Logo El Confidencial
POLÉMICA ECLESIÁSTICA EN EL ENLACE DE LUIS MARTÍNEZ DE IRUJO

¿La boda de los Alba fue ilegal? El duque nos lo aclara

La boda de Luis Martínez de Irujo en el palacio de Liria podría no haberse celebrado bajo las normas de la iglesia. Hablamos con el jefe de la casa ducal para que nos explique qué ha pasado

Foto: Carlos Fitz-James, duque de Alba, en una imagen de archivo (Gtres)
Carlos Fitz-James, duque de Alba, en una imagen de archivo (Gtres)

La polémica está servida. La boda de Luis Martínez de Irujo y Adriana Medina celebrada este sábado en los jardines del palacio de Liria no se ajustaría a las reglas que mantiene el arzobispado de Madrid con respecto a las bodas religiosas.

Como se puede demostrar en las imágenes del enlace publicadas en exclusiva por Vanitatis, el momento del 'sí quiero' tuvo lugar en uno de los exteriores del palacio, donde colocaron un tapiz de una escena de la Biblia tras un altar improvisado. He aquí la polémica, pues la Iglesia no autoriza la celebración de sacramentos en lugares que no sean templos consagrados, como ha recordado 'LOC'.

Vanitatis se ha puesto en contacto con el duque de Alba, propietario del palacio y jefe de la casa ducal, que no ha querido entrar a valorar la polémica, aunque sí en aclararla. “No era mi boda, sino la de mi sobrino. Yo era un invitado y, por lo tanto, no tengo que ver con la organización. De todas formas quiero decir que todo está en regla. Ganas de polemizar. Y no tengo nada mas que decir”.

Lo curioso es que en el palacio de Liria hay una capilla consagrada, donde se oficiaba misa los domingos mientras vivió la duquesa Cayetana, y en la que sí se pueden celebrar liturgias religiosas, como es el sacramento del matrimonio.

Imagen del altar elegido por los novios para su enlace (Vanitatis)
Imagen del altar elegido por los novios para su enlace (Vanitatis)

Sin embargo, parece que finalmente el enlace sí se habría celebrado acorde a las normas que exige el arzobispado. Según explican a Vanitatis, el sacerdote amigo de la familia y confesor personal de la duquesa, Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp, ofició media hora antes los votos en la capilla del palacio de Liria en una ceremonia totalmente íntima. En ese momento solo estaban los novios y sus padres, que actuaron como padrinos y testigos: María Hohenlohe y José Luis Marín.

Después fue cuando celebraron una misa de Acción de Gracias con la eucaristía en el jardín, para la que no hace falta aprobación del arzobispado. Estas misas se pueden hacer en domicilios, en el campo o en la plaza de Colón, como sucedió con la visita del papa. “No hubo excepciones ni incumplimientos”, como afirman desde el entorno de la Casa de Alba.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios