Logo El Confidencial
'ot: el reencuentro'

Bustamante, Rosa López y Nuria Fergó: el 'síndrome OT' les hizo ir al psicólogo

Pasaron de ser unos ciudadanos más a convertirse en ídolos de masas de un día para otro. Los tres exconcursantes no han tenido problema en reconocer que necesitaron un profesional para sobrellevar esta situación

Foto: Montaje realizado por Vanitatis
Montaje realizado por Vanitatis

Una joven de 20 años que va de pueblo en pueblo con su hermano al organillo, una malagueña Miss Simpatía actriz secundaria de televisión de 22 años y un albañil de 19 años pasan, en apenas unos meses, de ser unos completos desconocidos a convertirse en tres de los rostros más reconocidos de la televisión y el mundo de la música en España. Millonarios de la noche a la mañana, ¿cómo afrontar el cambio en sus vidas?

[Pincha aquí para ver todos los memes del programa]

Ese fue el reto para Rosa López, Nuria Fergó y David Bustamante. La emisión de la primera parte del documental 'OT: el reencuentro' ha abierto la caja de Pandora, demostrando que no fue fácil volver al mundo real después el concurso. Tras las quejas de Álex por el distinto trato que sufrieron los concursantes y el drama de Geno, quien no supo gestionar el éxito, otros concursantes han ido un paso más allá y han reconocido que decidieron ponerse en manos de profesionales para adaptarse a sus nuevas circunstancias. Ante el estrés, ansiedad e incluso asfixia que les suponía el tremendo éxito que habían cosechado, algo que descubrieron cuando salieron por primera de la academia, los tres pidieron ayuda psicológica.

"Ir a un psicólogo no significa que estés loco", aseguró Fergó en una entrevista para Vanitatis. Para la malagueña, el médico le hizo "las preguntas clave que nunca te harías" y le ofreció las pautas necesarias para tomar decisiones en el marco de popularidad. "Cuando aprendí a sobrellevar todo aquello mejor, dejé de ir. Sigo pensando que todos los que pasamos por ese programa estábamos de psicólogo", añadió.

Fans de 'OT' en la gala para elegir representante para Eurovisión (Gtres)
Fans de 'OT' en la gala para elegir representante para Eurovisión (Gtres)

Desde el Centro de Psicología Álava Reyes apuntan a que "es casi imposible pensar que una persona de esa edad puede tener recursos para hacer frente a ese cambio en sus vidas". El trabajo de los psicólogos que trabajaron con los 'triunfitos' consistió, en gran medida, en "ayudarles en esos momentos a asimilar la situación y que no dejaran de ser ellos mismos, así como enseñarles a desarrollar nuevas habilidades y competencias para afrontar su nueva vida". Entre los retos a los que se enfrentaron estuvo discernir entre la gente con buenas intenciones "y los que se acercaban para aprovecharse o engañarles".

La importancia del apoyo psicológico

"Necesitábamos mil psicólogos cada uno", aseguró Rosa López. Lo cierto es que, durante el programa, los concursantes contaban con una psicóloga con la que tenían sesiones grupales cada semana, además de la posibilidad de reunirse con ella en solitario. Las charlas formaban parte del programa y eran emitidas como un contenido más, incluida la de la famosa bronca entre Chenoa y David Bustamante.

"Todos sabemos que en este tipo de casos si no hay un apoyo psicológico, lo van a pagar tarde o temprano. Es fundamental tenerlo, porque ayuda a desarrollar una inteligencia emocional para convertirse en personas asertivas que defiendan sus derechos; si no, es muy difícil que no se hundan", explica la doctora Álava Reyes. Precisamente ha sido Bustamante uno de los que más problemas tuvo para digerir su éxito. "Hablé con psicólogos, que me ayudaron un montón. Tu vida cambia de una manera tan brutal y tan rápida que necesitas desahogarte", explicó.

"Al principio les reconocen y se sienten halagados, pero llega un momento en el que eso supone una asfixia. Todo el mundo mira lo que hacen, no se pueden permitir hacer lo que la gente normal hace a su edad", añade la doctora. Un problema que llega a afectar también a los más cercanos ante la pérdida de esa intimidad. "Chicos como estos se encuentran con una soledad enorme y un vacío que es muy complicado de llenar".

Pero tan difícil como digerir el éxito es asumir que ya no se está en la cresta de la ola y convertirse en muñecos rotos. "Puede pasar con actrices o músicos que tienen mucho éxito en un momento dado y luego se quedan hundidos en la miseria; les cuesta tanto asumir el paso al anonimato como perderlo".

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios