Logo El Confidencial
te desvelamos todos sus tratamientos

Vargas Llosa, Bono, Tapias o Don Juan Carlos, en busca de la eterna juventud

Aunque por sus trabajos y puestos directivos tienen agendas complicadas, sus citas con especialistas en medicina estética y centros de belleza y salud son sagradas

Foto: Vargas Llosa, Fernández, Bono y Tapias en un fotomontaje de 'Vanitatis'
Vargas Llosa, Fernández, Bono y Tapias en un fotomontaje de 'Vanitatis'

José Bono, el marques de Griñón, Mario Vargas Llosa, Ortega Cano, Juan Abelló, José Blanco, Arturo Fernández, son algunos de los hombres públicos que hace tiempo cumplieron los cincuenta y se han apuntado a un cambio de imagen. Aunque por sus trabajos y puestos directivos tienen agendas complicadas, sus citas con especialistas en medicina estética y centros de belleza y salud son sagradas. Algunos, como Ortega Cano o el que fuera presidente del Congreso, José Bono, no han tenido problema a la hora de confirmar los retoques o los tratamientos capilares y faciales que se hacen habitualmente. Bono comentaba a todo aquel que lo preguntaba que la doctora Mónica Rolando era la artífice de su nueva cabellera en su centro Unidad Médica.

Carlos Falcó con las artífices de su cambio estético (Vanitatis)
Carlos Falcó con las artífices de su cambio estético (Vanitatis)

En el caso del marqués de Griñón, sus salidas a convocatorias sociales tapado con un sombrero justo cuando inició el proceso del implante supusieron una de las imágenes mas llamativas de esos actos. Más tarde se sabría que, por indicación de Esther Doña, se había sometido a una intervención en la clínica de los doctores Millán y Vila Rovira. En su caso, el proceso no fue pelo a pelo sino una técnica denominada 'de banda', menos agresiva y con mejores resultados. Carlos Falcó también aceptó los consejos de su pareja de hecho porque esta, en sus inicios profesionales, tuvo un centro de belleza para hombres cerca de la Gran Vía dedicado al rejuvenecimiento facial a base de complejos vitamínicos y sesiones de Indiba. Feliz y enamorado, ahora presenta un aspecto mucho más saludable que antes de su emparejamiento.

Lea aquí: El marques de Griñón y su rejuvenecimiento a lo Benjamin Button
Lea aquí: El marques de Griñón y su rejuvenecimiento a lo Benjamin Button

La doctora Amaya Jiménez, dermatóloga y una de las expertas en aplicar el Indiba en su clínica AGBiomedic, no solo trata temas de rejuvenecimiento sino también otros que se pueden aplicar para suavizar cicatrices y manchas que, de ser profundas, también se tratan con láser. "A partir de cierta edad aparecen, sobre todo en los hombres, lentigos solares tanto en el rostro cono en las manos". Las manchas avejentan mucho y muchos políticos y empresarios se las tratan. En el caso del Indiba tiene en su centro uno de los aparatos de ultima generación. "Lo que hace es aumentar la síntesis de colágeno y elastina. Es el mayor regenerador de tejido que existe actualmente". Los resultados son visibles en una primera sesión. Testigos de este proceso son empresarios como Juan Abelló, el exministro de Fomento José Blanco y el desaparecido Emilio Botín.

Fernando Fernández Tapias, otro asiduo al centro que dirige Maribel Yebénes, también se apunta a las sesiones de rejuvenecimiento, luminosidad y reafirmación igual que su mujer, Nuria Gonzalez. Son tratamientos pensados para exfoliar, hidratar, limpiar y dar elasticidad a pieles masculinas. La doctora Amaya Jiménez explica que "los hombres recurren a estos tratamientos porque el resultado es más natural y no feminiza los rasgos masculinos. Ellos son más temerosos a los pinchazos. De todas formas, en el caso de empresarios y políticos conocidos también va unido procesos de 'antiaging', que revitalizan". Un ejemplo de este cambio de actitud estética es el rey Don Juan Carlos. En su caso, parece que las terapias de belleza las recibe en Zarzuela.

Una segunda vida afectiva y estética

Demi Moore en una imagen de archivo (Gtres)
Demi Moore en una imagen de archivo (Gtres)

El doctor Simón Dray, amigo y artífice del buen aspecto de Demi Moore, a la que trata desde hace años, considera que es natural que los caballeros también se cuiden y da varias razones para que hombres como Vargas Llosa o Griñon busquen la eterna juventud. "Algunos lo hacen porque tienen una segunda vida afectiva con parejas mas jóvenes para las que los tratamientos de estética y belleza son habituales. Antes los hombres no se cuidaban. Y la imagen es importante tanto si eres personaje público como si no. Lo que es necesario es mostrar un aspecto saludable. Cuando uno se ve joven el espíritu también lo es. Mi consejo es que lo hagan de de manera progresiva, suavemente, que es lo que hacemos nosotros. A mis pacientes les recomiendo dulcificar el aspecto facial a través de tratamiento antiflacidez (HIFU) y mi técnica de la corona. Las arrugas las trato con ácido hialurónico o un regenerador de colágeno y las cremas que llevan mi nombre. A todos los que vienen a mi consulta de esa edad les aconsejo gimnasia y vida sana". Por cuestión de privacidad, ellos siempre evitan dar nombres de sus pacientes mas conocidos.

Arturo Fernández con Massi y Nasrin
Arturo Fernández con Massi y Nasrin

En cambio, con las 'Masumeh' como se conoce a Massi y Nasrin (madre e hija) son los propios clientes los que se fotografían con sus gurús de belleza. Mario Mario Vargas Llosa, Arturo Fernández y Ortega Cano, entre otros muchos personajes VIP nacionales e internacionales como Farah Diba, Noor de Jordania e Isabel Preysler, están fotografiados y enmarcados en su centro. Se instalaron en España hace años y poco a poco se hicieron con una clientela importante. 'Massi', bioquímica formada en Estados Unidos exportó de su país de origen fórmulas milenarias que ha mezclado con los últimos avances de biotecnología. Su tratamiento estrella, el que ha rejuvenecido a Vargas Llosa, es el 'hidrolifting' con caviar y diamantes. El Nobel de 80 años no era muy partidario de las sesiones de belleza hasta que no se enamoró de Isabel Preysler. Fue ella quien lo acompaño la primera vez y desde ese día suelen acudir juntos (o separados) a la clínica dos veces al mes.

El periodista José Balaguer, que dirige una agencia de comunicación propia en la que muchos de sus clientes pertenecen al sector de la medicina estética y regenerativa, explica este cambio de actitud entre los hombres mayores de cincuenta. Además, recuerda el refrán tan utilizado durante años: "el hombre y el oso cuanto ato mas feo mas hermoso" para justificar la dejadez varonil. "Los hombres que pasan de los 50 tienen un nivel adquisitivo alto se han dado cuenta que su estatus social no es ya su única arma de seducción. Ven a otros hombres de su misma edad que aparentan muchos menos gracias a las gran oferta de tratamientos que hay”. Balaguer añade que “ademas, cada vez le dan más importancia al bienestar físico y a la alimentación. Es habitual ver a este tipo de señores sacar en mitad de un almuerzo un pastillero con capsulas formuladas con ingredientes naturales para controlar el colesterol, depurar el organismo e incluso mejorar su actividad sexual”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios