Esto es lo que hizo Mario Conde 48 horas antes de ser detenido
  1. Noticias
SU ÚLTIMA GRAN FIESTA

Esto es lo que hizo Mario Conde 48 horas antes de ser detenido

Ninguno de los presentes en el restaurante marbellí en el que se celebró un homenaje al que acudió el exbanquero se podía imaginar que dos días después sería esposado y luego ingresaría en prisión

Ha sido la última fiesta de Mario Conde. Apenas 48 horas antes de que la Guardia Civil se plantara en su casa de Madrid para leerle sus derechos y llevarle al calabozo, el exbanquero estuvo en Marbella disfrutando del homenaje que el vizconde de Portocarrero, José Carlos de Salamanca, organizó a su suegro y buen amigo de Mario Conde, Diego Fuentes, quien fuera director regional de Banesto en Andalucía.

[Lea aquí: Detención de Mario Conde: así son los hijos y el yerno del ex de Banesto]

La fiesta tuvo lugar este sábado en el restaurante El Gamonal de San Pedro Alcántara. El origen de la celebración era la mejoría del estado de salud del homenajeado tras sufrir una importante enfermedad. Además de Conde, se dieron cita otros exdirectivos de Banesto. En el sarao no faltó 'de ná', como dicen en Andalucía. Incluso hubo buen flamenquito a cargo de la cantaora jerezana María José Santiago, quien con sus originales canciones hizo que el exbanquero, un apasionado del cante jondo, se levantara en más de un ocasión al grito de 'olé', según narran a Vanitatis fuentes presenciales.

En la mesa donde se sentó Conde hubo chascarrillos de todo tipo. Incluso se habló de los papeles de Panamá. De hecho, según cuentan a este medio, en un momento de esa conversación, y medio en serio medio en broma, Conde comentó: “Pues no os riáis porque con todos los nombres que están saliendo ya mismo sale el mío”. Lo que no se podía imaginar es que unas horas después de ese comentario sería detenido y que ingresaría en prisión, aunque no por tener ninguna sociedad 'offshore', sino por repatriar 13 millones que saqueó de Banesto.

El gran protagonista de la fiesta

La presencia de Conde fue una sorpresa para todos. De hecho, se convirtió en el verdadero protagonista, más que el propio homenajeado. No hubo nadie que no se hiciera una fotografía con él. Incluso en un momento dado, el ahora encarcelado cogió el micrófono e hizo su propio discurso improvisado para su querido amigo. La comida se alargó hasta las ocho de la tarde en un ambiente totalmente festivo. A la hora de marcharse, Conde se despidió uno por uno de todos los que acudieron al homenaje y dijo que se iba a la finca que tiene en Sevilla, donde tenía previsto asistir a una cena con amigos. Horas después la benemérita le leía sus derechos y le detenía.

Vanitatis ha podido hablar con la familia del homenajeado, quienes solo tienen buenas palabras para el exbanquero: “Mario fue simpatiquísimo en la fiesta y con Diego se ha portado de maravilla. Ha estado en todo momento pendiente de su enfermedad y llamaba a diario para saber cómo evolucionaba”. También hemos hablado con el dueño del restaurante, Antonio Torres, que además de confirmar la celebración, aseguró que el banquero “se mostró cordial con todo el mundo, incluso con el personal;estaba muy alegre y ninguno de los allí presentes podíamos imaginar que unas horas después iba a ser detenido”. Seguro que él tampoco.

¿Tienes un dispositivo móviliOSoAndroid?Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS,pincha aquí,y para Android,aquí.

Mario Conde Banesto Noticia Positiva
El redactor recomienda