Logo El Confidencial
BUSCAN FECHA PARA EL VERANO DE 2017

¡Bodón a la vista! Fernando Verdasco le pide matrimonio a Ana Boyer

Ella ha contestado afirmativamente y ya está buscando el lugar y la fecha adecuados para el enlace. Las familias también están enteradas

Foto: Fernando Verdasco y Ana Boyer en un fotomontaje de Vanitatis
Fernando Verdasco y Ana Boyer en un fotomontaje de Vanitatis

Ana Boyer será la próxima novia en el clan Preysler y no su madre. O, al menos, esos son los planes. Y no se vestirá de blanco por motivos comerciales, como suele ser lo habitual en el mundo de las mujeres de la saga, sino que esta vez será de verdad. Su novio, Fernando Verdasco, le ha pedido que se case con él y ella ha respondido afirmativamente. Así lo confirman a Vanitatis amistades del tenista, que no ha tenido problemas a la hora de comunicar esta feliz decisión a su entorno más cercano y por supuesto a su familia. A pesar de estas informaciones, los protagonistas de la historia han echado balones fuera y han megado la noticia en su perfil de Twitter. "Para contestar las preguntas que nos están haciendo al respecto, queremos aclarar que la noticia sobre nuestra boda es falsa. Gracias!", han dicho.

Por ahora, no hay petición de mano oficial. Habrá que esperar unos meses para que esto suceda y dadas las fechas es muy posible que coincida con las Navidades. Aunque aún quedan muchos meses por delante, la pareja ya baraja lugares, 'catering', música y, en el caso de Ana, quién le haría su traje nupcial. Hasta ahora la firma Pronovias ha sido la empresa patrocinadora de Isabel Preysler y sus hijas, pero la irrupción de Tamara Falcó en el mundo del diseño podría trastocar esa relación. De hecho, Ana lució en la boda suiza de Alia El Assir, celebrada en Gstaad el pasado fin de semana, un vestido de pedrería muy parecido a los que aparecen en el catálogo de los Palatchi firmado por su hermana.

La fecha definitiva dependerá del calendario de torneos del tenista, aunque el pensamiento de la pareja es que su matrimonio se celebre en el verano del 2017. Al menos, esa es su intención, buscando una fecha que le permita competir en los cuatro Grand Slam del circuito, en los que el futuro marido ha participado desde el año 2003 hasta el 2016 con mayor o menor éxito. Verdasco se encuentra actualmente en el puesto 49 en el ranking ATP y su mejor posición la consiguió en el 2007 alcanzando el séptimo lugar.

En aquel momento, no imaginaba que Ana Boyer se convertiría siete años después en la mujer de su vida. Y su encuentro también fue casual porque hasta que no coincidieron en un concierto de Enrique Iglesias al que Verdasco acudió con su hermana pequeña, sus mundos no tenían nada que ver. Esa noche pidió que le presentara a la pequeña de la casa a su hermano Enrique. Y así fue. No volvieron a verse hasta el verano siguiente, que coincidieron en Ibiza y se hicieron novios.

El día que coincidieron en un concierto de Enrique Iglesias (Gtres)
El día que coincidieron en un concierto de Enrique Iglesias (Gtres)

Una sólida pareja

A diferencia de sus hermanos, la vida amorosa de Ana no ha sido llamativa. Públicamente solo se le ha conocido esta pareja seria. Cuando murió Miguel Boyer, Verdasco, que se encontraba en China participando en un torneo, voló a Madrid para estar con su novia. Ese día también se conocieron los padres de Verdasco e Isabel Preysler.

Ana, que ya era independiente económicamente, vivía en la mansión de Puerta de Hierro. La abandonaría nueve meses después del fallecimiento de su padre para irse con su novio a un ático con piscina en Madrid, justo cuando Mario Vargas Llosa se instaló en la casa familiar. Hace unos meses pidió una excedencia en la consultora Bain & Co para acompañar a su novio en su carrera deportiva. El resultado de la convivencia ha sido espléndido y de ahí que hayan decidido contraer matrimonio, aunque hace un mes no estuviera en sus planes inmediatos. Al menos así lo confirmó ella misma en su último 'photocall' como imagen de unas chancletas.

Ana Boyer se instala en el búnker de Esther Koplowitz
Ana Boyer se instala en el búnker de Esther Koplowitz

Fernando Verdasco proviene de una familia tradicional, amplia, trabajadora y unida, donde los abuelos, tíos, primos y familiares en segundo y tercer grado mantienen una excelente relación y suelen compartir acontecimientos importantes o almuerzos dominicales todos juntos. Son propietarios de locales emblemáticos como La Bola (dicen que uno de los mejores cocidos madrileños lo sirven ahí), que fundó la abuela Rayua, el Café de Chinitas y La Cañada en Boadilla del Monte, donde había dos canchas para los clientes que sirvieron para que el niño Fernando empezara a entrenarse.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios