Logo El Confidencial
tras los problemas fiscales de él

Borja Thyssen y Blanca Cuesta dejan Londres y vuelven a España

Blanca y los cuatros niños ya están en su chalé de La Finca de Madrid. Borja, en su casa de Andorra que es donde tiene su domicilio fiscal, como Carmen Cervera

Foto: Borja Thyssen y Blanca Cuesta en una imagen de archivo junto a la baronesa (Gtres)
Borja Thyssen y Blanca Cuesta en una imagen de archivo junto a la baronesa (Gtres)

En agosto del año pasado, Borja Thyssen y Blanca Cuesta se instalaron en Londres con sus cuatro hijos. Alquilaron una casa en el exclusivo barrio residencial de Knightsbridge, al oeste del centro de la ciudad. Parecía que la familia se había aclimatado perfectamente a esa nueva vida, como comentaban los interesados a sus amistades. Los dos hijos mayores iban al colegio y Blanca se ocupaba de la pequeña Kala, de organizar el día a día y de sacar tiempo para ella y poder pintar. Por las informaciones que llegaban a España, el matrimonio vivía feliz y alejado de los comentarios que rodeaban a los Thyssen por sus problemas con Hacienda. También estaban fuera del objetivo de la prensa.

En verano, viajaron a Ibiza como todos los años y navegaron por el Mediterráneo en un barco alquilado y después volvieron a Londres para continuar con su existencia de emigrantes de lujo, que ahora han interrumpido. Tras las Navidades, que pasaron en Gstaad con la baronesa y las mellizas, tal y como informó Vanitatis, tomaron la decisión de volver a su rutina de antes. Tal y como ha confirmado este medio en primicia, han dejado la vivienda alquilada en Knightsbridge porque parece que no estaban a gusto allí. Al menos, esa es la razón para este cambio tan drástico.

Blanca y los cuatros hijos ya están instalados en Madrid, en su chalé de La Finca. Borja, en su casa de Andorra, donde tiene su domicilio fiscal, como Carmen Cervera. Madre e hijo no viven juntos pero casi. Se trata de dos chalés unifamiliares que la mecenas compró hace un tiempo. Uno de ellos se lo regaló a Borja.

La baronesa Thyssen junto a su hijo en una imagen de archivo (Gtres)
La baronesa Thyssen junto a su hijo en una imagen de archivo (Gtres)

Esta separación física del matrimonio es real y necesaria para no tributar en España. Borja, igual que la baronesa, tiene pasaporte suizo y debe pasar 183 días fuera del territorio nacional si no quiere tener problemas con Hacienda, como así ha sido. De ahí que su estancia en el Reino Unido no haya salido como planeaban. La Agencia Tributaria inició varios procedimientos e inspecciones que por ahora han acabado con la petición, por parte del fiscal, de solicitar para Borja tres años de prisión y una multa de 630.000 euros por eludir el pago de los impuestos de la renta y patrimonio. El hijo de la baronesa, a su vez, aseguraba que pasaba esos seis meses fuera de España presentando la documentación pertinente.

A partir de ahora, será Blanca la que viaje con su hijos a Andorra mientras que Borja lo hará en el tiempo que marca la ley.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios