijos lleven una infancia normal. De hecho, cuando el pasado septiembre nacía Nacho, la actriz ni siquiera posó ante los fotógrafos que esperaban a las puertas del hospital, como sí hizo en el caso de Olivia. Rosauro y Amaia salieron por la puerta de atrás y tuvieron que pasar varios días hasta que conociéramos el nombre del bebé, del que nunca se ha visto ni una fotografía.

Amaia Salamanca y Rosauro Varo paseando con su hija por Madrid (Gtres)
Amaia Salamanca y Rosauro Varo paseando con su hija por Madrid (Gtres)

Siempre muy esquiva a la hora de hablar de matrimonio ("estáis obsesionados con lo de casarnos", aseguraba hace unos meses en Vanitatis), la actriz parece haber alcanzado la plenitud personal y un fluido ritmo de trabajo, si bien se ha despedido de los papeles principales y de las campañas publicitarias. Al menos, por el momento.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios