Descubrimos al extraño propietario del ático de Mario Vargas LLosa en Madrid
  1. Noticias
El nobel está implicado en 'los papeles de panamá'

Descubrimos al extraño propietario del ático de Mario Vargas LLosa en Madrid

El premio Nobel no solo tuvo una 'offshore express' vinculada al despacho de Mossack Fonseca. Su piso en Madrid está a nombre de una sociedad que no está afincada en España

placeholder Foto: Mario Vargas Llosa delante de la fachada de su piso en Madrid (Vanitatis)
Mario Vargas Llosa delante de la fachada de su piso en Madrid (Vanitatis)

Mario Vargas Llosa empezó la semana de manera sublime. Estrenó sus ochenta años recibiendo un multitudiario homenaje en La Sorbonacon motivo de la presentación de los dos volúmenes de sus novelas en la colección Bibliothèque de la Pléiade. Un honor que, según manifestó, lehacía más feliz que el Nobel: "Quizá sea mejor la Pléiade. El Nobel te entierra en vida. Te conviertes en un monumento de piedra. Los libros son algo mucho más cálido". En este momento de felicidad estuvo acompañado de su hijo Álvaro y su pareja,Isabel Preysler, que no deja de propinarle escándalos rosas, que él encara con una sonrisa enamorada. Ayer, sin embargo, supimos que elescritor peruano, junto a su exmujer,Patricia Llosa Urquidi, fundó la sociedadTalome Services a través del despacho panameño Mossack Fonseca. Días después la disolvía, justo antes de recibir el Nobel. Corría el año 2010.Talome Services está radicada en lasIslas Vírgenes Británicas, un territorio considerado como paraíso fiscal tanto por España, donde reside y está nacionalizado el escritor, como por la Unión Europea. Pero hay más.

[Especial 'Los papeles de Panamá': destapamos a Mossack Fonseca, la gran trama de las sociedades 'offshore']

Una empresa holandesa, detrásdel piso de Llosa

Entre los 11,5 millones de documentos internos de Mossack Fonseca a los que han tenido acceso El Confidencial y La Sexta también apareceque la dirección postal asociada tanto al literato como a su exmujer en su condición de accionistas de Talomees la de lavivienda familiar de la calle Florade Madrid. Aunque aún no se ha materializado el divorcio entre Patriciay el escritor, ya tienen repartidas las propiedades, como contamos en Vanitatis. Y este lujoso ático de 283 metros cuadrados con una terraza de 29 metros a un paso de Ópera y el Palacio Real se ha quedado en manos del nobel. Allí es donde atiende ahorasu joven secretaria, Fiorella, y hasta hace poco residía Patricia. De hecho, es el domicilio en el que ella figuraba censada antes de separarsede Mario y mudarse a Lima.

El áticoestá ubicado en un edificio de mediados del siglo XIX,al lado del monasterio de las Descalzas Reales.Lo que llama la atención es que esta imponente propiedad que guarda con celo la biblioteca del nobel pertenece auna empresa holandesa denominada Fulcrum BV, según los datos que constan en la inscripción que se hizo en el mismo el 26 de julio de 2000 y que Vanitatis ha obtenido del Registro de la Propiedad. La vivienda, eso sí,no tiene ninguna carga.Al precio medio del metro en el distrito centro de Madrid, la vivienda tiene un valor superior a1,1 millones de euros, según los datos que aporta el portal Idealista.

Las ventajas fiscales de la BV del nobel

Es difícil llegar a conocer los verdaderos titulares de una sociedad instrumental como una BV. Sin la ficha del registro de la propiedad probablemente no hubiéramos relacionado nunca a Vargas Llosa y a Patricia Llosa con Fulcrum BV.Curiosamente cuando uno mete la frase que encabeza este párrafo en Google, lo primero que le sale es una detallada explicación del bufete de abogados Mossack Fonseca.

Allí explican que "las BV son el equivalente a las Sociedades de Responsabilidad Limitada en España"y detallan que se "utilizan a menudo en estructuras de planificación tributaria como entidad tenedora y/o financiera. Lacombinación de la exención de las participaciones y la amplia gama de convenios fiscales celebrados por los Países Bajos permite beneficiarse de ahorros fiscales en las distribuciones de beneficios provenientes de las inversiones que son, en todo caso, propiedad de accionistas residentes no holandeses de la sociedad de responsabilidad limitada holandesa". En suma, una BV es una herramienta que permite jugar con ciertas ventajas fiscales.LaBV del escritortiene su sede en la ciudad holandesa de Delft, a mitad de caminoentre Róterdam y La Haya,y en concreto en un edificio de oficinas de la calle Martinus Nijhofflaan. Y de aquí arranca el mencionado laberinto de titulares.

Vargas Llosa y la tentación de evadir

"La corrupción es la mayor amenaza en América latina". Es una de las frases que pronunció el escritor durante su seminario 'Vargas Llosa: cultura, ideas y libertad', ante el presidentedel Gobierno español, Mariano Rajoy, los expresidentes José María Aznar y Felipe González, y los exmandatarios colombianos Andrés Pastrana y Álvaro Uribe en la Casa de América el pasado 29 de marzo.

La pareja de Isabel Preysler lanzó su voz a favor de la honestidad delante delos expresidentes de Chile, Sebastián Piñera, y Uruguay, Luis Alberto Lacalle, así como de empresarios como el mexicano Ricardo Salinas Pliego,escritores como el nobel de LiteraturaOrhan Pamuk, Carlos Alberto Montaner y Fernando Savater, entre otros.Vargas Llosaseñaló entonces que "la corrupción es un mal que atrae el desencanto social hacia las autoridades, al ver cómo persiste este problema que crea impunidad que aprovechan algunos en sistemas democráticos para enriquecerse".

Y entre tanto valor ético y moral, el autor también suelta alguna perla que dejaclara su posición respecto a los evasores de impuestos:"Si un gobierno abruma con impuestos, los contribuyentes se ven tentados a evadir", dijo en su ensayo 'Contra la banalización de la cultura', como recordó El Confidencial. Mensajes que, Fulcrum DV mediante,podrían ahora cobrar sentido.

¿Tienes un dispositivo móviliOSoAndroid?Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS,pincha aquí,y para Android,aquí.

Mario Vargas Llosa Papeles de Panamá
El redactor recomienda